Ante el desalojo del campo de Idomeni

El grupo "Bajo/Baix Cinca con lxs refugiadxs" ha hecho público un comunicado denunciando los acontecimientos perpetrados este martes por la policía griega contra las personas que se encontraban refugiadas en el campo de Idomeni, donde denuncian las políticas, bajo su punto de vista "inhumanas", que "están llevando a cabo las fuerzas de seguridad helenas con el apoyo de la Unión Europea"

El campo de refugiados de Idomeni, en la frontera grecomacedonia, está siendo evacuado desde la madrugada del lunes al martes y a lo largo del martes por la policía griega. Según una cooperante española en Idomeni, en contacto con el diario "El País", la policía griega ha comenzado por expulsar del campo a los miembros de las ONG´s que asistían a las personas que vivían en él. Una vez "evacuados" los cooperantes, han comenzado a hacer subir a los refugiados sirios, kurdos, yazidíes, iraquíes, pakistaníes y magrebíes a autobuses. Hay fuentes que dicen que el desalojo está siendo pacífico. ¿Es pacífico manejar a seres humanos sin contar con su opinión? Tal vez sea un desalojo "pacífico" porque el hastío de nuestros hermanos ha llegado a su tope máximo, tras los meses de permanencia en un lugar sin las condiciones mínimas, con la violencia sufrida por parte de las policías ante los intentos por atravesar esos malditos inventos que son las fronteras. Tras el desalojo los bulldozers están derribando las casetas y tiendas improvisadas por los refugiados en el lugar.

Parece que van a ser llevados cerca de Salónica a la espera de destino definitivo. La memoria es una facultad humana que nos ayuda a tomar partido en nuestras vidas en
momentos como este. Salónica fue la mayor colonia de judíos sefardíes desde finales del siglo XV cuando fueron expulsados por los Reyes Católicos hasta el extermino nazi
durante la Segunda Guerra Mundial. Recurrir a la memoria nos ayuda a sentir vergüenza y a indignarnos, nos ayuda a reaccionar y a solidarizarnos. Para quien quiere seguir viviendo cómodamente en esta normalidad impuesta por los que mandan lo mejor es callar y olvidar.

Nosotros no haremos eso.

No sabemos cuál será el destino final de todas estas personas, que son los nuestros. Son los nuestros porque expresan la determinación por afirmar la vida. Han atravesado desiertos, montañas, mares en busca de una vida mejor, huyendo de la muerte. Estas personas han suscitado algo muy importante en nosotros. Han provocado que nos comprometamos en su acogida, en su ayuda. Nos han regalado la oportunidad de mejorarnos. Por eso no vamos a dejar de comprometernos por defender y afirmar la bienvenida, la acogida y la solidaridad con todo aquel que huye de la guerra, la tiranía o la pobreza.

Denunciamos al gobierno griego, a los gobiernos e instituciones de la Unión Europea y al gobierno turco por su obsceno maniobrar hacia nuestros hermanos que huyen de la muerte. Exigimos la apertura de las fronteras y la acogida incondicional de estas personas. Sin componendas ni cuotas decididas en fríos despachos. ¡Open the borders! ¡Abrid las fronteras!

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies