A unos días de que se apruebe el nuevo Plan Director, el Gobierno de Aragón sigue sin definir qué va a pasar con la partida de cooperación

NdP.- Zaragoza, 20 de junio de 2012 | La Federación Aragonesa de Solidaridad (FAS) muestra su inquietud y su malestar ante la falta de información por parte de la Consejería de Presidencia y Justicia del Gobierno de Aragón sobre cómo se va a aplicar en el Servicio de Cooperación la reducción presupuestaria anunciada en el mes de mayo. El 23 de mayo la Federación Aragonesa de Solidaridad solicitó al Consejero de Presidencia y Justicia que informara a las ONGD, las principales gestoras de la cooperación al desarrollo aragonesa, sobre el posible recorte de 2,4 millones de euros en la partida …

Foto: Fas

NdP.- Zaragoza, 20 de junio de 2012 | La Federación Aragonesa de Solidaridad (FAS) muestra su inquietud y su malestar ante la falta de información por parte de la Consejería de Presidencia y Justicia del Gobierno de Aragón sobre cómo se va a aplicar en el Servicio de Cooperación la reducción presupuestaria anunciada en el mes de mayo.

El 23 de mayo la Federación Aragonesa de Solidaridad solicitó al Consejero de Presidencia y Justicia que informara a las ONGD, las principales gestoras de la cooperación al desarrollo aragonesa, sobre el posible recorte de 2,4 millones de euros en la partida del Fondo de Solidaridad, anunciado en prensa y mencionado en el parlamento aragonés.

Más de 20 días después, y a tan sólo unos días de que se apruebe en Cortes de Aragón el Plan Director de Cooperación al desarrollo, seguimos sin recibir una contestación clara.

¿Qué políticas públicas están proponiendo nuestros gobernantes?

El 21 de junio se aprobará en las Cortes el "Plan Director de la Cooperación Aragonesa 2012-2015" del mismo Gobierno de Aragón que apuesta por cooperar en 14 países y 2 territorios especiales, principalmente en 8 líneas de acción prioritarias, como son: agua; soberanía alimentaria; salud; educación; formación de recursos humanos; innovación y desarrollo; asistencia técnica entre administraciones; y educación para el desarrollo, además de la acción humanitaria en emergencias y algunas acciones de codesarrollo. Ante esta declaración de intenciones del nuevo Plan Director, tenemos dos preguntas: ¿Con qué fondos, se pretende realizar esta ingente tarea de cooperación? ¿Con qué fondos quieren llegar a tener un impacto de cooperación que luego tendrá que ser evaluado?

La Diputación Provincial de Zaragoza desoye el Plan Director

Las prioridades contempladas en la convocatoria no responden al Plan Director de la Cooperación Aragonesa, por lo que también nos preguntamos sobre la coherencia de los procesos de planificación, la política pública y lo que finalmente las administraciones priorizan.

También denunciamos hace dos semanas la reducción de la convocatoria de subvenciones para cooperación internacional por parte de la Diputación Provincial de Zaragoza. Según ésta ha difundido en prensa, no reduce la convocatoria, sino que divide la partida destinada a solidaridad en un concurso público, en el que todas las organizaciones no gubernamentales que opten son baremadas por los mismos criterios, y en convenios de colaboración con organismos internacionales.

Pedimos que esos convenios directos se realicen en las mismas condiciones de transparencia, calidad, eficiencia, fiscalización y alineación con los objetivos y criterios marcados por la cooperación aragonesa. Es decir, pedimos que los criterios de adjudicación de dichos convenios sean transparentes y eficaces del mismo modo que a las organizaciones no gubernamentales se les exige.

Sabemos que son tiempos de crisis y que los recortes están afectando a numerosas áreas, pero, después de las últimas decisiones políticas de nuestro país (el rescate), recordamos que el objetivo de las políticas públicas debe ser las personas primero, que no se recorte en servicios esenciales para la ciudadanía ni en el apoyo a las personas más desfavorecidas, sean del lugar que sean. Existen siempre múltiples caminos para llegar a los fines previstos, y los recortes sistemáticos no son la única manera de cuadrar los presupuestos. De hecho, otras instituciones locales y autonómicas, están manteniendo partidas que, si bien han sido mermadas, mantienen lo fundamental de la aportación, demostrando así una apuesta sostenida y sostenible por la cooperación al desarrollo, incluso en los tiempos de crisis.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies