¿Apoya Facebook a Marruecos en su guerra contra los saharauis?

Mientras que Marruecos no da información sobre sus acciones bélicas en el conflicto armado que han retomado su ejército y el Ejército Popular de Liberación Saharaui, sus agentes han puesto el punto de mira en los medios de comunicación de los saharauis, y, sobre todo, en los periodistas independientes.

Foto: Glen Carrie en unsplash

Las redes sociales son uno de los pocos medios que tienen los saharauis de reunirse virtualmente, de organizarse y de expresarse.

Desde el 13 de noviembre, fecha en la que se retoman los combates en el Sahara Occidental, las cuentas de varios saharauis en los territorios ocupados, en los campos de refugiados o en el exilio, han sido o son temporalmente -o por duración variable- inaccesibles o restringidas.

En el territorio ocupado militarmente por Marruecos, los blogueros y activistas siguientes han sido objeto de restricciones o de interdicción de utilizar sus cuentas de Facebook.

A El Mammia Habibi, estudiante bloguera que vive en Bojador ocupada, le han impedido su actividad en Facebook durante un mes tras unos "señalamientos". Sin embargo ella está segura de haber respetado las reglas de vocabulario y de mensajes en sus publicaciones. Pero el contenido de sus informaciones refleja la realidad, es decir, la reanudación de la guerra a causa del expolio de los recursos naturales del Sahara Occidental por Marruecos, con, al menos, la colaboración de Europa, Rusia, Nueva-Zelanda, la India, China, Turquía...

Moulay Lehssan Douihi vive en El Aaiún ocupada. Es uno de los blogueros saharauis más influyentes en las redes sociales. Ha sufrido amenazas en varias ocasiones por vía de mensajes, pero ha seguido manifestándose en las redes y difundiendo informaciones sobre la evolución de las operaciones militares realizadas por el Frente Polisario desde el 13 de noviembre. "He publicado de forma respetuosa y pacífica. Pero lo que digo no gusta a los servicios marroquíes que no quieren que los marroquíes encuentren informaciones sobre la guerra. Me han señalado y ya no puedo acceder a mi cuenta. El castigo de Facebook se basa en falsas declaraciones. Durante 7 días no podré publicar ni difundir noticias".

A Babouzayed Mohamed Said, Presidente de la asociación saharaui CODESA, de El Aaiún ocupado, también le han vetado la actividad en su cuenta durante una semana.

Baih Jamaa es bloguero y activista de derechos humanos. Vive en El Aaiún y también a él le han impedido tener actividad en su cuenta de Facebook durante una semana.

Isalmou Etaoubali también es un bloguero de El Aaiún y ha compartido informaciones sobre la guerra y sobre las restricciones de circulación, las opresiones y vigilancias impuestas a los civiles saharauis desde el 13 de noviembre. Ha sido "señalado" y le han impedido publicar durante una semana.

Los activistas saharauis que difunden o escriben informaciones también están señalados por todo el mundo.

A Said Zeroual redactor jefe de la página web Futuro Saharaui no se le permite publicar vídeos en directo durante un mes en su cuenta de Facebook. Las publicaciones escritas han sido bloqueadas durante 24 horas. Emite desde Suecia.

A Mohamed Limam Dih, miembro de Équipe Média, agencia saharaui de prensa independiente del territorio ocupado y que vive en el Estado español, se le ha impedido esporádicamente publicar en su cuenta de Facebook. Y después le ha sido imposible acceder a su cuenta durante 24 horas.

La administración de Facebook ha justificado estas prohibiciones de expresión en una falta de respeto a su reglamento. Sin embargo, las informaciones publicadas sólo tienen que ver con la causa saharaui; se trata de intercambios de noticias sobre el conflicto y su calificación por la ONU como un asunto de descolonización, como antes de reanudarse la guerra. Es muy probable que los "señalamientos" que han conllevado las restricciones sean obra de los servicios marroquíes, ya que algunos vídeos superan el millón de visitas.

Bachir Mohamed El Hassan, redactor jefe del periódico espanaenarabe, especializado en inmigración y terrorismo, también se ha visto prohibir la publicación de vídeos en directo durante un mes. Los supuestos servicios marroquíes han señalado especialmente sus comentarios sobre la guerra y sobre el silencio de Marruecos sobre las pérdidas materiales y humanas de su ejército. Vive en el Estado español.

Zaini Talb, bloguero saharaui que vive en Canadá y El Ghouth Said, periodista de los campos de refugiados para la Agencia Saharaui de Prensa, no han podido acceder a sus cuentas de Facebook durante 48 horas tras su publicación de las declaraciones militares del EPLS.

Ali Bouya Ettafah Moussa es un activista bloguero. Vive en el Estado español. Su cuenta de Facebook tiene muchos seguidores. Da informaciones sobre la guerra del muro y el silencio de los medios marroquíes. "Las redes sociales son las armas verdaderas que pueden disipar toda ambigüedad sobre lo que ocurre en el Sahara Occidental. Señalo sistemáticamente las declaraciones del EPLS y las informaciones y entrevistas con los combatientes saharauis. Mi meta es frenar la propaganda marroquí y su engaño permanente". Su cuenta ha sido suspendida por 7 días.

Cuando el silencio marroquí y su capacidad de sofocar y negar la realidad del conflicto, del derecho internacional y de la guerra están apoyados por los sistemas de comunicación llamados libres entre los humanos, entonces hay que sospechar que estos medios no son tan independientes ni gratuitos ni libres como afirman. Parece que es posible poner precio a su complicidad con el silencio y la injusticia.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies