Asociaciones ecologistas recuerdan que la restauración de la biodiversidad pasa por la conservación del lobo

En Aragón, según la Directiva Hábitat (Anexo IV), es una especie protegida (3) que, tras ser extinguido, hoy posee un ejemplar en Pirineos y otro en Monegros, que no han supuesto la causa del declive de la ganadería extensiva y de la despoblación del mundo rural en el territorio

ecologistas
Foto: FCQ

La Fundación para la Conservación del Quebrantahuesos (FCQ); SEO/BirdLife; ANSAR; Fondo Natural; Ecologistas en Acción; y Amigos de la Tierra han hecho pública una nota de prensa conjunta en la que trasladan su apoyo, tanto al Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, como al director general de Medio Natural y Gestión Forestal del Gobierno de Aragón, Diego Bayona. "Ahora más que nunca necesitamos personas coherentes, que busquen dialogo para la coexistencia y se alejen de la radicalidad. Sin un medio ambiente bien conservado, no habrá bienestar social", apuntan.

Califican el pasado viernes como un día histórico tras la votación favorable en la Comisión Estatal para el Patrimonio Natural y la Biodiversidad de la inclusión del Lobo en el Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial. "Posiblemente Félix Rodríguez de la Fuente estaría hoy orgulloso de esta sabia decisión y más ahora con la mayor crisis conocida de conservación de la biodiversidad, de la cual el Lobo ibérico como sanitario de la naturaleza, es una pieza fundamental, al ser una especie clave en el equilibrio de los ecosistemas", subrayan.

Además, explican que numerosos estudios científicos han concluido que los predadores son especies clave en el equilibrio de los ecosistemas, al mitigar enfermedades mediante la reducción de animales hospedantes, evitando enfermedades zoonóticas como el COVID-19 (1). "Si los ecosistemas están correctamente conservados y su biodiversidad en equilibrio, los virus se distribuyen entre especies sin afectar al ser humano, pero cuando la naturaleza se altera o destruye, se debilitan los hábitats naturales y se facilita la propagación de patógenos, aumentando el riesgo de contacto y transmisión al hombre", señalan.

En el Estado español, según el último censo de Lobos (2) realizado entre 2012 y 2014, se estima una población entre 1.500 y 3.000 (unas 300 manadas). Su estatus de protección legal no es uniforme, al Sur del Duero está incluido en los Anexos II y V de la Ley del Patrimonio Natural y la Biodiversidad, como especie de interés comunitario y que requiere de una protección estricta; y al Norte del Duero, sus poblaciones están incluidas en el Anexo VI, como especie cuya explotación puede ser objeto de medidas de gestión cinegética. En Aragón, según la Directiva Hábitat (Anexo IV), es una especie protegida (3) que, tras ser extinguido, hoy posee un ejemplar en Pirineos y otro en Monegros, que no han supuesto la causa del declive de la ganadería extensiva y de la despoblación del mundo rural en el territorio.

Cabe recordar que en noviembre de 2020 se presentó un borrador para actualizar la Estrategia para la Conservación y Gestión del Lobo (4), que propone la protección de todas las poblaciones del Estado español, tal y como aconsejó el dictamen del Comité Científico, con el objetivo de lograr la conservación, gestión y restauración de poblaciones viables, como parte integral de los ecosistemas asegurando la coexistencia con el ser humano. Para garantizar la conservación a largo plazo de la especie se propone alcanzar las 350 manadas de lobo en el Estado español para el año 2030, reducir la persecución ilegal del lobo y aumentar entre un 10 y un 20% el área de distribución actual para el año 2030.

"Estos días hemos visto con perplejidad ciertas declaraciones populistas, que solo alientan el enfrentamiento y representan un inmovilismo, no dispuesto a debatir soluciones con medidas de coexistencia ya contempladas en la futura PAC. No hay que olvidar que la PAC es la financiación pública del presupuesto de recursos naturales y medio ambiente de la UE, por la cual Aragón recibe anualmente 500 millones de euros para agricultores y ganaderos. Además, la PAC conlleva obligaciones y condiciones entre las que se encuentra la conservación de la biodiversidad siendo el Lobo una parte esencial", finalizan desde dichas organizaciones ecologistas.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies