Mundo

Arranca el juicio que sienta al PP como acusado de la destrucción de los ordenadores de Bárcenas

El Partido Popular ya fue condenado a título lucrativo por beneficiarse ilícitamente de las actividades de los exalcaldes Guillermo Ortega y Jesús Sepúlveda pero, en caso de que el juicio resolviera a favor de las acusaciones, alcanzaría otro hito histórico y se convertiría en el primer partido político condenado penalmente.
| 14 junio, 2019 06.06
Arranca el juicio que sienta al PP como acusado de la destrucción de los ordenadores de Bárcenas
Sede del Partido Popular en Madrid. Foto: CC.

El Partido Popular volverá a pasar por los juzgados este viernes aunque esta vez lo hará como el primer partido político que se sienta en el banquillo de los acusados. La formación junto con la extesorera Carmen Navarro, el abogado Alberto Durán y el informático José Manuel Moreno se enfrentan este mes de junio al juicio por la destrucción de los ordenadores de Luis Bárcenas. La jueza instructora de Madrid, Rosa María Freire, envió el caso a juicio hace más de un año al considerar que existen claros indicios de que los documentos almacenados fueron eliminados “a conciencia mediante el sistema de borrado más drástico, el de sobreescritura de 35 pasadas y rallado hasta la destrucción física”. Por ello, a la extesorera, el abogado y el informático se les acusa de delitos de encubrimientos y daños informáticos y al partido, solo el segundo de ellos.

El Partido Popular ya fue condenado a título lucrativo por beneficiarse ilícitamente de las actividades de los exalcaldes Guillermo Ortega y Jesús Sepúlveda pero, en caso de que el juicio resolviera a favor de las acusaciones, alcanzaría otro hito histórico y se convertiría en el primer partido político condenado penalmente.

Las acusaciones populares las ejercen Izquierda Unida, Adade y el Observatori Desc y tanto la Fiscalía como el propio Bárcenas han decidido no presentar cargos contra los acusados y la acusada.

El juicio podría no llegar a celebrarse ya que para la Fiscalía no deben ser juzgados si solo se enfrentan a las acusaciones populares y debería aplicarse la ‘Doctrina Botín’, que establece que la acusación popular no es suficiente para sentar en el banquillo a una persona sin la acusación de la persona perjudicada, Bárcenas, o el Ministerio Público.

No obstante, si el juez decide que “el delito afecta a bienes de titularidad colectiva, de naturaleza difusa o de carácter metaindividual”, la acusación popular es suficiente para celebrar la vista oral.

Izquierda Unida solicita que el PP sea penado con una multa de 10,9 millones de euros por dos delitos de daños informáticos y que a Navarro, Durán y Moreno se les imponga cuatros años y medio de prisión por estos dos delitos de daños en concurso con el de encubrimiento.

Mientras, el Observatori Desc limita las penas de la formación a la suspensión de sus actividades por un plazo de seis meses y la prohibición de recibir donaciones durante cinco años. En cuanto a las penas de cárcel, para el abogado y el informático un año y once meses y un año y 10 meses, respectivamente, y a la extesorera del PP, dos años de cárcel.

Adade pide para el PP una multa de 109.500 euros y a la extesorera y el abogado dos años de prisión. Para el informático estima un año de cárcel.

Durante las cinco sesiones que esperar durar el juicio está previsto que pasen a declarar como testigos el propio Luis Bárcenas, para que cuente su versión de los hechos, y la que fuera “número dos” del PP, María Dolores de Cospedal que, al parecer, podría haber tenido “conocimiento de los hechos investigados ya que junto con Navarro “prohibió” la entrada del extesorero de la sede del PP, hecho que desencadenó la causa que este viernes empieza a juzgarse.

14 junio, 2019

Autor/Autora


Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR