Economía

Aragón sí es país para viejos

A las aragonesas les espera, de media, una vida por delante de algo más de 86 años, mientras que a los varones tienen bastantes probabilidades de superar los 80. La media resultante es de 83,25. Se trata de una de las más altas del Estado español. Pero también del mundo.
| 29 diciembre, 2018 07.12
Aragón sí es país para viejos

Si usted ha nacido en Aragón está de enhorabuena. Nuestro país se encuentra entre los territorios del mundo donde mayor es la esperanza de vida de las personas en el momento en el que abren los ojos a la vida.

En 2017 las aragonesas saben que les espera, de media, una vida por delante de algo más de 86 años, mientras que a los varones tienen bastantes probabilidades de superar los 80. La media resultante es de 83,25. Se trata de una de las más altas del estado español. Pero también del mundo.

El de la esperanza de vida es un interesante indicador que nos recuerda que nos encontramos en una porción del mundo privilegiada. Si nos atenemos a los datos de la OMS (correspondientes a 2016), tan solo dos estados cuentan con una esperanza de vida superior (Japón, con 84,2 y Suiza, con 83,3).

La base de datos de la CIA, por su parte, incluye a otros territorios en esta particular clasificación. Por encima de los registros de Aragón se encontrarían en la estimación correspondiente a 2018 Mónaco (89 años), Japón (85,5), Singapur (85,5), Macau (84,6) y San Marino (83,40). Sea como fuera, este índice sitúa a Aragón en la élite mundial de longevidad, lo que suele ser sinónimo de condiciones de vida saludables y se asocia, entre otras cosas, a un correcto sistema sanitario.

Este rasgo, totalmente positivo, puesto en relación con otras características de la población ofrece perspectivas que merece la pena analizar. Más todavía en un momento en el que asuntos como la despoblación y el futuro de las áreas rurales han regresado a la agenda política, si es que alguna vez se llegaron a ir del todo.

La población aragonesa ha envejecido notablemente en las últimas décadas. Desde 1975 la edad media de los aragoneses y aragonesas ha aumentado en casi un 24%, pasando de 36 a 44 años.

Gráfico 1. Evolución de la edad media en Aragón desde 1975

Este envejecimiento se manifiesta de forma muy clara solo con observar con cierta atención la pirámide poblacional. Cada vez más amplia entre las personas de más avanzada edad y más estrecha entre los y las más jóvenes.

Con datos de 2017 el 21,4% de los aragoneses y aragonesas tenía 65 o más años. A nivel global tan solo cuatro estados cuentan con un porcentaje mayor de ese sector de población, (según datos del Banco Mundial: Japón, Italia, Portugal y Alemania). El registro aragonés se sitúa, asimismo, por encima de las medias española y de la Unión Europea.

¿Qué consecuencias puede acarrearle a la sociedad aragonesa esta situación? Comencemos por lo obvio, el reemplazo. Uno de los índices que lo analizan es el de envejecimiento, que pone en relación el número de personas con 65 años o más con los menores de 15 años. En la actualidad (año 2018) Aragón registra un índice de 142,26. Traducido: contamos con más de 142 personas de 65 años o más en nuestro país por cada 100 jóvenes de 15 años o menos. A nivel estatal tan solo arrojan un índice superior Asturies (214), Galiza (195), Castilla y León (193), Cantabria (149) y Comunidad Autónoma Vasca (147).

Pero los datos todavía son más alarmantes por barrios. Mejor dicho, por comarcas. Averiguarlos resulta tan sencillo como ejecutar la fórmula para conocer dicho índice partiendo de los datos disponibles de población por comarcas (los últimos disponibles son los relativos a 2017). La fórmula es muy sencilla: se calcula el cociente resultante de dividir a la población de 65 años o más entre la población menor de 15 años y el resultado se multiplica por 100.

Como consecuencia de ello nos encontramos con 29 comarcas que se sitúan con un índice mayor que la media aragonesa y tan solo cuatro con un porcentaje inferior (ordenadas de menor a mayor: Valdexalón, Ribera Alta, Zaragoza y Cinca Media). Es más, una docena de las comarcas aragonesas también tienen un índice de envejecimiento superior al de Asturies, la comunidad ya nombrada que encabeza el envejecimiento en el Estado.

Los casos más extremos se dan en algunas de las comarcas centrales y meridionales: en Belchite (484, o lo que es lo mismo, casi cinco personas mayores de 65 años por cada joven menor de 15), Campo de Daroca (438) o Albarrazín (351).

Los resultados comarcales merecen una nota al margen: se realizan a partir de los datos agrupados en tramos quinquenales de población (de cinco en cinco años), tal y como aparecen en las fuentes de datos oficiales. A pesar de que las cifras pueden bailar mínimamente, dependiendo de cómo se obtienen estos índices (por ejemplo, si se incluyen o no los habitantes de 15 años), las conclusiones son muy ilustrativas.

Tasa de dependencia

Relacionada con el envejecimiento de la población se encuentra la tasa de dependencia, que compara los sectores de población que se encuentran en edad de trabajar (entre los 15 y los 65 años) con aquellos que no lo pueden hacer (personas mayores de 65 años y menores de 15). Este índice se aplica en todo el mundo y sirve para conocer el número de personas que se encuentran al cargo de las que en cada momento trabajan o pueden trabajar.

Bien es cierto que no tiene en cuenta, al menos cuando se aplica en puridad, a la población activa, sino a la que potencialmente podría estar en disposición de serlo.

Con datos del Banco Mundial, correspondientes a 2017, la media planetaria de la tasa de dependencia es de 54,35. Aragón, por su parte, se mostraría ligeramente por encima el mismo año (57,58), según el INE. En el 2018 este índice habría crecido en lo que respecta a Aragón unas décimas, hasta llegar al 58,05. Se trata del quinto territorio del Estado con mayor tasa de dependencia, tan solo por detrás de Castilla y León (60,80), Galiza (60,36), Comunidad Autónoma Vasca (59,90) y Asturies (58,66).

Dicho de otro modo, Aragón cumple las expectativas de un territorio de Europa Occidental, con un porcentaje elevado de dependencia, si bien inferior a la de estados de nuestro entorno como Francia (60,77), pero superior a otros como Portugal (54,17), Italia (57.57) o Reino Unido (56,81).

A nivel mundial los países con mayor tasa de dependencia, por la juventud de sus respectivas pirámides de población, se concentran en África Subsahariana, mientras que en la península arábiga se encuentran los países donde esta tasa es menor.

Si se cruzan por comarcas la tasa de dependencia y el índice de envejecimiento no hay sorpresas: Aquellas comarcas que arrojan mayores valores en un índice también lo hacen en otro. Suele coincidir, además, que se trata de las comarcas menos pobladas del país, como es el caso de Belchite, Daroca o Albarrazín (en el caso de esta última, sin embargo, la tasa de dependencia es algo inferior.

En el vértice contrario, comarcas con menor tasa de dependencia y envejecimiento, se encuentran también las regiones más pobladas, como las que envuelven a las principales ciudades (Zaragoza, Plana de Uesca o Comunidat de Teruel), pero también otras que han recibido importantes flujos de población migrante. Es el caso de Baixo Aragón, Baix Cinca o Valdexalón, esta última es la comarca con menor índice de envejecimiento (menor incluso que la comarca de Zaragoza).

Estos datos nos pueden ayudar a entender el importante papel que la población llegada en los últimos años a Aragón ha desempeñado para revitalizar muchas zonas del país. Sobre todo cuando el índice vegetativo (la diferencia entre nacimientos y defunciones) lleva décadas siendo negativo.

Algunas de las comarcas con mayor tasa de dependencia e índice de envejecimiento son también las que menor población migrante han acogido. Como en el boxeo, en la esquina contraria se encuentran los territorios con pirámides de población menos envejecidas, normalmente con mayor presencia de personas venidas de otras partes del mundo.

Gráfico 2: Envejecimiento y emigración en Aragón

Índice de viabilidad

Un estudio del Departamento de Vertebración del Territorio, Movilidad y Vivienda del Gobierno de Aragón reúne algunos de los índices que describen tanto el envejecimiento de una población como sus posibilidades de futuro: tasa de dependencia, índice de vejez, índice de juventud e índice de masculinidad. En función de los resultados en cada uno de estos se obtiene un índice que los agrupa, denominado de viabilidad demográfica, y en el que se observan las posibilidades de futuro del municipio o territorio en cuestión, en función de estas cuestiones demográficas.

Gráfico 3: Municipios aragoneses por índice de viabilidad demográfica

Los resultados oscilan entre el 0 y el -4, siendo los municipios más viables poblacionalmente los que consiguen un 0 y los menos, en principio, los que obtienen un -4.

De los 731 municipios aragoneses solo 22 de ellos (el 3%) obtienen el resultado más preocupante de -4. En cuanto, a los que en principio no presentan ningún problema de tipo demográfico, estos son 127 (más del 17%).

El grupo mayoritario se concentra en los que muestran algún síntoma de envejecimiento o problema de reemplazo generacional, con índices de -1 (229 municipios, el 31%) y especialmente de -2 (282, el 38%), mientras que los que reúnen tres requisitos negativos son 71 municipios (el 9,7%).

Por territorios queda claro que las zonas con mayores posibilidades de futuro se concentran en la Ribera del Ebro, capitales de provincia, principales núcleos comarcales y algunas regiones pirenaicas. En cuanto al caso contrario, las ciudades y pueblos con graves dificultades poblacionales se pueden encontrar sobre todo en el centro y sur del país.

La longevidad, como se puede comprobar, es un símbolo claro de salud. Sin embargo, el problema del reemplazo generacional y la necesidad de que la tasa de dependencia no alcance niveles insostenibles representan retos a tener en cuenta para cualquier país. Sin duda se trata de asuntos que habrá que afrontar a la hora de diseñar políticas activas que impidan que despoblación y envejecimiento sigan vaciando regiones enteras de Aragón.

Gráfico 4: Índice de viabilidad demográfica de los municipios aragoneses

29 diciembre, 2018

Autor/Autora

Periodista.


Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR