Aragón incrementa su capacidad diagnóstica de COVID-19 con la posibilidad de hacer hasta 5.000 PCR diarias

Aragón -según asegura el ejecutivo- ha incrementado en las últimas semanas la capacidad diagnóstica de COVID-19, con la posibilidad de analizar 5.000 PCR diarias en los laboratorios de Microbiología de los hospitales aragoneses y en el laboratorio del Centro de Investigación Biomédica de Aragón.

El Presidente de Aragón, Javier Lambán, y la consejera de Sanidad, Sira Repollés, han visitado los laboratorios de Microbiología del Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa y del CIBA, en Zaragoza, “para conocer de primera mano el trabajo que se realiza en estos servicios, además de la carpa de apoyo al triaje” montada por el ejército español.

“Hemos visto los sofisticados sistemas que se están utilizando y la altísima cualificación de nuestros trabajadores”, ha señalado Lambán en referencia a su visita al laboratorio del Hospital Clínico de la capital del país. “Aragón tiene un magnífico sistema sanitario que ha actuado de manera ejemplar, que ha entendido que la transparencia era fundamental y que ha ido adoptando medidas”, ha añadido el Presidente.

En Aragón se realizan actualmente una media de 3.000 PCR diarias para el diagnóstico de COVID-19, y según los datos facilitados en el último informe del Ministerio de Sanidad, Aragón es donde más se ha incrementado la realización de pruebas PCR, con un aumento del 16% del 31 de julio al 6 de agosto respecto al anterior periodo analizado. En Aragón se han realizado desde el inicio de la pandemia 264.790 pruebas diagnósticas COVID-19, lo que equivale a 201 pruebas por cada 1.000 habitantes. De estas, 191.039 son PCR.

Precisamente para reforzar la capacidad diagnóstica, los hospitales Obispo Polanco de Teruel y Sant Chorche de Uesca han duplicado en los últimos días su capacidad de análisis, con la posibilidad de procesar hasta 500 muestras diarias.

También el Clínico ha incorporado nuevo equipamiento para el análisis de muestras que les permitirá alcanzar las 1.000 muestras diarias analizadas en los próximos días. “Estamos instalando un aparato de carga continua, que proporciona directamente el resultado y que se puede programar para que trabaje por la noche. Con él, vamos a aumentar nuestra capacidad”, ha explicado Rafael Benito, jefe del Servicio de Microbiología del Hospital Clínico Universitario Lozano Blesa.

“Llegaremos a procesar con medios propios 1.600 pruebas diarias, con lo que seríamos autosuficientes con el nivel de demanda actual”, ha concluido Benito refiriéndose a la capacidad diagnóstica del Servicio de Microbiología del Clínico.

Este laboratorio ha multiplicado por 10 su actividad, pasando de analizar una media de 150 muestras al día en el 2019 a las 1.110 muestras de media diarias que está procesando durante este mes de agosto solo de COVID-19, -según la DGA- gracias al apoyo del CIBA “y de un centro privado”.

“Para complementar la capacidad de procesamiento diario de PCR del Hospital Clínico se procedió a la activación, el pasado 30 de julio del laboratorio satélite en el CIBA (Centro de Investigación Biomédica de Aragón). Dotado con los equipos ordinariamente destinados al uso en investigación y con el personal de los Servicios Científico Técnicos del Instituto Aragonés de Ciencias de la Salud (IACS), el laboratorio, situado en el CIBA, aporta una capacidad adicional de procesamiento de hasta 500 muestras diarias, que podría ampliarse, en función de la evolución de las necesidades, hasta 1.100 al día. En estos momentos, este centro analiza alrededor de 375 muestras diarias”, explican desde la DGA.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies