#Altsasu  #FueNoticia2018  Mundo

Altsasu: dos años de injusticia

Una celda, unas jornadas, una concentración y una emotiva carta para reclamar justicia en el aniversario del encarcelamiento de los jóvenes de Altsasu
| 18 noviembre, 2018 10.11
Altsasu: dos años de injusticia
Ainara, la única de los ocho que se encuentra en libertad, fue la encargada de leer una carta firmada por los condenados.

Iruñea volvía a ser el escenario de protesta por el denominado caso Altsasu que mantiene en prisión a siete jóvenes de la localidad navarra. Una concentración, que ha contado con la participación de 2.500 personas según los convocantes ha pedido la libertad de los condenados cuando se cumplen dos años de la detención por la pelea de bar que tuvieron con dos guardias civiles.

En el acto participaron el portavoz de Geroa Bai, Koldo Martínez y la parlamentaria de Podemos-Ahal Dugu-Orain Bai Laura Pérez. También los diputados de ERC, Gabriel Rufián y Joan Tardá que han intervinieron posteriormente en una charla en la cafetería Katakrak dentro de las Jornadas Altsasukoak Aske que se han desarrollado a lo largo de este viernes y sábado en Iruñea con conferencias que han analizado el caso desde el punto de vista de los colectivos juveniles, los agentes sociales, los medios de comunicación y el ámbito europeo.

Durante la noche del viernes al sábado al domingo la Plaza del Castillo se convirtió en una cárcel con una celda instalada, a modo de performance, en la que se introdujeron 24 personas, una por cada mes que los condenados han estado en prisión, en turnos de media hora.

La concentración del sábado finalizaba con la lectura de diversos comunicados entre los que destacó la carta enviada por los siete jóvenes encarcelados en la prisión de Zaballa. Ainara Urkijo, la única de los ocho condenados que se encuentra en libertad fue la encargada de leerla.

En ella los jóvenes aseguran que «desde que empezó esta increíble situación» se han podido ver «dos formas diferentes de interpretarla». Por un lado la de «los que han criminalizado a nuestra gente y a nuestro pueblo, para defender una de las columnas del Estado, las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, han inventado y alimentado una mentira».

En la carta advierten que «aunque desde el principio quedó claro que la versión oficial era completamente falsa, nos han impuesto duras penas de prisión con intención de asustar a la población», recordando que para que esto ocurriera «los medios de comunicación también ayudaron a impulsar esta falsa versión, publicando nuestras caras, edades, nombres… y dando por cierta la versión policial».

Por el otro lado los jóvenes encarcelados han agradecido las grandes movilizaciones. «Creemos que gracias a eso cuatro de nosotros fuimos puestos en libertad en diciembre», resaltando la gran manifestación celebrada en Iruñea coincidiendo con la fecha del juicio: «gracias a eso estamos en Euskal Herria», en referencia a su acercamiento a la cárcel de Zaballa.

En este sentido los jóvenes han lanzado un mensaje tranquilizador y de agradecimiento. «Estamos los siete en la misma prisión y esto nos ha ayudado mucho emocionalmente, podemos desahogarnos y entendernos los unos a los otros». «El apoyo recibido por cada una de vosotras ha sido imprescindible y nos llena de fuerzas para enfrentarnos a cada día aquí dentro», y concluían su carta haciendo un llamamiento a «seguir como hasta ahora». «Ánimo», finalizaba la misiva.

Haizea Remírez e Idoia Goikoetxea fueron las encargadas de leer el comunicado de la plataforma Altsasukoak Aske. «La conclusión es clara: se han desmontado los términos y el relato de las acusaciones, las irregularidades son evidentes y el impulso político y policial tras este caso se ve nítido. Pero es la Audiencia Nacional, pilar de la estructura jurídica especial, un tribunal de excepción y la sentencia nos lo confirmó», advirtieron.

Desde la plataforma se comprometían a «seguir trabajando y saliendo a la calle hasta traerlos a casa. Somos conscientes de que no está sólo en juego la libertad de nuestros jóvenes, sabemos de los intereses políticos que esconde este montaje».

Por último, desde Altsasu Gurasoak afirmaron que «quisieron atacar al pueblo y su juventud y encontraron una excusa; una trifulca de madrugada. Es imposible olvidar los golpes recibidos en estos tiempos», entre los que enumeraron «la usurpación del caso para llevarlo a la Audiencia Nacional, detenciones aparatosas en nuestros hogares, petición del Fiscal desorbitante, instrucción judicial parcial, clarísima y flagrante conculcación de derechos, juicio irregular, condenas ejemplarizantes y desorbitadas».

«Querían un caso de terrorismo y estamos padeciendo su terrorismo: dos años de dolor y sufrimiento. Pero hemos logrado ver entre todos cómo se desmorona lo más básico de un Estado de Derecho: el respeto a los derechos fundamentales y a las garantías judiciales», finalizaban.

En estos momentos tanto los familiares y amigos de los jóvenes se encuentran esperando a los recursos de apelación presentados por las defensas y también por parte de la Fiscalía. En concreto, los primeros reclaman la celebración de otro juicio debido a la “falta de imparcialidad del tribunal y el exceso punitivo en la aplicación de los delitos por los que han sido condenados. Por su parte, la Fiscalía pide que se les condene por un delito de terrorismo.

18 noviembre, 2018

Autor/Autora


Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR