Activistas o agitadores, ¿todos lo son?

Estamos en un mundo en que tanto la prensa de papel o digital, los medios de comunicación audiovisuales o los partidos políticos utilizan el término activista para presentar a un personaje o tertuliano, en muchas ocasiones cuando no está presente y se hace referencia como contraposición se utiliza el término agitador. El problema que nos encontramos a veces es que no se acaba de definir exactamente el ámbito de su activismo o agitación o solo se hace una referencia a un espacio muy genérico. Yo entiendo que un activista es una persona versada sobre un tema en concreto donde participa …

desarmar evolución gente lunas árbol bienestar

Estamos en un mundo en que tanto la prensa de papel o digital, los medios de comunicación audiovisuales o los partidos políticos utilizan el término activista para presentar a un personaje o tertuliano, en muchas ocasiones cuando no está presente y se hace referencia como contraposición se utiliza el término agitador. El problema que nos encontramos a veces es que no se acaba de definir exactamente el ámbito de su activismo o agitación o solo se hace una referencia a un espacio muy genérico.

Yo entiendo que un activista es una persona versada sobre un tema en concreto donde participa o practica, tiene una postura definida y además la defiende.

Hay que tener en cuenta que los activistas pueden ser de izquierdas o derechas en política, estar en movimientos sociales, religiosos, artísticos,... Vaya, decir sólo activista deja un poco "desnudo" del contenido exacto de sus prioridades. La definición de esta palabra en la RAE es: "Militante de un movimiento social, de una organización sindical o gremial de un partido político que intervienen activamente en la propaganda y el proselitismo de sus ideas".

El proselitismo está definido en la RAE: "Celo de ganar prosélitos". Y prosélitos por la misma institución: "Partidario que se gana para una facción, parcialidad o doctrina".

Pero cuando miramos u oímos a un activista que nos presentan no se nos ocurre pensar que va a hacer proselitismo, ya que eso incurriría en prejuzgarlo, pero claro muchas veces el anfitrión recurre a él por afinidad en la línea ideológica o un interés concreto en los postulados del invitado, pero no tiene que ser así siempre nos encontramos que en el caso de no ser afín y no estar presente por la misma actividad o afinidad puede pasar a ser un agitador.

Nunca he sabido si es un término que se autoadjudica alguien o se lo otorgan terceros.

Sinceramente una vez leídas las definiciones cuesta creer que haya mucha gente interesada en ser considerada activista, al margen dado la importancia respecto a la iniciativa que defiende la coherencia de vida debe ser máxima, está claro que no todos los "activistas" actúan haciendo proselitismo, pero sí que es verdad que en principio defienden sus ideales de una forma firme.

La importancia de saber en qué estriba el activismo de una persona y en qué dirección, es vital para poder comprender en el momento que responde o plantea algo si forma parte de su ideario. Vamos a ver, hay activistas de izquierdas y de derechas que defienden posturas similares, pero que pasadas por el tamiz de su raíz son absolutamente diferentes.

Pienso que una persona puede pasar de ser considerada activista a agitador de una cuestión en concreto en función de los ojos que lo miran.

Agitador RAE:" Persona que excita los ánimos para propugnar determinados cambios políticos o sociales". No es lo mismo, pero puede coincidir en función de quién define u otorga valores.

Por otro lado, si la propia persona se autodefine como activista, agitador, polemista, perturbador... nos encontraríamos en una situación equilibrada y creíble. Que alguien le adjudique ese sustantivo puede llevar a la confusión incluso a deformar las intenciones del susodicho. Realmente mucha gente defiende postulados, pero no necesariamente hasta el punto de hacer proselitismo, actuar como predicadores de una verdad absoluta. También es verdad que a veces dada las circunstancias o los tiempos se recurre a ello como única solución posible antes de intentar sucumbir ante otra evidencia, normalmente en estas ocasiones acaba perdiendo mucha credibilidad, suplantar a un "activista" puede salir muy caro.

Simplemente creo que vivimos en momentos en que para justificar movimientos, posicionamientos o creencias se está abusando de este tipo de personajes haciéndoles decir lo que otros no se atreven y les interesa la voz de un activista o de un agitador para atraer adeptos.

Tal vez se me entenderá mejor esta dicotomía burlesca en la utilización de estos términos si recurrimos a las definiciones como elementos de la ciencia química. El principio activo según la RAE es: "Un componente responsable de las propiedades farmacológicas o tóxicas de una sustancia". Agitador: "Dispositivo o aparato utilizado para agitar o revolver líquidos". Está claro que la diferencia está en la utilidad que se le quiera dar al individuo.

De todas maneras necesitamos activistas, agitadores, polemistas, perturbadores, amotinadores, perturbadores que remuevan las conciencias, pero es muy importante que no se dejen manipular por los intereses de los poderes, de las banderas de los símbolos. No todos los activistas que nos venden lo son y no todos los que lo son lo muestran, su forma de actuar muchas veces no es tan pública, su proselitismo está mostrando su cotidianidad mientras la explica. Qué difícil.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies