Azcón y el Heraldo fabrican un bulo para que la extrema derecha ladre contra Rivarés

El Ayuntamiento de Zaragoza, bajo la tutela de Jorge Azcón, ha utilizado los canales oficiales de comunicación institucional para fabricar un bulo, del que se hacía eco el Heraldo, contra el concejal Fernando Rivarés. La asociación Amical de Mauthausen solicita “explicaciones y una disculpa” al Ayuntamiento de Zaragoza por “intentar encubrir una ofensa a las víctimas del nazismo/fascismo, culpabilizando a un representante democrático”.

Foto: Jorge Marqueta

El grupo municipal de Podemos Equo en el Ayuntamiento de Zaragoza ha denunciado “la utilización partidista de las redes del Ayuntamiento tras sacar una publicación para responsabilizar a su portavoz, Fernando Rivarés, de difundir bulos”. El concejal de la formación morada había denunciado una pintada en el monumento a las víctimas aragonesas en los campos de concentración nazis ubicado en el Parque Grande José Antonio Labordeta de Zaragoza.

Tras la publicación en las cuentas personales del concejal de Podemos Equo, la cuenta oficial del Ayuntamiento de Zaragoza publicaba una comunicación con dos imágenes del monumento recién pintado y con restos de la pintura vandálica e insinuando en su texto que Rivarés había difundido un bulo, con estas palabras: “Por favor, en estos casos es mejor asegurar la veracidad de lo que se denuncia para no propagar bulos en las redes con algo tan sensible”.

La formación denuncia que “es evidente que el monumento ha sido reparado, como se puede comprobar en el mismo tuit del Ayuntamiento si se amplían las imágenes”. Las fotos que comparte la cuenta oficial del Ayuntamiento de Zaragoza “se realizaron después de que las brigadas municipales repintaran el monumento, eliminando casi del todo los rastros del ataque sufrido”.

Desde Podemos Equo mostraban su repulsa ante “un gobierno de la derecha capaz de todo para no incomodar a la ultraderecha y que se ha saltado la imparcialidad de las cuentas oficiales municipales para acusar de difundir bulos a un concejal siendo plenamente conscientes de que la pintada existía y la habían mandado repintar”. Podemos Zaragoza señala que “PP y Cs son rehenes de Vox para que la formación de ultraderecha apoye los presupuestos”.

La formación política considera la actuación del equipo de Azcón “un ataque gratuito a un portavoz municipal elegido democráticamente”, que “lo único que pretendía era denunciar, que no acusar a nadie, este hecho que le hizo llegar la nieta de un represaliado, del mismo modo que la recibieron todos los grupos municipales”.

Por ello, la formación morada en Zaragoza reclama “un uso neutral de las redes sociales que son de todos los ciudadanos y de ningún partido”, y solicita “que el Equipo de Gobierno de explicaciones y asuma responsabilidades por lo ocurrido”.

Por su parte, el concejal Rivarés publicaba en otra de sus redes sociales una mini crónica de lo sucedido: “Veréis abajo mi denuncia en Twitter sobre la agresión sufrida en el monumento a las víctimas aragonesas en los campos de concentración nazis que hay en el Parque Labordeta de Zaragoza. No hay acusación por mi parte, solo denuncia del atentado para que, como siempre hacen, Parques y Jardines lo limpie. La foto la hace, a las 12.22h del 28 de enero, Olga Garde Mainar, nieta de Casimiro Mainar, asesinado en el Campo de exterminio de Mauthausen. Un día después del Día Internacional de las Víctimas del Holocausto”.

Según ha detallado Rivarés, la Asociación Amical de Mauthausen, de víctimas y familiares de los campos alemanes, ha enviado la foto a todos los grupos municipales del Ayuntamiento de Zaragoza y al servicio de Parques y Jardines. "Y yo la hago pública en las redes citando fuentes y advirtiendo al Ayuntamiento. A las 13.52 horas del día del día 29, horas después de mi denuncia, está pintada de blanco, aunque se aprecia perfectamente la insultante pintada con solo ampliar la foto. A las 17.00 horas del viernes 29, la web municipal, que debiera ser un servicio público, niega los hechos y me acusa de bulo. Supuesto bulo del que, sin llamarme, se hace eco Heraldo de Aragón con una foto del reverso no vandalizado del monumento. Manipulaciones, ni una. Falta a la memoria democrática, ni una. Uso partidista del servicio público, ni uno. La verdad siempre acaba brillando”, concluye Rivarés.

Amical de Mauthausen solicita “explicaciones y una disculpa” al Ayuntamiento de Zaragoza

La Delegación en Aragón de Amical de Mauthausen ha enviado un escrito al Ayuntamiento de Zaragoza solicitando “explicaciones y una disculpa”, ya que para esta asociación, creada por supervivientes de los campos entre los que se encontraban varios zaragozanos y aragoneses, “es inadmisible que desde una institución como el Ayuntamiento de Zaragoza se intente encubrir una ofensa a las víctimas del nazismo/fascismo, culpabilizando a un representante democrático de hacerse eco de bulos y mentiras, como también es inadmisible que un medio de comunicación -en referencia al Heraldo- se haga cómplice de esta situación tan bochornosa demostrando la falta de profesionalidad de alguno de sus responsables”.

En la comunicación enviada al alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón, desde Amical de Mauthausen le informan “de los hechos ocurridos recientemente referentes a una agresión que sufrió el monumento a los deportados aragoneses de la ciudad a los campos nazis durante la Segunda Guerra Mundial”.

“Le informamos que gracias a la familia zaragozana del deportado Casimiro Maniar, muerto en el campo nazi de Mauthausen, tuvimos conocimiento de la agresión que había sufrido, el pasado 26 de enero, el monumento dedicado a los deportados aragoneses ubicado en el Parque José Antonio Labordeta de Zaragoza. El viernes 29, desde la Amical de Mauthausen y otros campos trasladamos los hechos a los grupos municipales y al servicio de Parques y Jardines solicitando que se realizasen las gestiones oportunas para devolverlo al estado de dignidad que se merece dicho monumento”, relatan.

Continúan denunciando que “el señor Fernando Rivarés, concejal del grupo Podemos se hizo eco de dicha comunicación, solicitando en redes sociales que se llevase a cabo su limpieza. El resultado ha sido una despreciable mentira por parte de algún responsable de comunicación del Ayuntamiento que usted preside, negando dicha agresión y mostrando una fotografía en las que aún se apreciaban las pintadas realizadas en el monumento”.

“A todo ello se ha unido la vergonzosa actuación del diario Heraldo de Aragón que, sin contrastar la noticia, se hizo eco del comunicado municipal, perdiendo el respeto al concejal zaragozano y mostrando una fotografía de la cara posterior del monumento para demostrar que se hallaba intacto”, denuncian.

“Alguien tiene que dar explicaciones y pedir disculpas, al señor Fernando Rivarés a los familiares de Casimiro Mainar y, por extensión, a las familias de las víctimas aragonesas del nazismo”, concluyen.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies