Culturas  Portada

Apudepa alerta sobre el riesgo de desaparición del pueblo viejo de Belchite

Una comisión de arquitectos concluye, tras una visita de inspección, que la fachada del convento de San Rafael, la torre de la iglesia de San Agustín, algunas bóvedas y cúpulas de la iglesia de San Martín y dos edificios de la calle Mayor pueden derrumbarse si no se actúa inmediatamente. La Asociación urge a las administración la adopción de medidas.
| 14 abril, 2015 19.04
El pueblo viejo de Belchite. Foto: Kurtxio (CC BY 2.0)

El pueblo viejo de Belchite. Foto: Kurtxio (CC BY 2.0)

De entre el patrimonio aragonés, existe un conjunto histórico que tiene una importancia universal para la memoria del siglo XX. Ese recinto, joya histórica y cultural, es el pueblo viejo de Belchite. Consciente de este hecho, Apudepa, la Asociación de Acción Pública para la Defensa del Patrimonio Aragonés, viene solicitando desde hace años la adopción de medidas que garanticen la conservación del conjunto, declarado Bien de Interés Cultural. Y no únicamente en los edificios monumentales sino con carácter general. Recientemente, una comisión de arquitectos e historiadores del arte de Apudepa se desplazó a Belchite para analizar la situación actual del pueblo viejo.

Tras la visita de inspección, la comisión concluyó que existe un riesgo elevado de derrumbe en una serie de edificios, alguno de los más representativos, que solo puede evitarse mediante la ejecución de trabajos urgentes. Preocupa especialmente a la Asociación el estado de la hermosa fachada barroca del convento de San Rafael, que amenaza con caerse hacia la calle, la torre de la iglesia de San Agustín, que requiere de refuerzos para evitar el colapso del cuerpo superior, algunas bóvedas y cúpulas de la iglesia de San Martín, especialmente el cupulín de una capilla, y dos edificios de la calle Mayor. En uno, puede perderse la fachada y en el otro los restos de la estructura interior, uno de los escasos vestigios de ese tipo que quedan en Belchite.

A su vez, la comisión concluyó que, sin ninguna duda, es técnicamente posible actuar para garantizar la conservación de todos los inmuebles, pero que conviene que los proyectos, por su complejidad, sean dirigidos por profesionales con la suficiente experiencia en el campo de la restauración.

«Apudepa se siente en la obligación de trasladar a las y los aragoneses la extraordinaria necesidad de preservar un recinto que es memoria de la humanidad. Aragón tiene la obligación de preservar un conjunto tan excepcional como Belchite», subrayan.

La Asociación recuerda, además, que Belchite ha perdido ya la mayor parte de su patrimonio, por lo que «los derrumbes referidos, o cualquier otro, serían la puntilla del pueblo viejo, y también de su potencial».

Apudepa pide a las administraciones, y especialmente a la Diputación General de Aragón y a la Diputación de Zaragoza, que asignen urgentemente los fondos necesarios para llevar a cabo las actuaciones precisas de conservación y mantenimiento, y advierte que tales actuaciones en ningún caso pueden suponer, con la justificación de evitar riesgos, merma alguna del patrimonio aragonés. «En un Bien de Interés Cultural de la categoría de Belchite la única intervención posible es la de conservación», concluyen.

14 abril, 2015

Autor/Autora


Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR