A Vada d'Amostranza 22M. Educación para liberarnos

“No tengo que ser esclava de nadie” María Dominguez Remón. Hoy, 22 de Mayo, la comunidad educativa aragonesa, junto a la población más concienciada, ha hecho buenas estas rotundas y siempre revolucionarias palabras de María Dominguez. Durante toda la jornada se ha respirado libertad, ganas de vivir en igualdad, sin exclusiones, sin elitismos, sin castas económicas, sin privilegios, durante toda la jornada este ha sido el subterráneo hilo conductor de la defensa concienciada, combativa y contundente de la Educación Pública aragonesa. Miles de aragonesas y aragoneses han llenado las calles de nuestros pueblos y ciudades reclamando un derecho conquistado con …

Foto: Serchio Tella
Foto: Serchio Tella
[/caption]

“No tengo que ser esclava de nadie” María Dominguez Remón.

Hoy, 22 de Mayo, la comunidad educativa aragonesa, junto a la población más concienciada, ha hecho buenas estas rotundas y siempre revolucionarias palabras de María Dominguez. Durante toda la jornada se ha respirado libertad, ganas de vivir en igualdad, sin exclusiones, sin elitismos, sin castas económicas, sin privilegios, durante toda la jornada este ha sido el subterráneo hilo conductor de la defensa concienciada, combativa y contundente de la Educación Pública aragonesa.

Miles de aragonesas y aragoneses han llenado las calles de nuestros pueblos y ciudades reclamando un derecho conquistado con esfuerzo colectivo en enfrentamientos entre fuerza antagónicas, quienes detentan el poder de manera tiránica y exclusivista contra quienes pensamos que el único poder legítimo para organizar nuestras vidas es el poder popular. De esto trataba la exitosa jornada de lucha. De entender que es la Educación Pública quien es capaz de liberar a nuestra sociedad del despotismo (siquiera ilustrado) que nos gobierna por delegación. De entender que la Educación Pública universal, laica, gratuita y emancipatoria es la única garantía de un futuro de progreso y fraternidad para toda la colectividad.

Más allá de las abultadas cifras de participación en las diferentes manifestaciones, concentraciones o encierros que se han sucedido por todo Aragón, llenando el país de un brillante verde esperanza, y de las que hemos ido informando a lo largo del día, queremos destacar el histórico proceso vivido hoy. Todos los sectores educativos, desde infantil a universidad, y todos los sectores de la “izquierda”, desde el reformismo al sindicalismo libertario, hemos marchado juntos reclamando lo que sabemos nos pertenece: el derecho a organizar nuestras vidas sin mandatos externos, del estado español o de sus “mercados”. Seremos nosotras quienes organicemos nuestro propio sistema educativo, y si el Gobierno de Aragón nos “recorta”, sacaremos nuestras escuelas libres a las plazas como ya hicieran nuestras precursoras, maestras aragonesas como María Dominguez o Palmira Plá.

Cada día somos más las aragonesas y aragoneses que nos sumamos a la marea verde (y también a la roya o a la azul, pues todas forman el mismo río), con cada manifestación, vada o acción de protesta añadimos gotas a esta esperanzadora marea de transformación social que adquirirá forma de tsunami para arrasar con el despotismo capitalista y alumbrar un nuevo día que ponga libertad.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies