#Elecciones26M  Política

Alto Aragón en Común plantea una nueva ruralidad que combine sostenibilidad ambiental y social

"Esta nueva ruralidad -explicó Juan Rodríguez Bielsa-, debería plasmarse en el Alto Aragón en políticas para la sostenibilidad ambiental y la protección del medio ambiente, en el cuidado de su población, a través de servicios públicos de calidad y políticas sociales que construyan un escenario de equidad, y una apuesta por la ciencia y la tecnología"
| 16 mayo, 2019 07.05
Alto Aragón en Común plantea una nueva ruralidad que combine sostenibilidad ambiental y social
Foto: Alto Aragón en Común

Una delegación de Alto Aragón en Común visitó este pasado martes la Alta Ribagorza, donde insistió en la necesidad, recogida las medidas de su programa a las Cortes de Aragón, en que Uesca lidere la construcción de una nueva ruralidad del siglo XXI que haga «viable» la vida en los pueblos.

«Esta nueva ruralidad -explicó Juan Rodríguez Bielsa-, debería plasmarse en el Alto Aragón en políticas para la sostenibilidad ambiental y la protección del medio ambiente, en el cuidado de su población, a través de servicios públicos de calidad y políticas sociales que construyan un escenario de equidad, y una apuesta por la ciencia y la tecnología».

La delegación en la que también estuvieron la candidata número dos de esta formación, Natalia López Ramón, y la concejala y exalcaldesa de Candarenas/Caldearenas, Lourdes Ortiz, visitaron entre otros espacios el Centro de Ciencias de Benás/Benasque “Pedro Pascual”.

«Benasque tiene algunos rasgos de esa nueva ruralidad que proponemos», explicó a Juan Rodríguez Bielsa, «que no ha renunciado a construir en un lugar “remoto”, desde una perspectiva urbana, empresas punteras aprovechando las nuevas tecnologías, o hacerse un lugar en la vanguardia mundial en el ámbito de los encuentros científicos, con el Centro “Pedro Pascual'».

Rodríguez resaltó el papel destacado en distintos ámbitos del conocimiento de estructuras científicas altoaragonesas como el Laboratorio Subterráneo de Canfranc, el Instituto Pirenaico de Ecología, o el Campus de Uesca de la Universidad de Zaragoza, que se sitúa en destacadas posiciones internacionales en campos como las ciencias de la salud y el deporte o la investigación agraria y media ambiental.

«Este último campo -aseguró-, ha de ser clave para el futuro del medio rural, desarrollando herramientas que hagan más fácil la labor agrícola o ganadera, la transición hacia un modelo energético descentralizado y sostenible, o para las condiciones de vida en los pueblos».

El candidato a las Cortes aragonesas de esta plataforma ciudadana apuesta por coordinar estas iniciativas científicas descentralizadas -recordó también la existencia en la Ribagorza, del Centro de Experimentación en Truficultura de Graus- para aprovechar las potencialidades del Alto Aragón.

En relación al medio ambiente recuperó la propuesta de su formación de crear «de facto» un gran espacio protegido en los Pirineos centrales, que se articule uniendo y aunando esfuerzos entre el Parque Posets Maladeta, el Parque de Ordesa, el de Aigües Tortes, y el de los Pirineos franceses, que pueda ser un referente internacional en la conservación y el disfrute de los ecosistemas de montaña.

Rodríguez insistió en la necesidad de asentar población en comarcas como Ribagorza o Sobrarbe, con menos de cinco habitantes por kilómetro cuadrado, mejorando la calidad de vida y ofreciendo posibilidades de estabilidad.

Un parque público de vivienda que abarate el alquiler como primera vivienda, e incremente la oferta, en las zonas rurales, en especial en las zonas turísticas, donde puede resultar escaso y caro para nuevos habitantes, fue una de sus propuestas. Ofrecer mayor estabilidad a los trabajadores y trabajadoras de empleos estacionales, con la extensión de la figura del fijo discontinuo y con ayudas específicas, para que puedan quedarse, fue otra de las líneas planteadas.

También se refirió a las comunicaciones, reclamando «una mayor beligerancia» del Gobierno de Aragón «con el de Madrid para conseguir concluir la carretera transpirenaica N260 -más allá de los anuncios preelectorales-; y de reformar los puntos más peligrosos de la N-230 como es la zona de Sopeira a Viella o el enlace de esta carretera con la N-123 en Benabarre, donde son recurrentes los accidentes», como recuerda la actualidad de esta semana.

Asimismo, plantea realizar un plan de legislatura para mejorar las carreteras territoriales que, según recalcó, han sufrido un especial abandono en estos años de recortes, y que son las que dan acceso a numerosas localidades rurales.

«Queremos vivir de forma respetuosa con el medio ambiente, combinando esta necesidad con unas comunicaciones dignas que contribuyan a hacer viable de la vida en los pueblos en las condiciones que exige nuestro tiempo».

Finalmente, Rodríguez mostró su apoyo a la iniciativa de configurar el Centro de Astropartículas y Física de Altas Energías, anunciado por la Universidad de Zaragoza, que promoverá la investigación del cosmos, materia en la que Aragón ya cuenta con destacados y destacadas especialistas, y en el que el Centro de Ciencias de Benás compartiría esfuerzos con instalaciones científicas como el Labratorio de Canfranc o el Observatorio Astrofísico de Chabalambre/Javalambre.

16 mayo, 2019

Autor/Autora


Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR