Íñigo Capellán: "La soberanía energética más local implica menor dependencia de otras regiones para el suministro de energía"

El investigador impartió dos charlas en Uesca y Zaragoza de la mano de las organizaciones medioambientalistas ECODES, Geoforo, Ecologistas en Acción y el Colectivo Patatús. Charlamos con él de Energías Renovables, Tasa de Retorno Energético y Sostenibilidad.

Iñigo
Iñigo Capellán. Foto: Pablo Ibáñez (AraInfo)

En el Grupo de Energía, Economía y Dinámica de Sistemas de la Universidad de Valladolid (GEEDS) trabaja Íñigo Capellán, investigador post-doctoral. Sus trabajos se centran en el análisis y modelado de los sistemas energía-economía-medio ambiente, la transición hacia las energías renovables en el contexto del agotamiento de los recursos fósiles y el cambio climático y las transformaciones técnicas y sociales hacia la sostenibilidad.

¿Es lo mismo renovable que retornable o sostenible? ¿Qué diferencias hay?

Un recurso es renovable cuando está sujeto a ciclos naturales de reproducción propia (como por ejemplo la pesca o la biomasa). Al contrario, aquellos no renovables son finitos y no se pueden reproducir a escala humana, éste es el caso de los combustibles fósiles que proceden de un proceso que ha durado millones de años en el que la biomasa de entonces quedó enterrada y sufrió procesos de transformación por aumento de presión y temperatura, hasta la formación de sustancias de gran contenido energético, como el carbón, el petróleo, o el gas natural. Por eso aunque proceden de la biomasa se les considera no renovables y su extracción es por definición no sostenible (no es posible asegurar el mantenimiento de su extracción a largo plazo en el tiempo).

Los recursos renovables pueden ser extraídos de forma sostenible o no: se extrae de forma sostenible cuando la tasa de extracción es más lenta que la de recuperación natural. Actualmente muchos recursos renovables se extraen de forma no sostenible como pone de manifiesto el agotamiento de numerosos caladeros (como el caso de la anchoa del cantábrico o el atún rojo, por poner dos ejemplos que nos tocan de cerca), o la deforestación que a nivel mundial devora millones de hectáreas al año de bosques tropicales.

¿Qué es la sostenibilidad? ¿De qué hablamos cuando hablamos de renovables?

La sostenibilidad es un concepto relativamente intuitivo que hace referencia a la capacidad de mantener un sistema o proceso a lo largo del tiempo. Por ello se puede considerar que es multidimensional y tiene varios componentes: ambiental, social, económica, etc. Las energías renovables son aquellas que proceden de recursos renovables y que por lo tanto, si no se sobrepasa la tasa de renovación natural ni se cooptan a un nivel tal que puedan afectar al funcionamiento “normal” de la biosfera, se pueden también considerar sostenibles.

¿Qué impactos y limitaciones tienen las renovables?

Las energías renovables tienen en general un impacto ambiental menor que las no renovables, sobre todo en relación a las emisiones de CO2. Pero también son usadas por la biosfera y una captación importante por parte humana puede causar desequilibrios, igual que las emisiones de CO2 han alterado el sistema climático. Hay por tanto unos límites ecológicos en su explotación (este artículo se centra por ejemplo en la eólica)

Debido a baja menor densidad energética (necesitan una mucha mayor superficie para generar la misma cantidad de energía que las fósiles) y su intermitencia, necesitan de grandes extensiones de terreno (lo que es problemático sobre todo para aquellas que no permiten dobles usos o los tienen muy limitados, como es el caso de las plantaciones de biomasa, la solar sobre suelo o la gran hidroeléctrica), co-optan flujos de la biosfera y requieren de grandes cantidades de materiales, algunos de ellos minerales escasos. Al ser energías dispersas por el territorio, su instalación e interconexión deriva en problemas de pérdida y fragmentación de hábitat, afectación al paisaje, erosión de suelos, contaminación acústica y lumínica, etc.

¿Es el futuro renovable? ¿Se necesita un futuro renovable? ¿Por qué?

Actualmente las sociedades modernas como la nuestra se basan en un 80-90% en recursos no renovables, principalmente fósiles. Estos combustibles son los principales causantes del problema del cambio climático, así como de otros importantes problemas sociales y ambientales, lo que unido a su finitud hace que resulte necesaria una transición energética hacia las energías renovables en las próximas décadas si queremos evitar un cambio ambiental y climático con visos de ser catastrófico para las sociedades actuales tal y como las conocemos.

¿Qué sucede con la demanda de minerales y recursos para parques eólicos, solares y coches eléctricos? ¿Qué sucede con la demanda de minerales?

Las energías renovables tienen esta paradoja: aunque aprovechan flujos renovables de energía, dependen de materiales y minerales que no son renovables para construir las estructuras de captación. Debido a su baja densidad energética y a la intermitencia, la demanda (y variedad) de minerales que requieren es mucho mayor que la de las fósiles. Así, se estima que la transición a las renovables disparará la demanda de muchos de éstos minerales como el aluminio, cadmio, cobre, galio, indio, litio, plata o estaño. Aunque una parte de estos minerales se podrá reciclar y aprovechar de lo que ya está acumulado en la economía, en general encontramos que la mayoría deberán de ser extraídos de minas, con sus correspondientes impactos sociales y ambientales. Además, para algunos de ellos podría no haber recursos suficientes.

¿Qué es la Tasa de Retorno Energético (TRE) ? ¿Teniendo en cuenta la Tasa de Retorno Energético son viables las actuales renovables? ¿Habría que repensar las renovables para el futuro?

La tasa de retorno energético es la relación entre la energía invertida en obtener energía y la energía efectivamente obtenida tras esa inversión. Se puede aplicar este concepto a diferentes metabolismos y a diferentes niveles, como puede ser una tecnología energética, todo el sistema energético, pero también a nivel de individuo o de toda una sociedad. De hecho, existe una teorización en el campo de la Antropología que liga la evolución de las sociedades con la disponibilidad de excedentes energéticos tras contabilizar las inversiones para hacer disponible la energía. Una baja tasa de retorno energético implica que gran parte de los recursos de una sociedad se dedican al mantenimiento energético del sistema, por lo que quedan pocos excedentes para actividades como los cuidados, la educación, la sanidad o las artes. Es por ello que una tasa de retorno energética alta permite el desarrollo de sociedades con mayor diversidad y complejidad.

Actualmente existe una discusión en la literatura sobre si las renovables tienen una TRE mayor o menor que las fósiles. Esta comparación es compleja por principalmente 3 factores: dificultad de realizar los cálculos para fronteras amplias del análisis, variabilidad geográfica de los recursos renovables, y diversidad de tecnologías renovables. En general, los resultados obtenidos en nuestro grupo de investigación apuntan a que la TRE de las renovables no es mayor que la de las fósiles, excepto para el caso de la gran hidroeléctrica. Las tecnologías eólicas podrían tener un retorno similar mientras que las solares estarían por debajo. Está por ver el efecto de la mejora tecnológica ya que a medio plazo, a medida que las renovables se escalen a grandes capacidades, empezarán a actuar factores que tenderán a compensar ese efecto (rendimientos decrecientes, reducción en la mena de los minerales necesarios para construir las infraestructuras, límites termodinámicos en las mejoras y en el reciclaje, etc.).

Lo que es seguro en todo caso es que la transición rápida a las renovables requerirá de inversiones energéticas y materiales gigantescas que drenarán, al menos temporalmente, la TRE de todo el sistema, llevándolo a niveles muy por debajo de los actuales y que podrían suponer un riesgo para la continuidad de sociedades como la nuestra. En este artículo lo justificamos.

Íñigo Capellán durante la charla. Foto: Pablo Ibáñez (AraInfo)

Y para acabar y mirando un poco al futuro, ¿qué conclusiones podemos obtener de las renovables? ¿Pueden suponer una mayor democracia, soberanía energética? ¿Qué es la gestión de la intermitencia y el cambio de paradigma?

La transición a las renovables es una condición necesaria para alcanzar una sociedad sostenible. Sin embargo, esa transición se debe de realizar teniendo en cuenta que estas fuentes de energía son parte consustancial de la biosfera y no podemos escalarlas a nuestra voluntad.

Aunque las energías renovables puedan tener, en general, características biofísicas peores que las fósiles (intermitentes frente a fácilmente almacenables, baja densidad energética, altos requerimientos minerales, etc.), precisamente su baja densidad energética hace que al estar más distribuidas por el territorio tengan el potencial de ser aprovechadas por más actores sociales que el tradicional oligopolio, como pueden ser las cooperativas de energías renovables Rescoop.eu  o Unión Renovables Cooperativa y/o municipios.

El horizonte de la soberanía energética más local implica menor dependencia de otras regiones para el suministro de energía (Rusia, Golfo Pérsico, etc.) lo que desincentivaría el intervencionismo e injerencias geopolíticas en esas regiones, lo que podría contribuir a reducir la conflictividad internacional.

La gestión técnica de la intermitencia y variabilidad de las energías renovables requerirá de grandes esfuerzos e inversiones en almacenamiento, líneas de alta tensión, etc. con el objetivo de adaptar la naturaleza a nuestros ritmos. Otra posibilidad sería una adaptación más social a ésta, es decir, adaptando nuestros ritmos a los de la naturaleza, como se había venido haciendo a lo largo de la histórica de la Humanidad hasta el advenimiento de los combustibles fósiles.

Autor/Autora

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies