Mundo

Unidos Podemos permite con su abstención la inclusión de la Propiedad Intelectual como materia educativa

La Proposición No de Ley presentada por el Grupo Parlamentario Popular fue aprobada el pasado 25 de octubre, con 18 votos a favor (PP, Ciudadanos, PDC), 18 abstenciones (PSOE y Unido Podemos) y ningún voto en contra. Cabe recordar que la formación de Unidos Podemos llevaba incluido en su programa electoral la modificación de la Ley de Propiedad Intelectual por unos cauces totalmente distintos a los aprobados.
| 11 noviembre, 2016 07.11
Unidos Podemos permite con su abstención la inclusión de la Propiedad Intelectual como materia educativa
Jorge Lago, responsable de Cultura de Podemos.

El pasado martes 25 de octubre, la Comisión de Cultura del Congreso español aprobó una Proposición No de Ley presentada por el Grupo Parlamentario Popular por el que, entre otras medidas, solicitaba «incluir en el desarrollo de los contenidos de la reforma educativa, el respeto a la propiedad intelectual en áreas de las diferentes etapas educativas obligatorias, para su interiorización desde edades tempranas». Además de «continuar impulsando en el seno de la UE, los trabajos por una política común de concienciación y sensibilización de la opinión pública sobre el respeto a los derechos de propiedad intelectual».

De esta forma, el texto de la PNL presentado por el portavoz del Grupo Parlamentario Popular, Rafael Hernando, dice lo siguiente: «la vulneración de los derechos de propiedad intelectual en internet se ha incrementado en los últimos tiempos, lo que ha llevado a las industrias culturales y creativas a desarrollar nuevos modelos de negocio y a los poderes públicos a aprobar mecanismos jurídicos más adecuados a la difícil protección de estos derechos en este nuevo marco».

Asimismo, según esta iniciativa, la protección que se pretende brindar a través de las recientes reformas legislativas «debe completarse con otras acciones dirigidas a sensibilizar a la opinión pública en el respeto y en el valor que encierra la propiedad intelectual de los creadores». «Se debe fomentar en la conciencia de la ciudadanía –continúa el texto- la idea de que una conducta como la que se pretende combatir, no solo ocasiona una destrucción importante del empleo, sino que lesiona a todo un sector que genera una riqueza equivalente al 4 % del PIB».

Y termina apelando a los perjuicios ocasionados y a la contribución «al enriquecimiento ilícito de unos cuantos, que se lucran a costa del trabajo ajeno». Hasta aquí, esta Proposición No de Ley impulsada por el Partido Popular está dentro de lo normal viniendo de esta formación. Aún más si cabe, si recordamos que la Ley Mordaza nació de las bases sobre las que se fundamentaba la Ley Sinde –en ‘honor’ a la que fue ministra de Cultura, Ángeles González-Sinde- en el año 2011 y que tanta polémica creó en gran parte de la ciudadanía, pero sobre todo en el mundo de la Cultura.

Sin embargo, y contra todo pronóstico, la aprobación de esta Proposición No de Ley, no contó con ningún voto en contra. Aún sabiendo que una formación política como Unidos Podemos llevaba la modificación, cuando no la derogación, en su programa electoral. Concretamente, la página 144 del Programa General y la página 40 del Programa referente al ámbito de la Cultura, reza lo siguiente: «No está entre las leyes a derogar –matizan desde la formación política-, pero la Ley de Propiedad Intelectual sufriría modificaciones importantes si gana Podemos. Modificaciones que prometen ser de consenso entre ciudadanía, titulares de derechos, industrias y empresas tecnológicas».

Por ello, prosiguen, «es necesario abandonar la actual vía (sic), fundamentalmente punitiva, que se ha revelado ineficaz, para construir un marco capaz de fomentar el acceso de la ciudadanía a la cultura, revalorizar la cultura como bien común, promover la pluralidad de modelos de difusión cultural y garantizar la sostenibilidad del sector, así como, en el marco de la normativa europea vigente, ajustarse a nuestra realidad cultural y tecnológica».

La nueva Ley de Propiedad Intelectual contemplaría, subraya Podemos en su programa electoral, «posibilitar nuevos usos legales y gratuitos para la creación de obras derivadas de obras protegidas cuando no haya un ánimo de lucro» e «impulsar la difusión sin ánimo de lucro y el acceso legal y gratuito a obras nuevas financiadas con dinero público». Además, señalan la necesidad de crear una «comisión experta con representación de todos los agentes implicados con el compromiso de proponer dicho modelo antes del final de la legislatura».

Al mismo tiempo, Miguel Anxo Elías Fernández Bello, del Grupo Confederal de Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea y encargado de defender la abstención de su Grupo, manifestó que compartían «la intención, el propósito, la finalidad y aun diríamos el objetivo de esta iniciativa». Y añadía que «esa idea de respeto a la propiedad intelectual, como dice la propuesta del Grupo Popular, en las diferentes etapas educativas obligatorias para su interiorización desde edades tempranas nos parece, cómo no, positiva».

De hecho, Fernández Bello argumentó la abstención de su Grupo asegurando que la PNL del Grupo Popular «debería ser más especificativa o explicativa, más precisa y menos enumerativa». Para terminar resaltando que resultaba «primordial, en materia de derechos de propiedad intelectual, que todas las medidas de protección y de sensibilización» fueran «transparentes».

Pero todavía hay más. El responsable de Cultura de Podemos, Jorge Lago, explicó en una entrevista el pasado 15 de diciembre, que la Ley de Propiedad Intelectual resultaba necesario reformarla, «aunque sólo sea porque los afectados no están de acuerdo con la Ley. Generar leyes en contra del sector no parece ser lo más estable». Y más adelante añadía, «insisto en que la manera de acabar con esto –con la ‘piratería’- es el fomento de la descarga legal y la pedagogía del uso de la red».

Sin embargo, con la aprobación de esta PNL ocurre todo lo contrario. Se permite que la Ley Sinde sirva como herramienta para resolver el problema, y además permite el adoctrinamiento sobre Propiedad Intelectual en la enseñanza obligatoria dentro los centros educativos. Entrar a criticar la abstención del PSOE –una vez más- en esta materia no sirve de mucho, pero que un partido político como Unidos Podemos que además de llevar en su programa electoral una vía completamente distinta en este sentido, a la aprobada en la Comisión de Cultura, se abstenga en la votación no deja de ser cuanto menos curioso.

11 noviembre, 2016

Autor/Autora

Redactor. Integrante del Consello d’AraInfo. @mr_belbedere


Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR