Economía

ADICAE recurrirá la sentencia sobre las comisiones en cajeros de Caixabank

La sentencia es un ataque a los consumidores y destaca lo absurdo de una justicia que se basa en informes sesgados del Banco de España, comprobado defensor de la banca en contra de los usuarios
| 8 mayo, 2016 08.05
ADICAE recurrirá la sentencia sobre las comisiones en cajeros de Caixabank
Sede de CaixaBank en Barcelona.

En le tratamiento judicial de la demanda interpuesta por ADICAE contra Caixabank, cabe destacar que en sólo 10 meses tres han sido los magistrados que han actuado en el procedimiento, cada uno en sustitución del anterior. Si la admisión de la demanda fue firmada por el titular del Juzgado Mercantil 3, José María Fernández Seijo, la vista previa corrió a cargo de una magistrada de apoyo, y finalmente del juicio y la sentencia se ha encargado el magistrado Eduardo Pastor.

¿Hubiese resultado igual el procedimiento en un juzgado de Madrid, Cáceres o Valencia? Esta es la pregunta que, en el análisis de la sentencia dictada hoy por el Juzgado Mercantil 3 de Barcelona, se han planteado los equipos jurídicos de ADICAE.

La sentencia basa su pronunciamiento en la libertad de establecimiento de las comisiones, apoyándose para ello en el Banco de España y sus informes, y considera que las mismas no pueden ser objeto de examen judicial por tratarse del precio de un servicio. Un precio al que, por cierto, no se aplica IVA, como sucede con cualquier otro producto o servicio, lo que pone de manifiesto que la realidad es diferente a como la interpreta el juzgador.

Tras reconocer que Caixabank ha aplicado su comisión «en un escenario, si no de laguna o vacío legal, de auténtica imprecisión normativa», la sentencia se permite descargar los perjuicios de dicha «imprecisión» (que en base a la Ley de Consumidores no es tal) sobre los consumidores, llegando a criticar la mera presentación legítima de la demanda y considerando «pernicioso» que los consumidores y sus organizaciones reclamen cuando se trata de lo que denomina como «lo pequeño», si bien obvia que con la aplicación de la doble comisión Caixabank se embolsó al menos 16 millones de euros en sólo unos meses.

Y a pesar de las pruebas practicadas a petición de ADICAE, que demuestran que Caixabank multiplicó por 4 el supuesto «coste a repercutir» de cada operación de retirada de efectivo cuando lo aumentó a 2 euros por extracción, y de destacar que si dos entidades cobran a un usuario por una única retirada el «precio» de la operación debe «representar el total coste económico que la operación representa para esa pluralidad de agentes intervinientes», resuelve la no aplicación de la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios.
Finalmente, la sentencia viene a decir que si a un usuario se le cobran dos costes por un mismo servicio «es culpa suya», puesto que no tiene «un derecho omnímodo …. a utilizar la red de cajeros de esta entidad a su conveniencia…»

Ante estos y otros argumentos, no sólo no compartidos por ADICAE, sino que limitan el legítimo derecho de los consumidores a aplicar la normativa de protección de los mismos, y que contiene elementos valorativos de excesiva subjetividad, ADICAE anuncia que mantendrá su demanda mediante los oportunos recursos en todas las instancias en las que resulte preciso, sometiendo en última instancia a la Unión Europea la interpretación equivocada, una vez más, de la legislación de defensa de los consumidores en España.

8 mayo, 2016

Autor/Autora


Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR