Arrancan "con discreción", por las presiones del Estado español, los testimonios de la querella argentina contra los crímenes franquistas

Diversas personas querelladas contra los crímenes del franquismo han declarado a través de videoconferencia ante la jueza María Servini de Cubría desde el pasado 17 de febrero, y durante cuatro días consecutivos, desde una sala de la embajada Argentina en Madrid. Tras varios intentos fallidos, debido a las presiones del gobierno español y con un sigilo máximo para que las presiones no volvieran a arruinar el trámite procesal de los testimonios, el primero en declarar fue Cecilio Gordillo, coordinador del Grupo de Trabajo 'Recuperando la Memoria de la Historia Social de Andalucía' (RMHSA) de CGT, quien realizó una exposición sistematizada del …

Construcción con trabajo esclavo del 'canal de los presos' para el Bajo Guadalquivir. Foto: RMHSA (CGT)
Construcción con trabajo esclavo del 'canal de los presos' para el Bajo Guadalquivir. Foto: RMHSA (CGT)

Diversas personas querelladas contra los crímenes del franquismo han declarado a través de videoconferencia ante la jueza María Servini de Cubría desde el pasado 17 de febrero, y durante cuatro días consecutivos, desde una sala de la embajada Argentina en Madrid.

Tras varios intentos fallidos, debido a las presiones del gobierno español y con un sigilo máximo para que las presiones no volvieran a arruinar el trámite procesal de los testimonios, el primero en declarar fue Cecilio Gordillo, coordinador del Grupo de Trabajo 'Recuperando la Memoria de la Historia Social de Andalucía' (RMHSA) de CGT, quien realizó una exposición sistematizada del régimen de trabajos forzados de los presos del franquismo y los campos de concentración. Asimismo respondió a las preguntas realizadas por la jueza, su secretario y los abogados representantes de los querellantes para aclarar distintos puntos que habían generado más interés.

Tras él declararon más querellantes -el primer día María Mercedes Bueno, de Alumbra (asociación de bebés robados) y Jesús Rodríguez Barrios, torturado por el ex policía Antonio González Pacheco, alias Billy el Niño, el segundo, José Alfonso, Jon Etxabe, Flor Díaz y Julián López- que denunciaron el robo de niños, las torturas, las desapariciones forzadas, los fusilamientos... que recogen todas las temáticas planteadas ante la jueza argentina demostrando la vileza del régimen franquista y su plan de exterminio del enemigo en sus diferentes facetas y etapas.

Protagonistas del tercer día fueron los testimonios de Víctor Díaz-Cardiel, militante del PCE, detenido y torturado en cinco ocasiones (de las que cuatro fue encarcelado); Raúl Herrero Solano, también miembro del PCE, detenido y torturado en tres ocasiones; Felipe Gallardo Gómez, hijo del alcalde del PSOE de Valdetorres (Badajoz), fusilado por los franquistas en 1940 y José Luis Martínez Ocio, hermano de Pedro María Martínez Ocio asesinado, al igual que Francisco Aznar, Romualdo Barroso, José Castillo y Bienvenido Perea, por la Policía Armada el 3 de marzo de 1976 en Gasteiz, cuyos responsables imputados son el exministro Rodolfo Martín Villa, el exgeneral Campano, de la Guardia Civil, y el antiguo capitán Jesús Quintana, también del Instituto Armado.

Desde la Coordinadora estatal de apoyo a la Querella Argentina contra crímenes del franquismo (CeAQUA) se hubiera preferido "dar a conocer este importante acontecimiento con mucho tiempo de antelación". Se optó por la discreción. "Por no difundirlo ante el temor de que, si se daban a conocer antes de que se realizaran las primeras, el Gobierno español interfiriera como lo hizo en mayo de 2013 para intentar impedirlas". No se podía correr "el riesgo de una nueva suspensión".

El Estado español no persigue los crímenes del franquismo

CGT alaba la actitud de la embajada de Argentina que "en todo momento ha colaborado para lograr llevar a cabo la realización de este trámite procesal que los querellantes necesitan, tanto judicial como psicológicamente". "Sin esta posibilidad -continúa CGT-, a las querellantes solo les queda la opción de tomar un avión y presentarse en el juzgado de Buenos Aires porque en el Estado español no se persiguen los crímenes del franquismo".

El sindicato CGT está personado desde 2012 como querellante denunciando el trato y el negocio montado con los presos y presas del franquismo sometidos a trabajos forzados en condición de esclavos, sin derechos. "Casi todas las grandes empresas de la actualidad son herederas de las que explotaron a los presos con el estado de intermediario al estilo de las actuales ETT", afirma el sindicato.

"El próximo paso de CGT será desenmascarar a estas empresas que consiguieron hacer su emporio sobre la sangre y el sudor de los esclavos del franquismo. Y, también, volver a denunciar la llamada ley de la memoria histórica que, a todas luces, se ha demostrado que no ha servido para recuperar la memoria, ni la dignidad ni la justicia para las víctimas del franquismo que no tienen ningún reconocimiento por parte del Estado (Gobierno, Parlamento y judicatura)", asevera CGT.

"CGT espera que este gran paso conseguido en el mes de febrero, junto con el gran hito de poner contra las cuerdas al Estado español para decidir sobre la extradición de torturadores, lleve a conseguir Justicia para las víctimas del franquismo", concluyen.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies