400 personas fallecen en un nuevo naufragio en el Mediterráneo

Alrededor de 400 personas han perdido la vida en un nuevo naufragio de una embarcación procedente de Libia en el Mediterráneo, según ha informado la ONG Save the Children citando testimonios recogidos de las personas supervivientes. La Guardia Costera italiana por el momento no ha lanzado ninguna información oficial al respecto.

Migrantes rescatados del mar Mediterráneo. Foto: Fernando G. Calero (MSF) (Archivo)
Migrantes rescatados del mar Mediterráneo. Foto: Fernando G. Calero (MSF) (Archivo)
Migrantes rescatados del mar Mediterráneo. Foto: Fernando G. Calero (MSF) (Archivo)

Alrededor de 400 personas han perdido la vida en un nuevo naufragio de una embarcación en el Mediterráneo. La tragedia ha ocurrido a las 24 horas de su salida de la costa Libia, según ha informado la ONG Save the Children citando testimonios recogidos de los 150 supervivientes que ya han llegado al puerto italiano de Reggio Calabria. La Guardia Costera italiana por el momento no ha lanzado ninguna información oficial al respecto.

Entre el 11 y 13 de abril, según Save the Children, han llegado más de 5.100 personas en 18 desembarcos en Lampedusa (6), Sicilia (8), Calabria (2) y Apulia (2). Entre ellos se encuentran cerca de 450 niños y niñas, de las cuales 317 no iban acompañadas de ningún adulto.

"Muchos de ellos han vivido experiencias de violencia atroz, y han perdido amigos, familiares, madres o padres, incluso en los últimos naufragios. Según los informes, la situación en Libia se está saliendo de control, e incluso es inaudita de la violencia en las calles", afirma la ONG en un comunicado.

"Cerca de Trípoli vivimos durante cuatro meses en una fábrica de sardinas. Estábamos más que 1.000 personas. Comimos una vez al día y no podíamos hacer nada. Si alguien hablaba con un amigo o vecino, era golpeado. Todo esto para extorsionar más dinero. Te hacen llamar a casa, diciendo que vas a morir, y mientras tanto te pegan para que tu familia pueda oír tus gritos", afirma Bherane, de 17 años.

Para Save the Children es "esencial" asegurar una "recepción adecuada y dar el apoyo necesario, también psicológico, especialmente a los más vulnerables".

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies