#absolución8deYesa  Ecología

Ecologismo e internacionalismo arropan en Madrid la lucha contra el recrecimiento de Yesa

La lucha contra el recrecimiento de Yesa llega al Congreso de Madrid. "Paralización", "Por seguridad, porque no es viable, por una nueva cultura del agua", "Ríos vivos, pueblos vivos", "Absolución 8 de Yesa", han sido algunos de los lemas más coreados en la concentración que ha reunido este sábado a un millar de personas en la capital castellana bajo el lema "Ni una legislatura mas con la amenaza de Yesa"
| 2 abril, 2016 21.04
Ecologismo e internacionalismo arropan en Madrid la lucha contra el recrecimiento de Yesa
Foto: @Coagret

La protesta, que ha tenido lugar este sábado en la plaza del Congreso de los Diputados de Madrid, estaba convocada por las asociaciones Río Aragón – Coagret y Yesa+no “lanak gelditu elkartea”, de Aragón y Nafarroa respectivamente, y respaldada por organizaciones ecologistas -Ecologistas en Acción, GreenPeace, WWF, SEO BirdLife, Plataforma en Defensa de l’Ebre o Fundación Nueva Cultura del Agua, entre otras-, así como por los partidos políticos EH Bildu, CHA, Podemos, Puyalón de Cuchas, Equo, IU Alto Aragón, I-E y Geroa Bai, los sindicatos SOA y CGT y las organizaciones juveniles Purna y Chobentú.

«Estamos en un momento político importante, de cambio, y las cuestiones relacionadas con el agua no han evolucionado desde la llegada de la democracia», ha apuntado Miguel Solana, alcalde de Artieda -uno de los municipios afectados por el recrecimiento de Yesa- y portavoz de la Asociación Río Aragón. «Tenemos la sensación de que no hay concienciación ni política ni ciudadana del problema y nuestra obligación es exponer los peligros que este tipo de obras suponen para la seguridad de las personas», ha afirmado para añadir: “Vivimos tiempos en que parece que todo es posible pero se debe imponer la racionalidad y cuando la seguridad de las personas se ve amenazada, ya no es cuestión de opiniones”. También ha manifestado que el «recrecimiento del embalse está suponiendo un desvío presupuestario que ha pasado de 100 a 400 millones de euros, hasta la fecha» pero lo «más importante» es que ha creado «deslizamientos en las laderas«.

Iker Aramendia, portavoz de la Asociación Yesa+no, ha alertado que las personas «que vivimos aguas abajo de las presas tenemos una sensación permanente de hipotético riesgo”. Para Aramendia, en este momento “se puede propiciar un cambio de política, hay que cambiar el chip de manera radical y es ahora cuando se lo tenemos que decir a los políticos”. En este sentido, ambas asociaciones reivindican, ante un gobierno español aún por conformar y del que depende directamente la obra, la oportunidad de poner fin al que consideran último ejemplo de la vieja política del hormigón, apostando por un cambio en la gestión del dinero, y del río.

Durante la concentración se han desplegado decenas de metros de tela azul simulando un río. También ha habido un recuerdo especial a Berta Cáceres -activista de la comunidad indígena lenca y movimientos campesinos y Premio Goldman 2015, asesinada en el interior de su vivienda en Honduras el pasado mes de marzo- y un homenaje a los “8 de Yesa”, las ocho personas encausadas por una protesta pacífica en Artieda en 2012 que terminó con cargas por parte de la guardia civil y que se enfrentan a 39 años de cárcel y más de 22.000 euros de multa en el juicio que tendrá lugar el próximo 23 de mayo. «Estamos llevando a cabo una campaña para ver si provocamos un poco de vergüenza en quien tiene la función de llevarnos a la cárcel», ha dicho Arriel, uno de los “8 de Yesa”, añadiendo: «Estamos consiguiendo muchísimos apoyos, entre otros la práctica totalidad de los ayuntamientos de la zona».

En el acto, Río Aragón – Coagret y Yesa+no también han hecho entrega, a las y los representantes de las diferentes formaciones políticas con representación en el Congreso de Madrid, de un documento con exigencias respecto al recrecimiento del embalse de Yesa para este «nuevo tiempo político que vivimos».

Jorge Luis Bail, diputado en Madrid de Podemos-Alto Aragón en Común y otro de los “8 de Yesa”- ha recalcado que Aragón y Nafarroa «tienen que tener voz en el Congreso para defender las propuestas de las asociaciones». Asimismo ha recordado que se han vuelto a presentar -como en otras legislaturas- iniciativas en cuanto a «las obras hidráulicas en general y del pantano de Yesa en particular». «Este pantano no es solo socialmente insostenible, ecológicamente lesivo, sino que tiene una contestación social absoluta, está judicializado y además es el símbolo de lo que no queremos en las obras hidráulicas», ha criticado Bail para afirmar que «necesitamos un gobierno de cambio para que en el caso de que no lleguemos a paralizar absolutamente las obras del recrecimiento de Yesa, al menos se paralice el aumento de cota del embalse y nunca se llene en la cota en la que está proyectado porque la gente que vive aguas abajo correría riesgo». Bail también ha pedido que se haga un «análisis profundo» y en este sentido ha recordado la petición realizada en la Comisión de Medio Ambiente para que comparezca el presidente de la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) y de expertos de las universidades con el objetivo de iniciar un debate para cuestionar el «interés general que tiene el recrecimiento de Yesa».

Desde CHA, otra de las formaciones políticas presentes este sábado en Madrid, han recordado que «tras 30 años de conflicto político, social y medio-ambiental es necesario conseguir su paralización definitiva para evitar el despilfarro de dinero público que supone esta infraestructura, “pieza clave” para retomar cualquier nuevo proyecto de trasvase del agua a otra cuenca hidrográfica, sin olvidar los graves problemas de seguridad que se han denunciado por deslizamientos en la ladera durante las obras de recrecimiento».

Puyalón de Cuchas, organización de la izquierda independentista aragonesa y una de las formaciones más reivindicativas en la lucha contra el pantano de Yesa, afirma que las obras del recrecimiento “no paran de generar dudas sobre su seguridad». «Las inversiones millonarias que está haciendo el Estado español en este embalse son un saco sin fondo. Los cientos de millones que se están tirando al fondo del pantano solo benefician a las empresas constructoras”, apostillan.

Las notas del Himno de Aragón, el «Canto a la Libertad» de José Antonio Labordeta, han puesto el punto final a la protesta.

2 abril, 2016

Autor/Autora


Vimeo
Ocurrió un error. Comprueba que el id 1756922 corresponde a un 0 y que existe.
Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR