20 de abril del 90: algo más que una canción

Se cumplen 30 años de una de las canciones más míticas de Celtas Cortos. Cuando comienzan los acordes a toda una generación nos inundan sentimientos de nostalgia, amistad, amor… pero hay mucha historia detrás del '20 de abril', mucho más que una canción que ahora vuelve a ser recuperada para una campaña solidaria de Médicos Sin Fronteras en la lucha contra el coronavirus.

Jesús Cifuentes, voz de Celtas Cortos, en una escena del videclip de 2017, en la renovada cabaña de Turmo.

20 de abril de 2020. 30 años después la canción inmortalizada por Celtas Cortos sigue sonando en las ondas y se mantiene muy presente en la memoria de muchísima gente. Pero hay una historia que nos pilla muy de cerca en el estribillo: "¿Recuerdas aquella noche en la cabaña de Turmo? Las risas que nos hacíamos todo juntos…"

La canción hace referencia a una noche de amistad, y de amor, en un pequeño refugio de pastores y excursionistas en la Ball d'Estós, en Benás, Pirineo aragonés. Jesús Cifuentes, cantante del grupo, de vocación montañero, estuvo varias veces en la cabaña antes de popularizarla en esta canción.

Hace tres años, en 2017, y con el tirón de la canción y el apoyo del grupo, se lanzó una campaña de crowdfunding por parte de la comunidad de propietarios de la Ball d'Estós para rehabilitar el refugio. Campaña que fue un éxito y logro modernizar la vieja Cabaña del Tormo (su nombre original) para que siguiese cumpliendo con su labor de refugio de pastores. Recientemente se estrenó el videoclip del tema, poniendo en el foco la Ball d'Estós.

Pero la canción también tiene su parte negativa. Hace unos años un periódico digital publicó la respuesta epistolar de la destinataria de la canción, respuesta no muy agradable. El propio Cifuentes tuvo que desmentir que esa carta de respuesta fuese verdadera, expresando su disgusto por este tipo de acciones.

Treinta años después, en plena epidemia por el coronovirus, Celtas Cortos reedita el tema con la colaboración de artistas como Eva Amaral, Rozalén, El Gran Wyoming, El Sevilla, PulPul de SkaP, Ariel Rot, Reincidentes… El objetivo, donar lo recaudado a Médicos Sin Fronteras. Su lanzamiento en las redes va acompañado de la etiqueta #NoNosPodránParar, otro de los gritos de guerra de la banda vallisoletana. El vídeo está protagonizada por las personas que luchan contra el coronavirus.

En este sentido, y en palabras del propio Cifufentes: "Hemos querido dar visibilidad a los que están en primera línea. Lo que hemos considerado hacer es remar todos en la misma dirección para ayudarnos unos a otros. Aunque sea desde el encierro, un libro o una canción te abre la mente y te traslada, te hace viajar y te deja respirar. Sin cultura no funcionamos, la cultura es la respiración de la humanidad".

Celtas Cortos copó las listas de éxitos a principios de los 90 llevando a los hogares de millones de personas sus letras contra el imperialismo, contra el racismo y el fascismo, por la insumisión o auténticas proclamas contra el pasotismo social como Tranquilo majete. Algo difícil de imaginar hoy en día. A pesar de ello, Celtas fue un grupo que no tuvo un respaldo por parte del movimiento alternativo, por definirlo de alguna manera. Quizá por su estilo folk, quizá por ser un grupo de números 1… Sea por lo que fuere no fue nunca visto como un grupo combativo.

En Aragón sí tuvo mucha cercanía al movimiento indepe, quizá por su relación con Ixo Rai, participando en conciertos de Chunta, cuando Chunta aún era Chunta, o por la apertura del Canfranc, entre otras muchas reivindicaciones.

Celtas Cortos aún sigue en el candelero, con sus ritmos movedizos y sus letras reivindicativas, aunque muy lejos de los focos mediáticos. La salida del grupo de Jesús Cifuentes cuando estaban en pleno éxito y del emblemático violinista César Cuenca, entre otros integrantes, hicieron mella en la banda pero, a pesar de ello, siguen siendo Celtas con ganas de luchar.

30 años después, y en esta situación de confinamiento, este 20 de abril es un buen momento, como cualquier otro, para soñar al compás de los acordes y las notas de la canción y dejarnos llevar hasta el magnífico la Ball d'Estós y su famosa cabaña.

Autor/Autora

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies