Alto Aragón en Común exige que los hechos pongan fin a “40 años de buenas palabras” sobre el Canfranc

La plataforma ciudadana denuncia la "decepción" que ha supuesto para Aragón la reciente cumbre franco-española de Málaga. También cuestiona que esa cita internacional impulse, en cambio, la línea de alta tensión que atravesaría el Pirineo, y que genera un "importante rechazo social" en el Alto Aragón, expresado por colectivos y ayuntamientosde todo signo.

El "canfranero". Foto: Suter

La pasada cumbre gubernamental entre los Estados español y francés, celebrada el lunes 20 de febrero en Málaga, ha supuesto, para Alto Aragón en Común, que tiene un diputado en el Congreso de Madrid a través de la candidatura oscense Unidos Podemos en Común, una "nueva decepción para las expectativas aragonesas sobre la reapertura del ferrocarril internacional de Canfranc"

Alto Aragón en Común critica, en un comunicado, que "por mucho que, a posteriori, el Gobierno de Aragón afirme que se habló de esta cuestión, el hecho de que no se haya adquirido ningún compromiso sobre esta reivindicación histórica, que contribuiría a dinamizar el Pirineo y buena parte de Aragón, nos hace pensar que el respaldo del señor Lambán a la investidura de Marian Rajoy responde a intereses distintos de los de las aragonesas y aragoneses".

"Los resultados no llegan. Bien, al contrario, la cumbre hispano francesa impulsa otro proyecto con gran rechazo social –expresado a través de colectivos ciudadanos y de ayuntamientos de todo signo, de varias comarcas oscenses– como es el de la línea de alta tensión que atravesaría el Pirineo", añade el comunicado.

Alto Aragón en Común lamenta que desde el cierre de la línea de ferrocarril del Canfranc, en 1970, y "durante los cuarenta años de gobernanza bipartidista tan solo hemos recibido montañas de buenas palabras sobre el Canfranc, que se convertían seguidamente en montañas de papel  mojado".

En este sentido, la plataforma ciudadana Alto Aragón en Común exige "hechos palpables sin más demora". "No queremos otros 40 años de 'buenas palabras' y de dosieres sin concreción. Las regiones del sur de Francia han demostrado en 2016 que se puede avanzar, abriendo un tramo de la vía internacional, que ya está en uso".

Asimismo, piden a Javier Lambán que "dé pasos". "Queremos hechos. Y ya que ha dado su respaldo a un Gobierno del Partido Popular consiga de él su implicación en ese proyecto que dice defender, y en torno al que no cesan afirmaciones triunfalistas tras encuentros como el de Burdeos, en los que su gobierno va a remolque de Aquitania", subrayan.

Por último, exigen igualmente que no se tomen decisiones sobre la línea de alta tensión internacional sin abrir un diálogo con los territorios afectados y que se den pasos hacia otro modelo energético, "más descentralizado, que no necesite de esas grandes infraestructuras con importantes impactos".

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies