Movimientos  Portada

Aragón entra en el debate sobre el modelo de estado con la propuesta de “Ley de Actualización de Derechos Históricos” formulada por PP-PAR

El gobierno conservador aragonés, con Luisa Fernanda Rudi y José Ángel Biel como impulsores, ha resuelto que Aragón entre en el debate sobre el modelo de estado, y en el previsible escenario de reforma constitucional o de nuevo proceso constituyente, con la tramitación de su “Proposición de Ley de Actualización de los Derechos Históricos de Aragón”. El enunciado de la propuesta puede dar lugar a equívocos, por lo que en este punto conviene recordar algún concepto.
| 1 diciembre, 2014 07.12
Mesa de las Cortes de Aragón.

Mesa de las Cortes de Aragón.

El gobierno conservador aragonés, con Luisa Fernanda Rudi y José Ángel Biel como impulsores, ha resuelto que Aragón entre en el debate sobre el modelo de estado, y en el previsible escenario de reforma constitucional o de nuevo proceso constituyente, con la tramitación de su “Proposición de Ley de Actualización de los Derechos Históricos de Aragón”. El enunciado de la propuesta puede dar lugar a equívocos, por lo que en este punto conviene recordar algún concepto.

¿Qué son los Derechos Históricos? Son los recogidos en la disposición Adicional Primera de la Constitución española de 1978, los derechos forales, que ésta ampara y respeta. Esto supone un hecho singular en la tradición constitucional española, ya que es el primer texto que recoge nítidamente este reconocimiento, dando además carácter constitucional a normas previas a la propia constitución. Son Aragón, Cataluña, Valencia, Navarra y País Vasco -según su denominación constitucional actual- las ‘comunidades autónomas’ consideradas ‘territorios forales’ a estos efectos.

Sin embargo, ya en la exposición de motivos el PP-PAR aclara su intención al señalar que “el pueblo aragonés junto con los demás pueblos de España integran la Nación constitucional que protege, ampara y respeta los derechos históricos de los territorios forales”, aunque más adelante no pueden obviar según sus propias palabras que “la identidad de Aragón como sujeto político reconocible desde el siglo XI hasta la actualidad se fundamenta en sus instituciones tradicionales, el Derecho Foral y su cultura. Tras los Decretos de Nueva Planta, pese a que Aragón perdió sus instituciones propias, conservó su identidad fundacional y se mantuvo la conciencia de Aragón como territorio diferenciado con Derecho propio”.

Entonces ¿qué pretende el PP-PAR con esta ley y en este momento? ¿convertir a la Presidenta Rudi en la nueva defensora del ‘derecho a decidir’ del Pueblo aragonés? No, todo lo contrario. Pretenden blindar el actual encaje de Aragón en el Estado español. Son aclaratorias en este sentido las declaraciones de la diputada del PP Marián Orós defendido la proposición de ley y asegurando que “se pretende hacer frente, en estos momentos convulsos, a quienes interpretan la historia de manera sesgada”, en referencia al debate independentista catalán. También el diputado del PAR Manuel Blasco manifestaba que “en unos momentos de tentaciones opuestas de independentismo y de recentralización, es más necesario que nunca marcar la voluntad de Aragón de confirmar y actualizar sus derechos”. Reconocía también que para el PAR “no es una ley de máximos”, y que esperaban “consenso en el trámite parlamentario para seguir avanzando en este camino milenario y conseguir una ley que basada en el pasado, reafirme el presente y cimente el futuro”.

Con todas estas contradicciones sobre la mesa, la Presidenta Rudi puede encontrarse con la paradoja de tener que “avanzar en el camino del derecho foral aragonés” desde su posición de férrea defensa del nacionalismo español. Y, esto, es sencillamente imposible, además de ciertamente increíble. El PP en Aragón se reconoce como el representante político más nítido del nacionalismo español y esto es incompatible con la defensa de Aragón como “territorio histórico, foral, o diferenciado con Derecho propio”.

CHA plantea una completa alternativa a la propuesta de Ley de Actualización de Derechos Históricos

En el pleno de las Cortes de Aragón del pasado jueves, CHA presentó una enmienda a la totalidad que fue rechaza por los votos del PP el PAR y el PSOE. Esta propuesta fue defendida por su presidente José Luis Soro, y contó con la aportación de expertos en derecho foral. La propuesta de CHA “otorga un papel más decisivo a los símbolos e instituciones aragonesas”, eliminando las inexactas y numerosas menciones que tiene la proposición de ley conservadora en la atribución de Aragón como “elemento decisivo fundacional y de la unidad de España”.

La alternativa de CHA pretende actualizar los derechos históricos “reivindicando el régimen financiero propio, la bilateralidad con el Estado, y una identidad y espacio jurídico, político y cultural propios en el Estado español y la UE, en virtud de su condición de nacionalidad histórica”. En este sentido destacan el artículo cuatro de su propuesta, que explica que “los derechos históricos del pueblo aragonés son anteriores a la Constitución Española y al Estatuto de Autonomía, que los amparan y respetan, así como a la legislación emanada de la Unión Europea. Al no derivar de ellos, no pueden ser afectados por las reformas que puedan afectar a esas normas. Estos derechos no prescriben por falta de uso, ejercicio o reclamación”.

Desde CHA realizan un recorrido histórico que difiere sustancialmente al planteado en la propuesta del PP-PAR. Reivindican “la bilateralidad y la voluntad colectiva del pueblo aragonés de querer ser”, pero la propuesta va mucho más allá y aprovechan el debate abierto para proponer una ampliación también de los derechos sociales, planteando el blindaje de los servicios públicos y la laicidad de las instituciones aragonesas. También realizan una relectura actualizada de los símbolos de Aragón y su patrimonio histórico, cultural y artístico. Proponen como himno oficial de Aragón el Canto a la Libertad de José Antonio Labordeta, defienden las denominaciones históricas de las instituciones aragonesas, contemplan la posibilidad de referéndum revocatorio, la defensa del aragonés y catalán, o la protección legal eficaz del derecho al trabajo de calidad o del derecho a una vivienda digna, entre otras.

El presidente de CHA, Soro, ha insistido estos días en señalar que “desde la perspectiva de CHA, la actualización de los derechos históricos reconocidos en nuestro Estatuto de Autonomía no es solo una cuestión histórica e identitaria, que también, sino principalmente una cuestión necesaria para nuestro futuro, para reforzar nuestro autogobierno, nuestra autonomía financiera y los derechos sociales y políticos de la ciudadanía”.

IU Aragón entiende que la propuesta del PP-PAR es “una vuelta a la España del No-Do”

El diputado de IU Adolfo Barrena criticaba el contenido de la proposición de Ley del PP-PAR al entenderla como “oportunista y electoralista, y porque supone una vuelta a la España del No-Do”. Para Barrena “los derechos del pueblo y de la gente tienen poco que ver con los históricos, y por eso sería necesario actualizar otros mucho más importantes que se refieren a las necesidades de los ciudadanos y ciudadanas”. En este sentido IU planteó en el pleno de las Cortes de Aragón una batería de enmiendas parciales cuya filosofía general planteaba “la satisfacción de los derechos y las necesidades sociales de quienes viven en Aragón, especialmente de quienes se encuentran en situaciones de exclusión o marginación”.

Más allá del planteamiento general, IU también fijo sus enmiendas planteando cuestiones más concretas. “Forman parte del patrimonio inmaterial de Aragón, en lo que a sus derechos históricos se refiere, las culturas jurídica y política históricas, así como la expresión lingüística de esas culturas y las denominaciones tradicionales de sus instituciones, gozando de la máxima protección que esta condición les proporciona.

También forman parte del patrimonio inmaterial la naturaleza, el paisaje y el medio ambiente que conforman el territorio histórico de Aragón, así como las tradiciones, usos y costumbres que han contribuido a modelar el marco jurídico, político y cultural aragonés, incluidas especialmente las lenguas aragonesa y catalana y sus modalidades lingüísticas”, señalaban en una de sus enmiendas.

Desde IU, al igual que CHA, proponen la recuperación de la denominación histórica de algunas instituciones aragonesas, como Diputación General de Aragón en lugar del reciente Gobierno de Aragón. En otro bloque de sus enmiendas parciales planteaba reforzar la protección del “patrimonio material de Aragón, en lo que a sus derechos históricos se refiere”, calificando como Bienes de Interés Cultural “para asegurar su protección, los restos arquitectónicos y arqueológicos de los bienes inmuebles que hayan desempeñado un papel de relevancia en la historia de Aragón, con especial atención a todos aquellos edificios que hayan servido de sedes de la Diputación General de Aragón, de las Cortes de Aragón o de alguna de las instituciones históricas propias de Aragón”. También hacía referencia a la necesidad de protección del tesoro documental aragonés, y ampliaban la secuencia histórica proponiendo una Disposición adicional: “Memoria histórica. La Diputación General de Aragón realizará cuantas gestiones sean pertinentes para lograr la restitución a sus legítimos propietarios de los bienes incautados durante la Guerra Civil y la ulterior dictadura por parte de las fuerzas sublevadas y de los posteriores Gobiernos no democráticos, especialmente de los documentos conservados en el Centro Documental de la Memoria Histórica en Salamanca”.

Puyalón de Cuchas sostiene que “la Historia no se legisla: se construye” y plantea desarrollar “el derecho a decidir”

Desde Puyalón de Cuchas observan “con tristeza y estupefacción el desarrollo y contenidos del proyecto de Ley de Derechos Históricos, que está siendo tramitado por la coalición conservadora PP-PAR. Tras tres décadas de autogobierno autonómico, los avances en el reconocimiento de derechos nacionales para el Pueblo aragonés han sido escasos y en la mayoría de las ocasiones, se ofrecen como un freno identitario ante el avance emancipatorio de otras realidades (caso catalán)”, señala la formación soberanista.

“Derechos e Historia son dos elementos que definen como pocos a Aragón como colectividad, en ese sentido, denunciamos la falta de voluntad política para articular una ley que incluya el derecho a decidir, así como establezca el reconocimiento digno e igual de Aragón y su clase trabajadora como agente histórico. Tanto el PP como el PAR buscan una cortina de humo, que actualice el baturrismo cultural al que nos han sometido desde hace décadas”, denuncian desde Puyalón, y añaden que “buscan confundir a la población, encerrando el sentido político-jurídico del país a la Constitución de 1978, sesgando la historia de un pueblo de origen medieval. Por eso, valoramos de forma negativa la posible creación de una Academia Aragonesa de la Historia, un órgano que servirá para que coopten los mismos intelectuales que han ido manipulando nuestra historia durante las últimas décadas. De la misma forma, plantean patrimonializar la historia, como si de un simple museo se tratase: la DGA no se ha caracterizado por proteger de forma adecuada el patrimonio que ha gestionado”.

Desde Puyalón, que se reivindica “como organización política independentista y aragonesista”, apuestan “por la defensa de nuestra historia, nuestra identidad y nuestra simbología, sin manipulaciones ni justificaciones hispanocéntricas. El Pueblo Aragonés se entiende por su larga historia de luchas, cambios y transformaciones. Lo urgente es concienciar al pueblo mediante instrumentos de carácter popular (centros de estudios comarcales o creación de un Instituto de Estudios Aragoneses), además de actualizar los derechos políticos para romper con el estatus quo actual (oficialidad del aragonés y catalán, hacienda propia, derecho a decidir…)”, concluyen.

Podemos Aragón inmerso en su proceso de organización

Podemos se encuentra en pleno proceso de organización interna, y durante este pasado fin de semana ha celebrado en Teruel una asamblea de sus círculos aragoneses. Así, aunque esta achencia ha contactado con Podemos Aragón para conocer su posición respecto a la propuesta de “Ley de Actualización de Derechos Históricos” de Aragón, y esta formación ha manifestado su buena disposición para informar de la misma, en el momento de la publicación de esta noticia todavía no disponemos de esta información.

1 diciembre, 2014

Autor/Autora


Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR