SUBPORTADA Movimientos #contraelolvido

La búsqueda de los restos de nueve personas fusiladas en el cementerio de Uesca finaliza con un balance “agridulce”

“Hemos constatado que en un indeterminado momento, sin autorización de las familias, la tumba fue abierta y de forma irrespetuosa, desordenada y sin identificar, los restos fueron trasladados a otro lugar, probablemente al Valle de los Caídos a mayor gloria del dictador”, asegura Víctor Pardo, experto en Memoria Histórica
| 4 septiembre, 2018 10.09
La búsqueda de los restos de nueve personas fusiladas en el cementerio de Uesca finaliza con un balance “agridulce”
Foto: Foro por la Memoria de Aragón

La exhumación emprendida en el cuadro 16 del cementerio de Uesca concluyó el pasado jueves con un balance “agridulce”. Si bien se ha podido determinar la ubicación y dimensiones de la fosa que se estaba buscando, en la misma no se han hallado los restos de las nueve personas que fueron allí inhumadas el 23 de noviembre de 1939, fusiladas tras ser sentenciadas a muerte por los tribunales militares franquistas.

“Este resultado es frustrante no solo para vosotros, también para todo el equipo de trabajo, puesto que hubiéramos querido encontrar a los represaliados por el régimen y entregároslos para poder darles una sepultura digna y ubicarlos en un lugar en el que depositar flores al pie de una lápida donde los nombres quedaran inscritos y asociados a sus huesos de personas humildes y luchadoras, de gente que creía en un mundo más justo. No podrá ser y nos duele”, explica el experto en Memoria Histórica, Víctor Pardo.

Con todo, el trabajo les ha permitido obtener una valiosa información que se deberá analizar con calma. “Hemos constatado que en un indeterminado momento, sin autorización de las familias, la tumba fue abierta y de forma irrespetuosa, desordenada y sin identificar, los restos fueron trasladados a otro lugar, probablemente al Valle de los Caídos a mayor gloria del dictador”, añade Pardo.

“Subrayamos de forma desmañada puesto que, a pesar de lo actuado, hemos hallado el cráneo de una de las nueve víctimas y abundantes fragmentos óseos producto de una ‘limpieza’ deliberadamente torpe y apresurada”, señala. Estos materiales arqueológicos serán enviados a los correspondientes servicios de Patrimonio donde una antropóloga forense practicará los oportunos análisis.

En el cuadro 16, amén de enterramientos ordinarios, fueron inhumadas 92 personas, sentenciadas por los tribunales militares a la última pena en distintas fechas, de momento nueve no se encuentran en el espacio donde recibieron sepultura, dato que obligará a seguir investigando en los archivos y a volver a remover la tierra bajo la que quedaron otros cuerpos, “no la dignidad de las personas que jamás podrá ser pisoteada”, recalca Pardo.

Desde el Foro por la Memoria de Aragón agradecen el “interés” y la “colaboración” por la recuperación de la historia reciente y “hacer luz en el incómodo y oscuro pasado”. Agradecimientos también para todas las personas voluntarias que han colaborado “con intensidad y entusiasmo en la dura tarea de remover la tierra, empresa dirigida con profesionalidad, experiencia y amabilidad permanente por la arqueóloga, Julia Justes”.

4 septiembre, 2018

Autor/Autora

Redacción de AraInfo en Uesca. mail: uesca@arainfo.org


Flickr
Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR