Ángeles Carmona: “Las restricciones a la movilidad han permitido a los maltratadores tener el control absoluto sobre sus víctimas”

Este es el resumen de la presidenta del Observatorio contra la Violencia de Género del último informe sobre las denuncias presentadas por violencia machista. En este primer trimestre de 2021 se ha denunciado un 3,21% menos que en el mismo periodo de 2020, previo al inicio del Estado de alarma.

Litera movilidad
Foto: Facebook Colectivo Feminista de La Litera.

La disminución del número de denunciantes, denuncias y órdenes de protección solicitadas a los órganos judiciales pone de manifiesto que las consecuencias de la crisis sanitaria causada por el COVID-19 se han mantenido también durante el primer trimestre de este año.

Según las estadísticas que el Observatorio contra la Violencia Doméstica y de Género ha hecho públicas este lunes, entre el 1 de enero y el 31 de marzo se registraron 35.001 denuncias, un 3,21% menos que hace un año y hubo 34.350 mujeres denunciantes, lo que equivale a un descenso del 1,38%.

En cuanto a las órdenes de protección, se solicitaron ante los juzgados de violencia sobre la mujer y ante los juzgados de guardia un total de 9.506, 1.105 menos que en el primer trimestre de 2020 (un 10,41 % menos). Las acordadas suponen un 69 % del total de solicitadas, por tanto, se acordaron 7 de cada 10.

La presidenta del Observatorio contra la Violencia Doméstica y de Género, Ángeles Carmona, alerta de que la disminución, entre enero y marzo de este año, del número de denuncias, de víctimas y de órdenes de protección no supone un descenso real de la violencia machista: “Esos números son aún reflejo del efecto causado por la crisis sanitaria en este ámbito, donde las restricciones a la movilidad han supuesto un escollo más para las víctimas a la hora de dar el paso y denunciar. De hecho, desde que se decretó el estado de alarma, el 14 de marzo del pasado año, se ha producido un descenso más o menos acusado, pero constante, de esos indicadores”.

Aumentó, por el contrario, en un 13,3% el número de sentencias dictadas por los distintos órganos judiciales, que fueron 13.049, frente a las 11.515 dictadas en el primer trimestre de 2020. La proporción de sentencias condenatorias experimentó un leve ascenso, al situarse en el 73,11 % del total de dictadas (en el primer trimestre de 2020 representaron el 70,1 % del total).

En opinión de la presidenta del Observatorio, los asesinatos ocurridos desde el 9 de mayo -uno cada 3 días- ponen de manifiesto que “la violencia machista ha estado larvada durante la crisis sanitaria y, con el regreso a nuestros hábitos previos a la pandemia, se ha vuelto a mostrar con toda su crueldad”.

Así, advierte que el problema de fondo es la pérdida de poder y control de los hombres: “Las restricciones a la movilidad han permitido a los maltratadores tener el control absoluto sobre sus víctimas. Con la vuelta a la normalidad, la situación ha cambiado: ha desaparecido ese férreo control y la consecuencia es la que todos estamos presenciando con horror”.

35.001 denuncias por violencia machista

Los juzgados de violencia sobre la mujer registraron en el primer trimestre del año un total de 35.001 denuncias, un 3,21 % menos que en el mismo trimestre de 2020, en el que sumaron 36.162. El porcentaje de denuncias presentadas directamente por las agredidas, bien en comisaría (25.016, el 71,47% del total) bien en el juzgado (675, el 1,93%), ha aumentado con respecto al ejercicio anterior al pasar del 70,82 % al 73,4 % de todas las registradas. Es decir, siete de cada diez denuncias son de la propia agredida.

También han experimentado un leve aumento las denuncias presentadas por la familia, aunque éstas siguen manteniéndose en un porcentaje muy bajo. En el primer trimestre de 2020, apenas fueron el 1,69% del total; este año, entre enero y marzo, representaron el 2,23 por ciento: 458 denuncias (1,31 %) se presentaron ante la policía y 323 (0,92%) en el juzgado.

Leve descenso del número de agredidas

En el periodo analizado, el número total de agredidas fue de 34.350, un 1,38% menos que en el mismo trimestre de 2020, en el que sumaron 34.831. El total de agredidas menores tuteladas ascendió a 94.

La tasa de mujeres que han sufrido violencia machista fue de 14,2 por cada 10.000 mujeres, prácticamente la misma que hace un año (14,4).

Aragón

Por zonas, la tasa más alta fue la de Murcia, con 19,7 por cada 10.000 mujeres. También por encima de la media estatal se situaron Balears (18,5), País Valencià (18,3), Canarias (18,2), Andalucía (16,1) y Madrid (15,6).

Los territorios con una ratio más baja que la media estatal fueron Cantabria y Castilla-La Mancha (12,7), Catalunya (11,9), Nafarroa (11,7), Asturies (11,6), Euskadi (10,6), La Rioja (10,4), Galiza (10,3), Extremadura (19,1), Aragón (10) y Castilla y León (9,6).

Renuncias a declarar

Una de cada diez mujeres que han sufrido violencia machista (el 10,31 %) se acogió a la dispensa de la obligación de declarar. En total fueron 3.543, un 4,83 % menos que en el mismo trimestre de 2020.

Juzgados de menores

Los juzgados de menores enjuiciaron a 80 menores de edad por delitos relacionados con la violencia machista. En el primer trimestre de 2020 fueron 75, por lo que el incremento ha sido del 6,6%.

Se impusieron medidas (equiparable a una sentencia condenatoria) en 68 casos (el 85 % del total).

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies