AraInfo y el aprendizaje colectivo en el tratamiento de la información

¿Es AraInfo un medio donde poder ejercer la libertad de expresión? Rotundamente sí. AraInfo es nuestro medio o así queremos que sea, porque cuando decimos nuestro no nos estamos refiriendo al Consello Redautor -órgano de coordinación y toma de decisiones-, nos estamos refiriendo a personas, organizaciones y entidades con implicación social en Aragón. ¿AraInfo es un medio donde se puede publicar de cualquier forma? Una de las conclusiones que nosotras hemos obtenido dentro de éste aprendizaje colectivo es que no. Para nosotras el enfoque, el lenguaje o las expresiones marcan algunos de los límites a la hora de publicar en …

logo Navegador HQEs AraInfo un medio donde poder ejercer la libertad de expresión? Rotundamente sí. AraInfo es nuestro medio o así queremos que sea, porque cuando decimos nuestro no nos estamos refiriendo al Consello Redautor -órgano de coordinación y toma de decisiones-, nos estamos refiriendo a personas, organizaciones y entidades con implicación social en Aragón.

¿AraInfo es un medio donde se puede publicar de cualquier forma? Una de las conclusiones que nosotras hemos obtenido dentro de éste aprendizaje colectivo es que no. Para nosotras el enfoque, el lenguaje o las expresiones marcan algunos de los límites a la hora de publicar en este medio. Por ejemplo, que la forma de redactar o los términos empleados se acerquen peligrosamente a la falta de respeto.

En AraInfo tratamos de conjugar distintos aspectos. Por un lado el rigor en las informaciones que publicamos. Por otro la libertad de expresión o, en términos más duros, la posibilidad de censura que lleva inherente un medio de comunicación. Acompañada a esa libertad de expresión están las consecuencias personales y sociales que conlleva, lo cual, adicionalmente, incorpora un elemento más que tenemos que añadir a los aspectos a valorar, la protección de las personas -para nosotras lo primero son las personas-, la protección de los colectivos, organizaciones o entidades y, también, la autoprotección del propio medio de comunicación.

Los medios de comunicación ligados a poderes económicos, o en todo caso a intereses particulares de cualquier tipo, juegan con ventaja. Las decisiones finales satisfacen a quien tienen que satisfacer, y poco más que discutir queda. Para otro tipo de proyectos informativos de carácter colaborativo y pretendidamente plurales algunas decisiones no son tan sencillas. Cuando existe un conflicto de intereses entre personas, “implicadas socialmente”, la toma de decisiones es más complicada, muchas veces no gustan y otras veces pueden estar equivocadas.

Estamos en un proceso que precisamente tiene el carácter de proceso, es decir, el día a día incluye actividad que podría considerarse como rutinaria -crónicas, edición, etc.- y otras que no lo son tanto. Dentro de estas últimas van surgiendo situaciones distintas que merecen un tratamiento distinto. Entre la inercia de la rutina, la autoexigencia de hacer las cosas bien, o por lo menos lo mejor posible, el aspecto tiempo juega un papel importante, así como el carácter militante del proyecto y otras circunstancias pueden llevarnos a situaciones en las que no valoremos con la suficiente profundidad y tranquilidad ciertos aspectos. Estas situaciones son reflejo de dicho proceso y queremos darles curso de una manera debatida y colectiva.

¿Son importantes las formas? En AraInfo entendemos que sí. La opinión se puede expresar de distintas formas y en función de las mismas cabe interpretar que un artículo de opinión se convierte en un artículo ofensivo. La separación entre una cosa y otra es muchas veces realmente difusa y dependiente de la subjetividad de la lectora.

Entendemos que AraInfo no es el espacio adecuado para insultar, descalificar personalmente o faltar al respeto. Porque de ser así, pondría en cuestión la calidad que pretendemos para el medio y, por añadidura, nos situaría a AraInfo, como un espacio para la confrontación personal o, en todo caso particular, con graves posibilidades de que el tono vaya in crescendo. Y es ahí donde entra en escena la autoprotección del medio: AraInfo no va a ser un espacio para el intercambio de opiniones que entendemos pueden dañar al propio AraInfo.

¿Dónde está la línea roja? Pues es difícil decirlo, siempre depende del caso y seguramente corramos el riesgo de equivocarnos. Pero en AraInfo, al final, somos personas, con nuestras opiniones individuales y, cómo no, con nuestras posibilidades de errar. Colectivizar la toma de decisiones minimiza el riesgo, pero no lo elimina. El proceso, el aprendizaje y la experiencia ayudan. La comprensión y la implicación colectiva –de las personas, organizaciones y entidades “implicadas”- también.

Dentro del aprendizaje que nos suponen estos debates, hemos entendido que ante determinadas situaciones las prisas son malas consejeras, no sólo es importante la gestión de los contenidos, sino también de los tiempos. Apelamos ahí a la comprensión del otro AraInfo, las personas, organizaciones y entidades “implicadas” que son igualmente parte del proyecto.

Esta implicación pasa por entender la comunicación de manera distinta. No somos, no queremos ser, un medio de comunicación al uso, unidireccional, estanco, de consumo. Queremos ser una herramienta, una herramienta de las organizaciones, entidades y personas vinculadas al otro mundo posible, al otro mundo necesario. Y ese otro mundo será en la medida que se fundamente en otros valores. La pluralidad, el respeto, el reconocimiento y, como no puede ser de otra manera, la participación. Participación en aquellas causas que cada cual considere, pero también en una causa transversal que nos incumbe a todas, la búsqueda de un canal propio que nos permita, más allá de servir de altavoz de luchas, pensar, debatir y construir en colectivo, y esa participación necesariamente va a acompañada de pluralidad, de respeto y de reconocimiento.

En definitiva, asumimos con toda la ambición posible nuestra buscada función de medio de comunicación. Pero igualmente con toda la humildad necesaria somos quienes somos, con nuestros defectos y con nuestras virtudes. Y asumimos ambas circunstancias con toda la responsabilidad, es decir, los caminos incorporan obstáculos y los que transitan en el terreno de lo social, de la “implicación”, mucho más. Pero no por ello vamos a dejar de transitarlos. Vemos necesaria la existencia de un medio de comunicación como AraInfo, pero igual que vemos necesaria su existencia vemos imprescindible la implicación de las personas, organizaciones y entidades sociales en su más amplio y plural espectro. Entre todas vamos aprendiendo, entre todas vamos construyendo.

El Consello Redautor d´AraInfo

Autor/Autora

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies