Mundo

El Paro Nacional de Honduras continúa a pesar del aumento de la violencia contra la población

Al menos 30 personas han sido asesinadas a manos de la policía y el ejército hondureños. Mientras la Alianza de Oposición contra la Dictadura y los y las manifestantes denuncian que el nombramiento del presidente Juan Orlando Hernández atenta contra la Constitución de Honduras.
| 23 enero, 2018 19.01
El Paro Nacional de Honduras continúa a pesar del aumento de la violencia contra la población
Foto: H.C.D (Arainfo)

Las elecciones del 27 de noviembre de 2017 en Honduras parecen haber servido de continuidad al golpe de Estado que depuso al expresidente José Manuel Zelaya en 2009, o al menos eso se puede intuir de la escalada represiva que ha iniciado el que ha sido nombrado como presidente este domingo, Juan Orlando Hernández, líder del Partido Nacional.

La Alianza de Oposición contra la Dictadura denunció que Juan Orlando Hernández atentaba contra la Constitución hondureña, que no permite repetir en el cargo. Por su parte, el partido liderado por Salvador Nasralla y conformado por Libre -partido de Manuel Zelaya- y el Partido Innovación y Unidad-Social Demócrata señalaba en numerosas ocasiones la militarización del país antes del 27 de noviembre y la manipulación de los registros electorales, acusando al Tribunal Supremo Electoral (TSE) de fraguar el fraude. Unas horas después el Departamento de Estado de EEUU reconoció a Hernández como presidente, y a partir de ahí diversos líderes y organizaciones internacionales avalaban un proceso que comienza a tener graves consecuencias para la oposición.

Las manifestaciones se han extendido por el país desde que se iniciara el proceso electoral, sin embargo, tras el nombramiento oficial y coincidiendo con el Paro Nacional decretado en protesta, la escalada de violencia ha aumentado considerablemente, registrándose, según advierte la Alianza de Oposición contra la Dictadura, más de treinta muertos a manos de la policía y el ejército hondureños.

El sábado las protestas fueron reprimidas con alto grado de violencia. Un anciano que transitaba cerca de la manifestación que tenía lugar en Saba, Colón, recibía un disparo en el pecho que terminó costándole la vida. El expresidente Manuel Zelaya denunció ante las agencias de información internacionales que el hombre fallecido se llamaba Anselmo Villarreal. “La gente dice que escucharon una ráfaga de tiros y el hombre cayó herido y se desangró”, aseguró Zelaya.

Honduras militarizada

En estos momentos el Departamento de Atlántica permanece militarizado y se ha informado de la muerte de diversos militantes, algunos de ellos sacados por la fuerza de sus casas.

Ramón Fiallos, militante del Movimientos Amplio por la Dignidad y la Justicia (MADJ) fallecía en el hospital de San Juan Pueblo, tras ser herido de bala en una protesta pacífica en Arizona, Atlántica, la noche pasada.

El joven Geovany Díaz también era asesinado en el mismo Departamento, en la localidad de Pajuiles, según informó Martín Fernández, coordinador del #MADJ. Según familiares, fue sacado de su vivienda a la fuerza por unos desconocidos.

El MADJ ya advertía el pasado 5 de enero de las múltiples violaciones de los Derechos Humanos cometidas por las instituciones y exigían el “cese a la represión en contra de la población que se manifiesta de manera pacífica en contra del fraude electoral cometido en las elecciones del pasado 26 de noviembre y la corrupción generalizada que se ha apoderado del país”. A pesar de la escalada de violencia que continúa en Honduras, el Paro Nacional continuará adelante.

23 enero, 2018

Autor/Autora


Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR