La "irresponsabilidad" del Govern compromete el juicio contra Urdangarin y la Infanta

"La justicia en el caso de la Infanta no puede depender de Manos Limpias", así lo afirma el Grup Anticorrupció afirmando que a día de hoy, "la acción en la que pedimos, y conseguimos que se aprobara en el Parlament, la personación de la Generalitat como perjudicada en el caso Noos cobra más sentido que nunca"

Urdangarín y la infanta Cristina, hermana de Felipe de Borbón.

El 6 de marzo de 2015, el Grup Ciutadà contra la Corrupció a Catalunya consiguió un hito histórico, política y jurídicamente sin precedentes: el Parlament de Catalunya aprobó por 62  votos a favor y 60 abstenciones (CiU y PP) la personación de la Generalitat de Catalunya como acusación en el juicio a Urdangarín y la Infanta Cristina, al ser la Generalitat de Catalunya perjudicada directa del presunto fraude.

Sin embargo, el Govern no implementó lo aprobado por el Parlament y la Generalitat no se personó en la causa judicial.

"Así, con un Govern que no atiende el mandato parlamentario y una Fiscalía que no ve indicios de que haya cometido delito alguno, el pseudo-sindicato Manos Limpias ha sido la única acusación del caso Noos que apuntó a la Infanta como colaboradora necesaria de los presuntos delitos fiscales", afirma el Grup Ciutadà contra la Corrupció.

Para el Grup contra la Corrupci, "la falta de responsabilidad de un Govern que hace oídos sordos a una ciudadanía que toma el relevo ante la pasividad de las instituciones, ha comprometido seriamente que un proceso judicial de este calibre pueda desarrollarse con normalidad y ha provocado que lo único que separe hoy a la infanta de la absolución automática, sea la acusación de una entidad cuyo responsable ha sido detenido como presunto extorsionador".

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies