AMPAs, vecinales y FAPAR se movilizan: "Ningún niño y niña fuera de su barrio"

La nueva adscripción de centros educativos publicada por la Consejería de Educación del Gobierno de Aragón conllevará que el próximo curso escolar alumnos y alumnas de varios barrios de Zaragoza tengan que salir de sus barrios y acudir a centros de secundaria fuera de su zona. Este viernes 150 personas participaron en una asamblea celebrada en el CEIP Cándido Domingo.

150 personas participaron en la asamblea celebrada en el CEIP Cándido Domingo.
150 personas participaron en la asamblea celebrada en el CEIP Cándido Domingo.
150 personas participaron en la asamblea celebrada en el CEIP Cándido Domingo.

La nueva adscripción de centros educativos publicada por la Consejería de Educación del Gobierno de Aragón conllevará que el próximo curso escolar alumnos y alumnas de los barrios Arrabal y barrio Jesús fundamentalmente, tengan que salir del barrio y acudir al IES Ramón y Cajal situado en el Portillo, instituto ubicado fuera de la zona 2 que es a la que corresponden ambos centros.

Con este motivo, en la tarde del viernes se celebró en el CEIP Cándido Domingo de Zaragoza, una asamblea informativa convocada por las AMPAs del Cándido Domingo y Tío Jorge, dirigida a las familias de ambos colegios con el objeto de informar de la situación que se ha generado por la nueva adscripción de centros de secundaria a estos centros de primaria.

Alrededor de 150 personas participaron en representación de estas AMPAs y también de las AMPAs Hilarión Gimeno, Lucient Briet y Marie Curie, de las asociaciones vecinales de Arrabal-Tío Jorge, Barrio Jesús y La Jota, así como de FAPAR.

En la asamblea se ratificaron varias reivindicaciones como pedir ya la paralización de las adscripciones antes del inicio del proceso, pedir la retirada de las adscripciones fuera de la zona 2 a Cándido Domingo y al Tío Jorge con el objetivo de que ningún niño o niña se quede fuera de su entorno o de su barrio.

La asamblea también va a pedir "el mantenimiento de las adscripciones anteriores recogidas en la legislación, hasta que haya una adecuada y responsable planificación". Y que "desde este mismo momento se haga un adecuado planteamiento de utilización de los espacios de la zona 2 disponibles, se continúe con la ampliación del IES Azucarera prevista o se busquen soluciones para arreglar esta situación fruto de la improvisación de la Administración".

Desde la asamblea afirman que "no nos conformamos con una opción provisional basada en barracones sin que exista un firme compromiso de la Administración que garantice las mínimas necesidades de un centro educativo, pudiendo ubicarlos en los centros existentes en la zona o acondicionándolos de modo que aseguren el bienestar y necesidades de los niños". Y lanzaron una consigna: "No a la opción de barracones si antes no se paralizan las adscripciones".

Además, recordaron que desde hace meses y desde distintos ámbitos ya se había advertido y denunciado que "este era y es un problema grave, global y muy importante que afecta todas las zonas de la ciudad", y es por ello que piden responsabilidad a la administración. "Responsabilidad que debe plasmarse en una planificación seria, objetiva y con un calendario de actuaciones en las cuales se incluya la construcción en la zona 2 de un nuevo Instituto de Enseñanza Secundaria".

Desde la asamblea piden que todas las medidas se hagan para "conseguir una Educación Pública de calidad para todos y todas y en todas las zonas educativas". Y que estás medidas se deberían consensuar antes con los centros y las familias.

La asamblea también confirmó la solicitud que el pleno de la Junta Municipal el Rabal ha realizado a la Consejería de Educación del Gobierno de Aragón para que paralice el citado proceso de adscripción a centros de secundaria e insta a que se estudien formulas para que el alumnado del distrito no tenga que salir del mismo para continuar la educación secundaria.

En la misma línea las asociaciones de vecinales La Jota, Arrabal-Tío Jorge, Barrio Jesús y Vadorrey han convocado una concentración en la plaza La Albada para el próximo martes, 27 de enero, a las 17.30 horas.

Un problema que se veía venir

Por su parte, el sindicato CGT Enseñanza ha recordado que, junto a otras organizaciones, vienen denunciando desde hace unos años y avisando a la administración, de los problemas que se iban a producir en el paso de alumnos y alumnas de primaria a secundaria por la insuficiente oferta de plazas de secundaria en institutos de determinadas zonas de Zaragoza dado el número de alumnado que venían en los colegios adscritos a ellos. "Siempre se nos dijo que no nos preocupáramos, que estaba todo preparado", critica José Luis Ruiz Ramas, Secretario General de CGT Enseñanza en Zaragoza.

"No hacer nada hasta que no hay más remedio porque el problema se te ha echado encima, esa es la política de esta administración, y claro, con prisas y precipitación, y con el dinero como principal criterio, las soluciones no pueden ser buenas", lamenta Ruiz.

"En la margen izquierda de Zaragoza -continúa Ruiz-, por poner un ejemplo, pero no es la única zona ni mucho menos, el problema se veía venir, hace falta un nuevo instituto, los que hay en la zona están saturados y viene cada año más alumnado".

A juicio del Secretario General de CGT Enseñanza se ha esperado al último momento. "Este lunes próximo empieza el periodo de adscripción, para anunciar la solución, que no es otra que ampliar las adscripciones a institutos de los colegios de la zona, así por ejemplo, niños del Cándido Domingo se pueden ver obligados a acudir al IES Ramón y Cajal, distante en 3 km, los del Tenerías al IES Medina Albaida, que está fuera del barrio, o los del colegio La Jota al IES Pedro de Luna, exactamente igual que hace treinta años cuando del barrio La Jota 'emigraban' las y los chicos al IES Pedro de Luna".

Para Ruiz, el problema es "que en los institutos de la zona no hay más plazas, están saturados, y la solución no puede ser ni crear macrocentros de barracones, ni obligar a las niñas y niños a salir del barrio para acudir a institutos dónde haya plazas".

En este sentido, CGT Enseñanza recuerda que desde hace años se ha venido advirtiendo a la Consejería de que se debían tomar las medidas necesarias para asegurar que todo el alumnado que lo desease pudiera continuar con los proyectos educativos iniciados en primaria, por ejemplo los de bilingüismo. "Es frustrante para alumnado, AMPAs y profesorado comprobar como todo el esfuerzo y trabajo realizado durante los 9 años de infantil y primaria caen en saco roto y no tienen continuidad en secundaria porque la administración no ha dotado de los recursos suficientes a los institutos a los que este alumnado debe acudir", asevera Ruiz.

"Todas estas piedras que se ponen en el camino del alumnado de la Enseñanza Pública tienen además el objetivo ideológico de favorecer de paso a los centros privados concertados, que pueden ser el destino elegido por algunos alumnos y alumnas dada la imposibilidad de continuar su enseñanza obligatoria en un centro público cercano a su domicilio", critica.

Desde CGT Enseñanza entienden que la administración "es la que debe prever este tipo de situaciones y darles respuesta con antelación", pero "como en tantas otras ocasiones y tantos otros temas, la actual Consejería es incapaz de cumplir sus funciones, y actúa unilateralmente, tarde y mal".

Por todo ello exigen a la administración que paralice el proceso de adscripción a institutos que empieza este lunes y atienda a las comunidades educativas para que la solución ofertada sea satisfactoria. Por último, animan a participar en la concentración convocada para el próximo martes.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies