Aprobado, a iniciativa de IU, la elaboración de un Plan con recursos suficientes para la protección de residencias y centros asistenciales

El Pleno de las Cortes ha aprobado una PNL de Izquierda Unida sobre la elaboración de un Plan especial de protección preventiva de las residencias geriátricas y otros centros que atienden a personas vulnerables ante la probabilidad de nuevos brotes de Covid-19

humanos
Foto: @cortes_aragon

El pleno de las Cortes de Aragón ha aprobado, tras transaccionar el texto con los grupos que sustentan al Gobierno, una iniciativa de Izquierda Unida para proteger las residencias geriátricas y otros centros asistenciales ante la probabilidad de nuevos brotes que pueden producirse ante el comienzo de la desescalada y sus diferentes fases, y la incertidumbre que arroja el nuevo coronavirus Covid-19 hasta que no se cuente con una vacuna o, al menos, con un tratamiento efectivo.

La Proposición No de Ley (PNL) ha salido adelante con los votos de PSOE, Podemos, CHA, PAR y Ciudadanos, también del PP, que se ha abstenido en el punto 4 relativo a instituciones penitenciarias, y el voto en contra de VOX.

El texto aprobado es el siguiente: El punto uno consiste en solicitar al Gobierno español el mantenimiento de la posibilidad de intervención efectiva de los centros asistenciales privados mientras la OMS mantenga la declaración de pandemia del COVID-19, a fin de aplicar todas las estrategias de manera coordinada, garantizando que la asistencia a dependientes y personas ancianas esté coordinada desde lo público.

El punto dos del texto recoge garantizar "una supervisión efectiva" por parte de la Administración, con orientaciones claras de obligado cumplimiento y formación, sobre sistemas de protección y protocolos a implementar a todo el personal de los centros.

El punto tres, establecer "protocolos claros y criterios técnicos", cuyo contenido sea definido por las autoridades sanitarias, para garantizar la seguridad de las personas residentes cuando se reanuden los regímenes de visitas de familiares, facilitando en cualquier caso cuanto antes la dotación de equipos informáticos para favorecer las visitas telemáticas.

El punto cuatro, trabajar, teniendo el Estatuto de Autonomía de Aragón como marco normativo de referencia y analizando las posibilidades, en la transferencia de competencias en salud penitenciaria para incluir dichos centros en los planes relacionados con la población vulnerable.

El punto cinco: en la línea de lo dispuesto en los apartados anteriores, diseñar un Plan de protección de los centros residenciales desde criterios científicos y técnicos para evitar y minimizar posibles rebrotes de la pandemia del COVID-19 que incorpore, en su caso, los avances en conocimiento sobre la epidemiología de la infección y el grado de inmunidad adquirido tras la misma como criterios aplicables a la hora de determinar las medidas de protección y organización de centros.

Y el punto seis, llevar a cabo las modificaciones del Decreto 11/1992 y el proyecto de ley de ordenación de las entidades privadas de servicios sociales de Aragón respondiendo a la disposición final tercera de la Ley 5/2009, de 30 de junio, que rigen las condiciones de los centros asistenciales para actualizar y garantizar unas condiciones adecuadas de dichos centros.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies