ABANCA mantiene en “condiciones ínfimas” la vivienda de una familia de Zaragoza

El Sindicato de Inquilinas denuncia que ABANCA no cumple sus obligaciones como propietaria de la vivienda de Jean-François y su familia

Humedades de la casa de la familia de Jean-François | Foto: Sindicato de Inquilinas

El Sindicato de Inquilinas de Zaragoza denuncia que Jean-François, sus hijos de 13 y 1 años, y su mujer, vecinas del barrio Oliver, llevan desde 2007 reclamando a ABANCA, el banco propietario de su vivienda, una solución para las “condiciones ínfimas” en que se encuentra su vivienda.

La familia sufre unos “gravísimos problemas de humedad” desde que comenzaron a vivir de alquiler en su piso. Denuncian que ABANCA, banco propietario de la vivienda, “no ha cumplido con sus obligaciones”. El piso proviene de una dación en pago de la que Jean-François asumió el 20% de la deuda.

En este tiempo, el propietario solamente ha ofrecido soluciones estéticas, pintando en alguna ocasión la vivienda, “cuando resulta claro que esto queda lejos de la solución al problema”.

En un comunicado, el sindicato explica que “su piso es inhabitable, especialmente para una familia con niños menores”.

La ley obliga al propietario de la vivienda, ABANCA, a mantener la vivienda en condiciones de habitabilidad. Para el sindicato y la familia el problema recae en que ante la falta de cumplimiento de las obligaciones por parte del propietario “nos topamos con la absoluta indiferencia de las instituciones, la falta de herramientas en manos de los inquilinos o de una ley que realmente garantice una vivienda de alquiler digna”.

El sindicato se suma a la lucha de François y su familia para reclamar que el banco cumpla y ofrezca una solución definitiva para que esta familia pueda vivir dignamente. Sus exigencias pasan porque el propietario responda y cumpla con sus obligaciones sin demora. También señalan “la indefensión que tenemos las inquilinas e inquilinos ante este tipo de situaciones”.

Viviendas que no cumplen con las condiciones mínimas, fianzas robadas, subidas de precio abusivas… Estos son algunos ejemplos que pone el Sindicato de Inquilinas, ante lo que denuncian que hay una “legislación insuficiente y una administración pública sin voluntad de definir un parque público de vivienda que ataje de raíz el problema de la especulación con la vivienda”. Si todo esto no cambia “seguiremos expuestas a unas condiciones de vida precarias en beneficio de la banca y los rentistas”.

La estrategia ahora mismo del sindicato es la denuncia social pública para que ABANCA ofrezca una solución real al problema y garantice una alternativa a la familia.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies