#minasdepotasa  Ecología

Alegaciones a la “galería de investigación” en Undués de Lerda

La plataforma contraria a la extracción de potasa considera que la solicitud de esta obra responde a intereses meramente mercantiles, sin ningún objeto de investigación
| 7 enero, 2016 17.01
Alegaciones a la “galería de investigación” en Undués de Lerda
Oscar Pueyo, Marta López y Juan Carlos Gracia. Foto: Pablo Ibáñez (AraInfo)

Desde la Plataforma Unitaria Contra las Minas de Potasa en la Val d’Onsella y la Sierra del Perdón se han presentado alegaciones a la apertura de la “galería de investigación” propuesta por la empresa Geoalcali en Undués de Lerda, según han anunciado en rueda de prensa este jueves.

Desde esta plataforma consideran que la apertura de esa galería supondría la apertura encubierta del primer acceso a la mina para el proyecto Muga, del que todavía no se ha resuelto el Estudio de Impacto Ambiental.

Además, aseguran que esta iniciativa esconde la intención, por parte de Geoalcali, de convencer a inversores extranjeros, que todavía no han aportado capital, de la viabilidad del proyecto, así como de tratar de dar la sensación de que ya tienen todos los permisos para la explotación.

El acceso a esta “galería de investigación” coincidiría con uno de los accesos previstos a día de hoy a la mina, y es por eso, por lo que estiman que Geoalcali pretende empezar los trabajos antes de recibir el permiso o desestimamiento al Proyecto de explotación presentado.

“Una galería que llevaría 20 meses de trabajo para su finalización, con unas enormes dimensiones de la misma: 2.573 metros de longitud, una profundidad de 362 metros y una sección de 6×5 metros. ¿Puede una obra de estas dimensiones considerarse una ‘investigación’?”, advierten.

Desde esta plataforma aseguran que “este trabajo no incrementaría el conocimiento para el diseño del proyecto de explotación, porque éste ya está planteado y en fase de estudio por las administraciones. La cronología de los proyectos está clara: primero se investiga, mediante permisos de investigación, y derivado de estos, se pide el paso a explotación. Una vez presentado el proyecto de explotación no cabe volver a pedir permisos de investigación”.

La empresa comete incluso el error de nombrarla en su Plan de Restauración no como una galería de investigación, sino propiamente como una bocamina y por tanto, destinada a la explotación, y dice: “El escombro es cargado en el frente de trabajo en una flota de volquetes articulados que transporta el escombro hasta el punto de acopio ubicado a 2000 metros de la explanada de bocamina”.  En el mismo documento Geoalcali define la obra como “galería de acceso a la mina” y no como galería de investigación, y continúa: “La galería de acceso a la mina son estructuras de responsabilidad, por lo que se diseñan como galerías de largo plazo, necesitando un sostenimiento permanente”.

Todos estos datos, hacen sospechar a la plataforma que la solicitud de apertura de esta supuesta “galería de investigación” no es más que la apertura encubierta de la mina por parte de Geoalcali.

Una sospecha avalada por declaraciones realizadas por la propia empresa en prensa sobre el inicio de la apertura de la mina en primavera de 2016, así, Jorge Chocarro, Responsable de Asuntos Institucionales de Geoalcali, afirmaba en el Diario de Noticias el pasado mes de noviembre que “la extracción de la potasa se podría iniciar a finales de 2017, ya que la empresa calcula unos 18 meses de obras. En ese plazo se construiría una rampa de 2,5 kilómetros y unos 300 metros de profundidad en la bocamina, situada en el término aragonés de Undués de Lerda”.

“Entendemos que la apertura de esta galería responde también a un aspecto económico. Los informes periódicos a los inversores de Geoalcali, afirman que no se ha conseguido la mitad del capital para la financiación del proyecto, y a día de hoy, faltarían por cerrar acuerdos con dos de los cuatro inversores”. Desde la plataforma entiende que esta coyuntura económica, unida a la celeridad, por no decir “torpeza”, en la petición de apertura de esta galería, dentro de un proyecto ya en trámite, hace pensar que las pretensiones de Geoalcali con estos proyectos son meramente especulativas.

“Los tiempos no son los impuestos por la empresa, la tramitación del permiso Mina Muga no está siendo tan rápida como la empresa esperaba, han encontrado oposición al proyecto y existen aspectos técnicos que para nada están resueltos en el mismo” advierten desde la plataforma. “Es decir que, no pudiendo cumplir los plazos prometidos a los inversores, han improvisado la solicitud de apertura de la ‘galería de investigación’ para dar la sensación de que la mina ya está abierta y en marcha y calmar a los inversores, además de asegurarse los acuerdos de financiación, que a día de hoy, no están cerrados”, concluyen.

7 enero, 2016

Autor/Autora


Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR