Educadores en Lucha: "Inspección de Trabajo demuestra que Intress incumple condiciones de los pliegos de gestión educativa del COA"

"Dos informes certifican que como contratista no ha cumplido disposiciones vigentes en materia laboral, de seguridad social y de prevención de riesgos", afirman desde Educadores en Lucha. Las y los educadores del COA se encuentran en huelga indefinida desde noviembre de 2014.

La plantilla del COA mantiene la huelga desde el 1 de noviembre de 2014. Foto de Archivo: Pablo Ibáñez (AraInfo)

Las irregularidades certificadas en dos informes oficiales emitidos por Inspección de Trabajo ante denuncias interpuestas por el comité de empresa del Centro de Observación y Acogida (COA) "demuestran -según Educadores en Lucha- que Intress no ha cumplido condiciones de los pliegos de gestión educativa de dicho centro". En estos dos documentos, entre otros hechos, se confirma un total de seis trabajos irregulares (sin firma de contrato, ni alta de seguridad social) y tener pendiente la evaluación de riesgos psicosociales. En la actualidad, las y los educadores de este centro se encuentran en huelga indefinida desde noviembre de 2014.

Educadores en Lucha recuerda en una nota de prensa, que la entidad catalana comenzó a gestionar el COA en octubre del año pasado, habiendo recibido ya hasta seis denuncias ante Inspección de Trabajo por parte del comité de empresa. Las irregularidades detectadas "demuestran que Intress ha incumplido algunas de las condiciones como contratista que se fijaban en los pliegos del concurso para gestionar el centro", denuncian. El pliego de cláusulas administrativas cita textualmente como obligaciones del contratista: "Cumplimiento de las disposiciones vigentes en materia fiscal, laboral, de seguridad social, de integración social de personas con discapacidad, de prevención de riesgos laborales y de protección del medio ambiente que se establezcan tanto en la normativa vigente como en los pliegos que rigen la presente contratación".

El primer informe de Inspección de Trabajo, fechado el 26 de junio, detectó cinco empleos irregulares, en referencia a trabajadores que en días sueltos no habían firmado su contrato ni habían sido dados de alta en la Seguridad Social. Sobre estas irregularidades dicho documento apreciaba "responsabilidad solidaria del Instituto Aragonés de Servicios Sociales" (IASS). En este informe también se le pidió subsanar otras irregularidades a Intress como entregar la copia básica de los contratos a los representantes laborales y los recibos individuales y justificativos del pago mensualmente a las y los trabajadores.

El segundo informe, fechado el 26 de octubre, detectó un nuevo empleo irregular y certificó el incumplimiento de Intress en materia de prevención laboral. En dicho documento se cita textualmente: "La empresa no ha efectuado la evaluación de riesgos psicosociales a pesar de ser uno de los mayores riesgos a los que están expuestos los trabajadores". Este informe pide que se tomen las siguientes medidas preventivas: "Realizar la evaluación de riesgos psicosociales, impartir a los trabajadores la formación adecuada en materia de prevención de riesgos laborales, efectuar la vigilancia de la salud de los trabajadores y realizar auditoría del servicio de prevención propio".

Educadores en Lucha advierte que en este último documento "también se certifican otras irregularidades, si bien Inspección no ha notificado sanción alguna" y recuerda que Intress "reconoció no haber respetado el descanso de doce horas entre jornadas a una trabajadora y haber incumplido servicios mínimos de huelga con dos educadores menores en un turno de tarde". La directora técnica de Intress "justificó ambas irregularidades explicando que hubo bajas de última hora que no pudo cubrir por la 'inexistencia de bolsa personas suplentes a los que acudir en estos casos". Para el colectivo, "es reveladora la política laboral de Intress que reconoce no tener una bolsa de empleo para suplencias tras ocho meses gestionando el centro", pero "más grave es afirmar esto tras haber dejado en la calle a educadores veteranos del centro sin ningún motivo técnico. Por estos hechos se interpusieron cuatro denuncias por despidos nulos contra Intress".

Educadores en Lucha denuncia la "inacción" de la consejera Broto con Intress en el COA

"Pese a las irregularidades confirmadas por Inspección de Trabajo y el incumplimiento de las condiciones como contratista, la consejera Mariví Broto no ha tomado ninguna medida al respecto sobre Intress en el COA", critican desde Educadores en Lucha apuntando que "al hacerse público el primer informe, fuentes de la consejería afirmaron que en caso de repetirse se tomarían medidas oportunas".

"Sin embargo -continúan-, poco días después el director del Instituto Aragonés de Servicios Sociales (IASS), Joaquín Santos, restaba importancia al informe en una rueda de prensa manifestando haber detectado 'alguna carencia en altas en la Seguridad Social". Pero lo que más ha sorprendido a Educadores en Lucha fue cuando se hizo público recientemente el último informe oficial de Inspección de Trabajo, "ya que las irregularidades certificadas por este organismo han sido calificadas por las fuentes de la consejería como 'supuestas incidencias".

Ante esta situación, desde Educadores en Lucha manifiestan: "Hace un año la consejera dijo que vigilaría al milímetro el contrato del COA. Nosotros le hemos informado por registro de todas estas irregularidades, pero es que ni certificadas por Inspección le valen para frenar a Intress en el COA. Es una entidad que lleva más de un año sin implantar su proyecto educativo y culpando a los trabajadores de ello, pero también tiene la desvergüenza de reconocer que tras ocho meses de gestión no tenía bolsa de suplentes y echaba a educadores veteranos sin criterios técnicos".

Para el colectivo, otro de los ejemplos de "cómo Intress campa a sus anchas en el COA" es "la utilización que lleva realizando durante siete meses de una implantación de turnos fijos en la organización del trabajo, algo que, bajo nuestra opinión, tan sólo tiene por objetivo represaliar a los educadores más molestos". Según expresa Educadores en Lucha, "el pasado 17 de mayo Intress informó por primera vez a los representantes laborales de estos turnos. El 19 de septiembre, en el último contacto con Intress en el Servicio Aragonés de Mediación y Arbitraje (SAMA), los representantes de la entidad catalana manifestaron que implantarían en octubre esos turnos contando con el conocimiento del director provincial del IASS, Eduardo Traid. Sin embargo, días después fuentes del Gobierno de Aragón manifestaron públicamente no haber recibido en esas fechas ninguna comunicación oficial al respecto".

Pero "lo peor de la gestión de Intress", a juicio de Educadores en Lucha, "no están siendo las numerosas irregularidades laborales, sino la deficiente atención que están sufriendo las y los menores". Esta situación "no solo es conocedora por nuestro colectivo, los profesionales del Servicio de Protección de Menores y otros recursos conocen perfectamente el grave deterioro que está sufriendo el COA". Por ello califican de "incompresible" que la consejera Broto "no tome medidas contundentes con Intress, una entidad que aceptó gestionar el COA con pérdidas para abrir mercado de lo social en Aragón".

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies