Bar Berlín de Zaragoza: último reducto punk en apuros

Tras casi cuatro décadas de agitación social y cultural, el mítico bar punk ubicado en la calle Luis del Valle se encuentra en situación crítica. Por eso, un grupo de personas cercanas al Berlín han decidido lanzar una campaña para recaudar dinero y evitar su cierre.

Puerta del mítico bar Berlín de Zaragoza, en la calle Luis del Valle.

En septiembre de 1982 abría en Zaragoza el Berlín, el mítico bar punk ubicado en la calle Luis del Valle. Una dilatada historia, llena de grandes momentos, tragos, risas y música. Es lo que le hace único y lo que hace que hasta ahora haya resistido (mejor o peor) muchos embistes.

Hoy, 38 años después corre serio peligro de tener que echar el cierre definitivamente. Por este motivo, un grupo de personas cercanas al Berlín han decidido lanzar una campaña de apoyo recogiendo fondos para evitar su cierre y, al menos, llegar a celebrar el 40 aniversario en 2022. Las personas que quieran pueden aportar lo que puedan desde este link.

"De todos es conocido que el sector del ocio nocturno lleva años de 'capa caída' pero la situación actual de cierre forzoso ha supuesto un gran golpe para el sector y el Berlín no ha podido escapar tampoco de esta situación", advierten en el texto de la campaña.

"La situación actual es grave y de extrema urgencia y por eso pedimos vuestra ayuda. Hay que conseguir bastante dinero y en poco tiempo. Si no el Berlín tendrá que cerrar y con ello también el medio de vida de Tito [persona que lo ha regentado desde sus comienzos] que, a las puertas de la jubilación, se encuentra con este desagradable escenario", añaden en el texto.

"Cada uno podrá aportar en mayor o menor medida pero todo cuenta y echando una mano evitaremos que el 'último reducto punk' de Zaragoza desaparezca para siempre", aseguran.

El Berlín "lleva actuando como centro catalizador de las inquietudes de mucha gente desde el año 1982", siempre "vinculado a la música alternativa (hardcore, punk, rock y trash metal principalmente), y ha sido y es refugio de jóvenes y no tan jóvenes inquietxs con ganas de comerse el mundo o al menos divertirse intentándolo", recuerdan.

Por allí ha pasado lo más granado de la escena aragonesa e internacional punk-hardcore, se han distribuido miles de discos, se han editado bandas -el Berlín también fue sello de discos y continúa colaborando en ediciones-, se han organizado cientos de conciertos, tanto en el propio bar como en otros lugares -siendo centro de operaciones de Zambombo Producciones que en los 90 trajeron a Zaragoza y la península a las mejores bandas del momento, algunas de ellas con fama mundial posteriormente-, se ha dado cobertura a iniciativas de todo tipo.... Y "sobre todo han pasado buenos ratos mucha gente de todas partes a ritmo de música hecha con las entrañas".

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies