Mundo  Portada

2013, guerras que se enquistan y nuevos modelos de vida que toman fuerza

EXTRAMURS | El año 2013 se despide dejando un mundo más convulso. Conflictos que se eternizan, como Siria o Irak; países al umbral de la quiebra, como Libia, de la guerra civil, Sudán del Sur, o del genocidio, como la República Centroafricana. Una crisis económica que parece no tener fin, especialmente en Europa, donde resurge...
| 6 enero, 2014 08.01

extramurs analisis 2013EXTRAMURS | El año 2013 se despide dejando un mundo más convulso. Conflictos que se eternizan, como Siria o Irak; países al umbral de la quiebra, como Libia, de la guerra civil, Sudán del Sur, o del genocidio, como la República Centroafricana. Una crisis económica que parece no tener fin, especialmente en Europa, donde resurge con fuerza la extrema derecha.

La ilusión de la Primavera Árabe se agota, definitivamente, en Egipto. Suráfrica explota el recuerdo de Mandela. Latinoamérica intenta llenar el vacío que deja Hugo Chávez. Rafael Correa se consolida como el nuevo líder del llamado “socialismo del s.XXI” mientras el Brasil descubre que los grandes acontecimientos deportivos no son ninguna garantía de “paz social”.

2013 deja un mundo con un liderazgo muy cuestionado. Los Estados Unidos, incapaces de imponer una solución al conflicto sirio, ven su imagen muy malograda con la revelación del espionaje masivo del NSA. Todo y el acuerdo histórico con el Irán o la ligera mejora de la economía, el año que dejamos será recordado por el “shutdown” republicano o por la primera bancarrota de una ciudad.

En definitiva, 2013 deja un mundo a la deriva, sin un liderazgo mundial claro ni mecanismos sólidos de entendimiento. Un mundo más desigual donde el poder se blinda ante el previsible aumento del descontento ciudadano, pero también donde las alternativas postcapitalistas empiezan a tomar forma. Por todo esto, el equipo de Extramurs hemos elaborado un pequeño resumen de los principales acontecimientos que han marcado la actualidad internacional este año que apenas se acaba, así como un recordatorio de aquellas tragedias, conflictos y realidades a menudo olvidadas y que sesgan las vidas de millones de personas en todo el planeta. Esperamos que os guste.

ENERO. El Estado francés interviene al norte de Malí

El 10 de enero, la caída del pequeño pueblo de Konna enciende todas las alarmas. Es el punto estratégico clave para controlar el tránsito entre el norte y el sur de Malí. Ya hace un año del levantamiento de los tuaregs reclamando la independencia del territorio que denominan Azawad, hartos del abandono del gobierno de Bamako. Los ayudan armas y mercenarios que vienen de participar en la guerra Líbia. Los islamistas no tardan en reconquistar los territorios “liberados” en beneficio propio. Malí corre el riesgo de convertirse en una nueva Somalia junto a Níger, donde Francia extrae dos terceras partes del uranio que consumen sus centrales nucleares.

En cuestión de días, François Hollande consigue la autorización de la ONU para intervenir militarmente al país. En pocas semanas, los rebeldes son arrinconados. Un acuerdo con los tuaregs permite la celebración de elecciones presidenciales. El vencedor, Ibrahim Boubacar Keita, es un político veterano educado en uno de los mejores liceos de París. Hollande asegura que “la guerra ya está ganada” el día de la Fiesta Nacional Francesa, durante la marcha militar a Campos Elíseos.

La paz todavía es muy frágil. El 2 de noviembre, dos periodistas de RFI son secuestrados y asesinatos. Al Qaeda del Magreb Islámico (AQMI) reivindica el atentado justificándolo como una venganza por la intervención. París se plantea ahora aumentar la dotación de 3.000 efectivos que mantiene en Malí.

FEBRERO. El desafío de Kim Jong-Un

Corea del Norte realiza, el 12 de febrero, el ensayo nuclear más importante en la historia del país. Provoca un terremoto de 5 grados en la escalera de Richter y uno de más intenso a escala diplomática. Naciones Unidas aprueba una nueva ronda de sanciones mientras los Estados Unidos inicia maniobras militares conjuntas con Corea del Sur, usando un total de 13.000 efectivos.

Algunos analistas consideran que se trata, una vez más, de una estrategia del régimen norcoreano para sacar algún rédito económico de la amenaza nuclear. Otros ven una maniobra norteamericana para asegurar presencia militar en la región. La escalada de provocaciones llega a un punto crítico el 11 de marzo, cuando Pyongyang anuncia que anula el armisticio de 1953. El gobierno ordena el cierre del complejo de Kaesong, un complejo industrial situado muy cerca de la frontera con el sur, único vestigio de colaboración entre ambos países.

Las conversaciones de paz no empiezan hasta que el Sur no afloja 7,3 millones de dólares en ayuda humanitaria. Finalmente, el mes de septiembre se reabre Kaesong. Los medios especulan sobre si se trata de una maniobra del nuevo presidente, Kim Jong-Un para hacerse fuerte al cargo, mientras obvian que Corea del Sur también estrena dirigente. El 25 de febrero tomaba posesión, en Seúl, ParkGeun-hye la primera mujer elegida para el cargo e hija del ex dictador ParkChung-hee.

MARZO.

Venezuela sin Chávez

El presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro, decía en el discurso de cierre de año: “El 2013 será recordado como el año que murió nuestro comandante Chávez”. En efecto, la muerte de la cabeza visible del proceso de transformación social, después de una larguísima enfermedad que no le había impedido ganar unas presidenciales meses antes, abría una etapa incierta al país latinoamericano. Ya sin su carismático representante, el PSUV enfrentaba el reto de continuar el legado de Chávez y mantenerse a las instituciones y en las calles.

Maduro venció en las presidenciales del 14 de abril, la desorientación de los antiguos votantes chavistas se tradujo en una abstención alta que le confirió a Maduro únicamente un 1% de ventaja sobre el principal candidato opositor, Henrique Capriles. A pesar de las “guarimbas” (disturbios) impulsadas por opositores descontentos con el resultado, que causaron 7 muertos, y la guerra económica generada por los empresarios que hinchaban los precios de los productos hasta límites insostenibles, la gestión de Maduro al frente del país se ha consolidado. Los resultados de las elecciones municipales del 8 de diciembre pasado, donde el PSUV ganó más del 72% de las alcaldías, demuestran la solvencia del chavisme como proyecto político transformador desatado ya del personalismo de la figura de Chávez.

El cercano 2014, Maduro enfrentará el reto de resistir a los intentos de desestabilización de la oposición y de profundizar en las medidas contra la corrupción y en el Plan Patria, avanzando hacia el Socialismo del siglo XXI y hacia la descentralización del Estado y la construcción del Estado comunal.

Chipre, corralito a la europea

El 16 de marzo, se anuncia un acuerdo sobre un plan de rescate de la economía de Chipre por un máximo de 10.000 millones de euros. Los bancos, no obstante, necesitan 7.000 millones más para no caer en bancarrota. El acuerdo prevé que este dinero los recaude el gobierno local con un impuesto sobre la totalidad de los depósitos. Los inferiores a 100.000 euros tendrán que pagar una tasa del 6,75 %. Se incumple, así, la normativa comunitaria que obliga a garantizar la integridad de estos depósitos.

El acuerdo se anuncia de madrugada. La sesión parlamentaria que tiene que ratificar el acuerdo se avanza al lunes siguiente, a pesar de ser día festivo, es decir, con la totalidad de los bancos cerrados. Se forman larguísimas colas en los cajeros. La gente intenta sacar todo el que puede. La preocupación se dispara a los mercados internacionales. Las entidades ya no abrirán hasta el 28 de marzo cuando ya se haya cerrado un acuerdo en Bruselas, con el beneplácito de Angela Merkel. Uno de los dos bancos principales desaparecerá. El otro podría aplicar finiquitos de hasta el 60 % a los depósitos más altos. El 12 de abril el Eurogrup ratifica el acuerdo logrado entre la troika y el gobierno de Chipre.

Ocho meses después, la isla ha desaparecido del mapa mediático mientras sufre los efectos de los acuerdos de marzo. La tasa de paro ha doblado hasta llegar al 18 % y un 6% de la población depende de la ayuda alimentaria.

ABRIL. La nueva dimensión del conflicto vasco

Un año después del alto el fuego definitivo de ETA, el camino hacia la resolución del conflicto vasco se consolidaba con la apuesta del movimiento abertzale por la desobediencia civil. Pendientes del juicio y la entrada a prisión de unas 200 personas –la mayoría militantes de la organización juvenil ilegalizada Segi- nacen espacios como Eleak o Libre que, con herramientas como los muros ciudadanos (herri harresia), han probado de impedir estas detenciones mediante la resistencia pacífica. El primer herri harresia tuvo lugar el 8 de abril en Donostia, y lo siguieron acciones en Orereta, Ondarroa o Iruñea. Todos los jóvenes acabaron entrante en prisión y sumándose a los más de 500 presos políticos de este conflicto. El año acaba con una declaración histórica, la del colectivo que los agrupa, el EPPK, que emitió sábado un comunicado en el cual reconocía el daño causado y aceptaba dar libertad a sus miembros para aceptar beneficios penitenciarios individuales.

MAYO. Erdogan, punto de inflexión.

Las protestas contra el plan del gobierno turco de desmantelar el Parque Taksim Gezi, situado al corazón de Estambul, desencadenaron durante el mes de mayo una de las oleadas de movilizaciones más grandes que se recuerdan en Turquía. Centenares de manifestaciones y actas de protesta se extendieron rápidamente por todo el país, y el Parque Taksim Gezi se convirtió en un símbolo de resistencia contra la deriva autoritaria e islamista del gobierno del primer ministro Recep Tayyip Erdogan. En total, se calcula que unos 3,5 millones de personas se movilizaron durante aquellas semanas, con un total de 5000 actas de protesta, los cuales encontraron como respondida represión brutal por parte de las autoridades del país, con un balance de 11 muertos y cerca de 8000 heridos. Los hechos de Taksim, junto con la revelación de varios casos de corrupción al AKP y otros escándalos de carácter similar, han afectado de manera muy negativa la popularidad del primer ministro Erdogan, poniendo en riesgo sus posibilidades de reelección a los comicios legislativos previstos para el 2015.

JUNIO.

Yes, we scan

Para muchos, en 2013 será recordado como el del caso de Edward Snowden. Este joven de menos de 30 años hizo tambalear Occidente con la revelación de una trama de espionaje masivo a cargo de la administración norteamericana. Snowden sigue la estrella otros “filtradores” ilustres como Bradley Manning o Julian Assange y facilita a los diarios The Guardian y The Washington Post informaciones sobre los programas de vigilancia masiva PRISM y XKeyscore.

Snowden asegura que sólo pretende denunciar la existencia de estos programas, los cuales incluyen prácticas que “destruyen la privacidad, la libertad en internet, y las libertades básicas de la gente de todo el mundo”, con la creación de una inmensa maquinaria de vigilancia que estaba siendo construida en secreto. La fuga del analista se convierte en un fenómeno global. Snowden, irónicamente, encuentra asilo temporal en Rusia, uno de los países más represivos del mundo. Algunos han interpretado como un desafío de Moscú al poder en declive de los EE UU y al presidente Obama. En una entrevista al Washington Post, Snowden asegura, a finales de año, que “la misión está cumplida”.

Relevo presidencial en la Irán

También al mes de junio se produce la victoria de Hassan Rohani a las elecciones presidenciales iraníes, obteniendo una inesperada mayoría absoluta de los votos en primera vuelta. Rohani, quién fue investido presidente en agosto, es un conservador moderado y miembro de la élite teocrática que tomó el control del país con la Revolución Islámica del 1979.

Después de los años de aislacionismo de Mahmud Ahmadinejad, detrás la elección de Rohani se entrevé un movimiento del ayatolá Alí Khamenei para recuperar parte de la legitimidad interna perdida, y de retruque mejorar las muy deterioradas relaciones con los EE UU. En este sentido, hay que destacar el histórico el acuerdo a qué llegaron el gobierno iraní y los países del grupo negociador 5+1 (EE.UU., Rusia, la China, el Reino Unido, Francia y Alemania) el noviembre de este mismo año. El Irán se comprometía a limitar su producción de uranio a niveles de entre el 5% y el 20% (para producir bombas nucleares se necesita un nivel del 90%), limitándolo en programas civiles, confirmando un giro en la política exterior, un hecho sin precedentes en sus más de 30 años de historia, y que es mirado con recelo desde el Arabia Saudí e Israel, principales rivales del Irán en la Oriente Medio.

JULIO. El otoño llega a Egipto

A principios de Julio, las Fuerzas Armadas egipcias hicieron caer el electo Muhammad Mursi, suspendiendo la Constitución y disolviendo el Parlamento. Después de una semana de movilizaciones masivas a diferentes ciudades de Egipto, el comandante en cabeza de las Fuerzas Armadas, Abdel Fatah al-Sisi, aparecía a la televisión estatal para comunicar la nueva hoja de ruta impuesta por el ejército. El documento parecía consensuado, en un principio, con parte importante de la oposición.

Con este “golpe de estado blando”, la poderosa casta militar egipcia recuperaba el control de la situación política, arrancándolo de las manos de los Hermanos Musulmanes, contra los cuales iniciaron una campaña de represión que ha provocado miles de muertos y detenidos a todo el país, con el objetivo de minimizar la fuerza de esta histórica organización islamista, hasta el punto de declararla ilegal hace apenas unas semanas. La respuesta de los Hermanos Musulmanes y otras facciones islamistas de carácter salafista no se hacía esperar. Una oleada de atentados y actas de insurgencia se extendió por Egipto, generando una escalada de inestabilidad que hace tambalear, todavía más, el ya delicado equilibrio en la Oriente Medio.

AGOSTO. Siria, la intervención abortada

El 2013 ha traído también novedades importantes en cuanto al sangriento conflicto en Siria. El mes de agosto se produjo un ataque con armas químicas en Damasco que provocó centenares de muertos, la autoría del cual todavía es un interrogante. Sin quedar claro si los responsables fueron fuerzas gubernamentales o facciones rebeldes, para los EE UU y sus aliados occidentales el ataque justificaba la posibilidad de una intervención militar en Siria, trayendo la cuestión hasta el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.

En una jugada diplomática inesperada, Vladimir Putin consiguió el consentimiento de A el-Assad para destruir todo el arsenal químico del cual dispone el ejército sirio, desactivando buena parte del argumentario de Washington y Paris a la hora de defender la idoneidad de un ataque preventivo. Un acuerdo al cual el presidente Obama no tuvo otro remedio que sumarse, y que alejó de manera prácticamente definitiva la posibilidad de una intervención militar extranjera al país. Aún así, la guerra civil en Siria continúa, y por ahora las posiciones de unos y otras están tan enquistadas que se hace muy difícil llegar a cualquier tipo de acuerdo que pueda parar una violencia que ya hace cerca de tres años que arrasa el país.

SEPTIEMBRE.

“Kaiser” Merkel

El 22 de septiembre se celebraron elecciones legislativas en Alemania, una votación que dio un triunfo inapelable en la cancillera Angela Merkel y su CSU/CDU, pasando del 33,8% de apoyo el 2009 al 41,5% rozando la mayoría absoluta al Bundestag. Posteriormente el mes de noviembre se materializó la “Gran Coalición” entre los conservadores de Merkel y los socialdemócratas, repitiendo la fórmula de 2005. Todo parece indicar pues que buena parte de los alemanes se sienten cómodas con el nuevo papel que su gobierno juega en la dirección de la UE, y ven en la cancillera Merkel la personificación de las aspiraciones alemanas de dominación europea, siempre de acuerdo con los intereses alemanes.

El ultraderecha europea, imparable

El 18 de septiembre, un grupo de neonazis vinculados al partido Amanecer Dorado asesina el rapero griego Pavlos Fyssas. La tensión estalla en un país sacudido ya por las medidas draconianas de austeridad impulsadas por el gobierno, y deriva en movilizaciones masivas para exigir la ilegalización de la formación fascista, tercera fuerza al Parlamento griego. Semanas después, y por recomendación del FMI y el BCE, Amanecer Dorado es declarado organización criminal, sus líderes son detenidos y el Parlamento aprueba poner fin a lo entrega de fondos estatales al partido.

El caso griego, lejos de ser aislado, acontece un precedente y espejo para muchos países europeos, como Hungría, Suecia, Eslovaquia, Italia o el Estado español, que viven un auge de las formaciones ultraderechistas y un aumento preocupante de los ataques neonazis. En plena oleada de protestas contra el matrimonio homosexual, en julio es asesinado en Francia un joven antifascista y militante de los movimientos LGTB, Clément Méric, de tan sólo 18 años, por miembros del grupo Juventud Nacionalista Revolucionaria. Los últimos meses del año hemos narrado las cacerías y asesinatos de homosexuales y emigrantes de las ex repúblicas soviéticas que se acontecen en Rusia.

OCTUBRE. El annus horribilis de Obama

Este ha sido, sin duda, un año nefasto para el primer presidente negro de los Estados Unidos. En octubre, su administración enfrentaba el bloqueo republicano de presupuestos al Congreso, que estuvo a punto de provocar el shutdown, una suspensión de pagos que hubiera tenido nefastas consecuencias por el país. Sólo un acuerdo tomado al último momento entre demócratas y republicanos salvó los presupuestos.

Pocos meses antes, el ex analista de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) Edward Snowden revelaba el espionaje de la agencia a millones de usuarios y numerosos líderes políticos otros países, como por ejemplo Angela Merkel o Dilma Roussef. Snowden se vio obligado a solicitar refugio en Rusia, ante las amenazas de juicio y, incluso, de muerto, llegadas desde los EE UU.

2013 ha sido, también, el año en que se ha empezado a aplicar la principal prometida electoral de Obama, la reforma sanitaria, que ha fracasado por las dificultades de mantener el seguro actual sin aumentar el coste. Aun así, parece que el 2014 presenta señales esperanzadoras para la administración Obama.

NOVIEMBRE. La batalla de Ucrania

A finales de noviembre, el presidente Viktor Yanukovitx hizo un giro político inesperado, suspendiendo a última hora las negociaciones y abriendo la puerta a una colaboración más apretón con Rusia y los otros miembros de la CEI. Se truncaban, de golpe, dos años de negociaciones entre Kiev y Bruselas. El sueño europeo se esfumaba a sólo una semana del que tenía que ser la firma de un histórico Acuerdo de Asociación que acercaría Ucrania hacia la órbita de influencia europea.

Las dudas del gobierno ucraniano y su mala gestión de la situación han generado una crisis política al país, con masivas movilizaciones en la capital y otras muchas ciudades, unas manifestaciones que han pasado de reivindicar la integración con la UE como única demanda a reclamar la dimisión del presidente Yanukovitx y la celebración de nuevas elecciones, con una reforma de la Constitución en clave parlamentaria.

Todo ello, en un contexto en el cual el partido de extrema derecha con presencia parlamentaría “Svoboda” ha ido ganando una importancia creciente en la organización de las movilizaciones, las cuales han vivido momentos de mucha violencia por parte de manifestantes y policía. A falta de resultados concretos, de momento todo ello ha servido para mostrar la indignación de muchos ciudadanos con la profunda corrupción que impregna el sistema político y económico, y a la vegada para profundizar algo más en la histórica división sociológica e identitaria que caracteriza el país.

DICIEMBRE. Adiós global a un símbolo

La muerte de Nelson Mandela el 5 de diciembre no dejó indiferente nadie. A su funeral asistieron nada más y nada menos que 53 jefas de Estado de todo el planeta, algunos de los cuales de países como Inglaterra donde Mandela había sido tildado de terrorista por sus autoridades durante su época de luchador por los derechos de la mayoría negra en Sur África.

Mandela, quién pasó 27 años encarcelado, llegó a la presidencia del país el 1994 al frente del African National Congress, una posición que se ganó durante sus años como líder de la lucha contra la discriminación racial al país en el país, y que finalmente consiguió la abolición de un régimen de apartheid que había marginado la población negra sudafricana durante más de 30 años. Mandela sirvió de inspiración para muchas luchas de liberación racial y social al planeta, y su muerte sirve como recordatorio que incluso en Suráfrica la discriminación por motivos raciales sigue siendo una realidad, sobre todo en el ámbito socioeconómico y laboral, existiendo todavía grandes diferencias de renta y oportunidades entre blancos y negros.

CONFLICTOS OLVIDADOS

No queremos dejar de mencionar los conflictos que, a pesar de no centrar las portadas de los grandes medios, han marcado el día a día de centenares de miles de personas al mundo, y también de nuestro medio.

Irak

9.000 personas han muerto en atentados, el 2013, en Irak, la peor cifra desde 2008. El año había empezado ya con la palabra de 22 personas en tres atentados. El 20 de marzo, décimo aniversario de la invasión, perdían la vida 79 personas. El 15 de abril se producían 40 atentados a 20 ciudades diferentes con un resultado de 75 muertos. Cifras similares se han repetido durante el resto del año mientras Occidente mira hacia un otra banda, mucho más preocupado por el futuro de Siria o Egipto. Mientras tanto, la región autónoma curda cierra un acuerdo histórico para exportar petróleo a través de Turquía sin que Bagdad tenga nada a decir. Iraq se acerca cada día más a la definición de estado fallido.

República Centroafricana

Francia iniciaba el año interviniendo en Malí y lo cerraba desplegando tropas en la República Centroafricana. Este desconocido país, sin mucho recursos naturales, ha permanecido aislado de la opinión pública desde el levantamiento militar de marzo de 2013 que acababa con la fuga del presidente y la llegada al poder de la alianza Séleka. Los enfrentamientos entre cristianos y musulmanes dejan un balance todavía indeterminado de víctimas si bien se habla de unos 160.000 desplazados. Los intereses de la intervención francesa también están para definir.

Sáhara Occidental

Cerca de medio millón de saharauis continúan esperando, al exilio, a los campamentos de Tindouf o en los Territorios Ocupados, el referéndum prometido por la comunidad internacional hace 40 años. Este 2013 ha sido un año muy agitado, sobre todo, en el territorio saharaui ocupado por Marruecos, donde han tenido lugar numerosas manifestaciones duramente reprimidas, entre ellas la mayor movilización en 38 años, después de que se rechazara por enésima vez que la MINURSO monitoriza las vulneraciones de DDHH. Con más de 60 presos políticos, uno de ellos muerto en huelga de hambre el abril pasado, y 500 desaparecidos, la descolonización del Sáhara continúa siendo una asignatura pendiente. El escenario puede sufrir cambios importantes en los primeros seis meses del 2014.

Kurdistán

El 2013 se iniciaba con el asesinato de tres activistas curdas en París, entre ellas la fundadora de la guerrilla del PKK, Sakine Cansiz. Aun así, el proceso de paz en el Kurdistán turco puesto en marcha el año pasado, entra en una nueva etapa con el alto el fuego declarado por Abdullah Öcallan y la retirada de las tropas del PKK de territorio turco, que culminó a principios de verano. Paralelamente, la batalla se trasladaba a Rojava, el Kurdistán sirio, donde el ejército kurdo se enfrentaba a las acometidas de las filiales de Al Qaeda a la zona. En octubre, el PKK rompía las negociaciones de paz ante el incumplimiento de las prometidas del gobierno turco.

Migrantes y refugiadas

La situación inhumana de miles de migrantes subsaharianas, atrapadas en el Marruecos o viviendo en condiciones extremas en los países europeos, y de decenas de miles de refugiadas sirias, iraquíes o palestinas, es una de las grandes tragedias que ha marcado el 2013. La fortificación de la Unión Europea ha generado, entre otros consecuencias, el blindaje de la frontera entre Grecia y Turquía o la inclusión de cuchillos a la valla que separa Nador melillense. Vale la pena recordar este artículo de Anna Pazos sobre la vulneración de los Derechos Humanas de las personas migrantes y refugiadas en Grecia.

Derechos sexuales y violencia de género

Los derechos de las mujeres han sufrido, a nivel global, un retroceso preocupante. Los feminicidios continúan reportando tasas altísimas en regiones como Centroamérica, con especial mención en Honduras y, por supuesto, en México. 2013 ha sido el año en que la violencia sexual contra las mujeres y las niñas se ha intensificado en países como Egipto, Yemen o la India y se han aprobado leyes retrógradas en materia de violencia de género a países como Nicaragua.

En cuanto a los derechos sexuales y reproductivos, hay que destacar el esfuerzo de Uruguay, que ha legalizado el aborto, reduciendo a cero las muertes en prácticas clandestinas, y ha sido el duodécimo país al hacer efectivas las uniones de personas del mismo sexo. Es importante destacar el aumento de ataques homófobos, lesbófobos  y tránsfobos a diferentes países europeos y africanos y la liberación de las presas políticas feministas Pussy Riot.

2014: perspectivas

2014 vendrá marcado por un aniversario, el recuerdo de una de las mayores atrocidades de la historia. El centenario de la Primera Guerra Mundial colapsará, a buen seguro, los medios. No está demasiado claro que los dirigentes actuales hayan aprendido las lecciones de la Gran Guerra. Tendrán una primera ocasión para demostrarlo en la conferencia de Ginebra 2, que tendría que aportar alguna solución al laberinto sirio. Se tendría que inaugurar el 22 de enero, una semana después de que Egipto vote la Constitución que ofrece el nuevo régimen surgido del golpe de estado de julio.

Barack Obama afronta otro reto crucial en su presidencia, la retirada de las tropas de la Afganistán después de 13 años de ocupación. Del resultado de la operación podría depender buena parte de los resultados que obtenga en las legislativas de Noviembre, que marcarán el punto de no regreso de su mandato, cuando ya se lo conocerá como el “lame duck” (pato cojo).

En la América Latina, se disputarán hasta siete presidencias, algunas de ellas en países tan relevantes como Colombia (en conversaciones de paz con las FARC), Bolivia (con la polémica sobre un nuevo mandato de Evo Morales) o el Brasil que afronta un reto capital cómo es la organización del Mundial de Fútbol con la incógnita de si podrá mantener la paz social.

El otro gran acontecimiento deportivo global serán los Juegos Olímpicos de Sochi, en Rusia. Una prueba de fuego para arreciar el liderazgo de un Vladimir Putin a quien se le ha atragantado el fin de un 2013 triunfal, con los atentados de Volvogrado. La seguridad olímpica y la estabilidad del Cáucaso serán los retos principales para el mandatario ruso mientras prepara la entrada en funcionamiento, el 2015, de la Unión Eurasiática, el gran proyecto de integración económica con que pretende seducir los socios de la antigua URSS.

La Unión Europea afronta el séptimo año de crisis bajo el férreo control de Angela Merkel. Irónicamente, se celebrarán elecciones en el Parlamento bajo la presidencia rotatoria de Grecia, el país más afectado por las políticas de austeridad. Se espera un toque de atención en forma de abstención y voto euroescéptico. Sin embargo, un nuevo socio, Letonia, se adhiere al Euro, el 1 de enero. Se esperan adelantos en las negociaciones con Serbia y Kosovo. Y se podrían celebrar hasta dos referéndums de independencia. Escocia votará el 15 de septiembre. Catalunya ha anunciado la intención de hacerlo el 9 de noviembre, justo cuando se celebrará otro aniversario que, a buen seguro, será recordado hasta la saciedad, el 25 de la caída del muro de Berlín.

Pase lo que pase, igual que durante este 2013 el equipo de Extramurs estaremos aquí para explicároslo. Gracias por vuestra fidelidad y buen Año Nuevo.

6 enero, 2014

Autor/Autora


Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR