Zaragoza en Común hace balance del año 2019 y anima a un 2020 de movilización social

Hacer balance de 2019 significa recordar la última etapa del gobierno de Zaragoza en Común y entrar en la primera parte del nuevo Gobierno de PP y Ciudadanos, apoyados por Vox. Pedro Santisteve ha recordado las principales líneas del balance de legislatura de Zaragoza en Común “luchar contra el cambio climático apostando por la sostenibilidad, el saneamiento de las cuentas municipales, la participación ciudadana, un modelo de cultura como elemento de cohesión social y las políticas de igualdad fueron las líneas maestras con las que desarrollamos nuestras políticas”. Respecto al nuevo Gobierno PP-Cs, Santisteve ha destacado los pasos atrás que …

Zaragoza
Pedro Santisteve y Luisa Broto en la carpa de Zaragoza en Común durante las elecciones municipales. Foto: Pablo Ibáñez (AraInfo)

Hacer balance de 2019 significa recordar la última etapa del gobierno de Zaragoza en Común y entrar en la primera parte del nuevo Gobierno de PP y Ciudadanos, apoyados por Vox.

Pedro Santisteve ha recordado las principales líneas del balance de legislatura de Zaragoza en Común “luchar contra el cambio climático apostando por la sostenibilidad, el saneamiento de las cuentas municipales, la participación ciudadana, un modelo de cultura como elemento de cohesión social y las políticas de igualdad fueron las líneas maestras con las que desarrollamos nuestras políticas”.

Respecto al nuevo Gobierno PP-Cs, Santisteve ha destacado los pasos atrás que se han dado en muchos ámbitos.

Por un lado, las propuestas políticas de PP y Cs se han dedicado principalmente a destruir los proyectos de Zaragoza en Común, en una actitud revanchista que en nada beneficia a la ciudadanía. Las escasas nuevas propuestas han confirmado lo que cabía esperar de la derecha: “urbanismo a la carta para que las grandes empresas hagan sus negocios, ya sea con el Outlet de Pikolín o la Romareda” ha destacado Santisteve.

También, y en una situación de emergencia climática, el Alcalde “que hace viajes a Madrid para hacerse fotos en la Cop 25, a la hora de pasar a la acción recorta partidas destinadas precisamente a la lucha contra el cambio climático”. Después de años de políticas de sostenibilidad que habían hecho de Zaragoza un referente en esta materia el proyecto del actual ejecutivo es nulo, vacío de iniciativas y regresivo.

En el ámbito económico el portavoz de Zaragoza en Común ha denunciado en varias ocasiones la mala gestión de María Navarro, quien ha duplicado el Periodo Medio de Pago a proveedores y hace que a 31 de diciembre hay más de 23 millones en facturas sin pagar, y a la vez casi 62 millones en la caja sin explicación o justificación aparente.

En la relación con la ciudadanía el Gobierno de PP y C’s se ha mostrado poco proclive a la participación ciudadana y poco dialogante, dando la callada por respuesta a muchas entidades y colectivos que han estado solicitando un contacto con la administración, y que a 31 de diciembre todavía no saben si mañana tendrán que finalizar sus proyectos y despedir a sus trabajadores o trabajadoras a causa de unos presupuestos de recortes y una actitud hermética y poco valiente. Ayer mismo 15 entidades acudieron a la sede de Zaragoza en Común para recibir información sobre el prepuesto y la posibilidad de plantear enmiendas. Desde el ayuntamiento les están citando, en el mejor de los casos, el día 7, un día antes de que expire el plazo; otros se quejan de que ni siquiera reciben respuesta.

Respecto a las formas “el autoritarismo es uno de los rasgos que mejor definen al Gobierno PP-C’s” ha denunciado Pedro Santisteve. Como se ha podido comprobar en las sesiones plenarias el Alcalde abusa de su posición e incluso llega a impedir a la oposición expresarse en igualdad de condiciones. El otro rasgo es la incapacidad de gestionar; valga el ejemplo reciente de la convocatoria de un Pleno Extraordinario porque al Consejero Lorén se le habían olvidado los 6,6 millones del IASS para la ayuda a domicilio. “Un despropósito” ha calificado este hechoSantisteve.

Pero frente a todo esto también hemos visto también la respuesta ciudadana. Por ejemplo a la hora de defender los proyectos para los colegios aprobados a través de los presupuestos participativos. La persistencia y lucha de las AMPAS ha demostrado una vez más que la movilización es otra pata fundamental para garantizar la democracia y frenar un gobierno que no piensa en la ciudadanía de apie.

Cerramos el año conociendo otro elemento de gran importancia, el proyecto de presupuesto para el año que comienza. A medida que desgranamos el presupuesto de 2020, fuimos la última gran ciudad española en tener proyecto de presupuestos por cierto, sigue en la misma línea: recortes en políticas de sostenibilidad, vuelta al modelo del pelotazo urbanístico, eliminación de los presupuestos participativos, abandono de los barrios y un largo etcétera; sin contar con las enmiendas de los partidos. Otra cuestión importante es que para aprobar el presupuesto, PP y C’s necesitan los votos de Vox.

Este condicionante por parte de un partido que niega la violencia machista y apuesta por eliminar varios servicios municipales a causa de una supuesta duplicidad de funciones respecto a otras administraciones nos hace prever unos presupuestos todavía peores.

Zaragoza en Común presentará enmiendas para tratar de revertir el futuro en el que nos tienen reservado el Gobierno PP-C’s, pero la verdadera fuerza que puede hacer frente a esta situación reside en la ciudadanía. Zaragoza en Común anima a todas las entidades y colectivos sociales, pero también a la ciudadanía, a organizarse y a hacerse oír, para que PP, C’s y Vox no consigan hacer de Zaragoza una ciudad del pasado en el año 2020.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies