Afectados por la crisis hipotecaria exigen soluciones al Ayuntamiento de Zaragoza

Ayer, 5 de febrero, convocadas por Stop Desahucios Interbancos Zaragoza un nutrido grupo de personas afectadas por la crisis hipotecaria se concentró, desde las 10.30 horas de la mañana, a las puertas del Ayuntamiento de Zaragoza para “solicitar el cumplimiento del derecho a la vivienda, y exigir responsabilidades a las instituciones”.

Foto: Pablo Ibañez (AraInfo). Galería Fotográfica
Foto: Pablo Ibañez (AraInfo). Galería Fotográfica
Foto: Pablo Ibañez (AraInfo). Galería Fotográfica

Ayer, 5 de febrero, convocadas por Stop Desahucios Interbancos Zaragoza un nutrido grupo de personas afectadas por la crisis hipotecaria se concentró, desde las 10.30 horas de la mañana, a las puertas del Ayuntamiento de Zaragoza para “solicitar el cumplimiento del derecho a la vivienda, y exigir responsabilidades a las instituciones”.

Las personas concentradas recordaban que “es responsabilidad de la DGA, los ayuntamientos, el gobierno central”, u otras administraciones públicas atender la demanda de vivienda, “están obligadas por la constitución a custodiar y hacer cumplir dichos derechos y por la Declaración Universal de los Derechos Humanos, en cualquier lugar, circunstancia, y bajo cualquier administración”.

“El Ayuntamiento de Zaragoza debe tomar cartas en este asunto, defender a sus ciudadanos e implementar medidas que den una resolución a este problema. Por ello debe apoyar a las familias en las negociaciones con los bancos con soluciones más efectivas que el ‘código de buenas prácticas’ y manteniendo un seguimiento efectivo de dichas negociaciones”, explicaban desde Stop Desahucios Interbancos Zaragoza, y añadían que “además deben proporcionar vivienda social con alquileres ajustados a los ingresos familiares, el Ayuntamiento tiene que implicarse realmente en esta cuestión y cumplir con su responsabilidad y su función de representantes y protectores del pueblo”.

Las personas concentradas han desplegado una pancarta donde podía leerse “La vivienda es un derecho constitucional. ¡Instituciones queremos soluciones!”, y han permanecido concentradas en la puerta del ayuntamiento de la capital del país, dónde se han ido sumando activistas hasta un total de unas 150 personas en el momento de mayor participación. En la plaza zaragozana se escuchaban gritos como “Sí se puede pero no quieren ¡dación en pago y alquiler social!”, y, pese al cierzo racheado y el frío, las personas afectadas por la hipoteca permanecían protestando pacíficamente e informando a las viandantes.

Una hora más tarde han acudido al registro municipal para presentar escritos en demanda de soluciones. Sin embargo, la policía local de Zaragoza -y su unidad especial UAPO- les impedía el paso al interior del consistorio zaragozano. Así, las participantes explicaban que “solo dejaban pasar a grupos reducidos de 4 personas, además han hecho dos filas, una para los miembros de Stop Desahucios y otra para el resto de ciudadanos”. Esta actuación policial “ha sentado mal”, explicaban los activistas, “nosotros también somos ciudadanos y venimos como tales”.

Una vez que la policía local ha ido permitiendo el acceso al ayuntamiento, las activistas de Stop Desahucios Interbancos Zaragoza han presentado el escrito en el que solicitan “que el pleno municipal adopte una serie de acuerdos necesarios”, entre ellos “encontrar una alternativa habitacional en tiempo y en forma razonables, antes de un desalojo forzoso, para evitar una espiral de exclusión y degradación, utilizando las viviendas que tiene a su cargo o implementando las mediadas y recursos necesarias para tal fin”.

Desde Stop Desahucios Interbancos Zaragoza critican “una serie de factores que han desencadenado la emergencia de la vivienda: una durísima y excepcional Ley Hipotecaria, ‘escrita’ por la mano de la patronal bancaria, además de unos partidos políticos mayoritarios, el PP y el PSOE, correa de transmisión del poder financiero”. Y critican con dureza a los “ayuntamientos que se han financiado con el mercado del suelo y donde todos los representantes políticos y sociales han mostrado su incapacidad para comprender el alcance que la burbuja inmobiliaria tendría en los de abajo. Han fomentado los fenómenos de especulación urbanística que suponían operaciones como la EXPO, la Milla Digital o similares”.

“Esto ha tenido como consecuencia el aumento desaforado del precio del suelo y de la vivienda, además de hipotecas estratosféricas, con tasaciones que son pura estafa, para viviendas básicas, (en ocasiones las antiguas viviendas protegidas franquista, los pisos llamados de sindicatos)”, explicaban, añadiendo que “la vivienda social que gestiona Zaragoza Vivienda es absolutamente insuficiente, lo que supone un endurecimiento y dificultad del acceso al alquiler público y social. Vemos una relación clara entre los apoyos a operaciones especulativas como la Expo, la Milla Digital o los cinturones de ronda, y el drama de los desahucios tanto de hipoteca como de alquiler”.

Por último, desde Stop Desahucios Interbancos Zaragoza informaban de su intención de continuar con las movilizaciones “de la campaña ‘Derecho a la Vivienda’ durante este mes de febrero. El día 19 en el Pignatelli -sede de la DGA-, el día 26 a las 10.30 horas en ‘Zaragoza Vivienda’, en la calle San Pablo, y finalmente el día 28 una manifestación unitaria de la campaña ‘Aragón sin desahucios’, las 12.00 horas desde Glorieta Sasera para acabar frente a la DGA”.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies