Una carrera contrarreloj contra las minas de potasa

En Aragón este proyecto afecta a las poblaciones de Undués de Lerda esencialmente, y en menor medida a Urriés. En Nafarroa los municipios principalmente afectados son Xabier y Zangoza, que albergará la planta de tratamiento, aunque también afectaría en diferentes formas a Liédena y Yesa.

Instalaciones abandonadas de Potasas de Navarra. Foto: Miguel Ángel Conejos (AraInfo)

Con tan solo tres meses de existencia la Plataforma Unitaria Contra las Minas de Potasa ha logrado sacar a la luz pública los proyectos que pretende realizar la empresa Geoalcali en Nafarroa y Aragón. Unos macro-proyectos mineros que cambiarían irremisiblemente la forma de vida, los cultivos y el paisaje de los distintos territorios afectados.

El Estudio de Impacto Ambiental (EIA) de Muga, el primer gran proyecto de Geoalcali a caballo entre Nafarroa y Aragón, salía a exposición pública a principios de julio, lo que obligaba a trabajar contrarreloj para presentar alegaciones a un proyecto que contenía casi seis mil folios.

Aún así desde la plataforma no desesperaron y continuaron su trabajo poco a poco. Un trabajo que debía compaginar la lectura y análisis de la amplísima información del proyecto con el recién comenzado de visibilización de unos problemas asociados a las minas de potasa que prácticamente eran desconocidos en la mayoría de las poblaciones afectadas por el proyecto Muga.

En Aragón este proyecto afecta a las poblaciones de Undués de Lerda esencialmente, y en menor medida a Urriés. En Nafarroa los municipios principalmente afectados son Xabier y Zangoza, que albergará la planta de tratamiento, aunque también afectaría en diferentes formas a Liédena y Yesa.

Desde la plataforma se han recorrido toda la geografía afectada manteniendo reuniones con ayuntamientos y grupos políticos con el fin de concienciar a unas poblaciones que hasta ese momento solo habían sido informadas de las supuestas "bondades" del proyecto por boca de la empresa.

Geoalcali es una empresa que pese a ser creada para la realización de estos proyectos mineros y sin experiencia previa en el sector, no escatima en esfuerzos, sobre todo económicos, para ganarse los favores de los consistorios afectados. Unos esfuerzos que en el caso de Zangoza, según fuentes cercanas al consistorio navarro que han informado a AraInfo, pasarían por la construcción de un nuevo campo de fútbol. Unos incentivos que también han prometido en otras poblaciones como Undués de Lerda, donde ofrecieron una cuenta corriente para "posibles problemas" derivados de la explotación.

Pero desde la plataforma se planteaban un trabajo constante de información de cara a mostrar todo lo que no eran las "bondades" vendidas por Geoalcali. Para ello se han reunido con el grupo en las Cortes de Aragón de Podemos, los grupos de Equo y EH Bildu en el Nafarroako Parlamentua, la Sustrai Erakuntza, así como con los consistorios de Zangoza, Liédena y Xabier, además de organizar dos charlas, con lleno en ambos salones, en Zangoza y Sos del Rey Católico.

Unas reuniones que van dando sus frutos, y que por el momento han conseguido el apoyo legal de Sustrai Erakuntza, fundación que nacía en 2010 en respuesta a las acciones contra el medioambiente en Nafarroa, y que ofrece apoyo técnico y legal contra proyectos agresivos con el medio.

El grupo político EH Bildu en el ayuntamiento de Zangoza lanzaba este miércoles la posibilidad de realizar una consulta ciudadana sobre el proyecto. "Creemos que un proyecto de esta envergadura debe ser conocido por la población" a lo que añadían "una vez informado, pensamos que debemos dar la palabra al pueblo de Zangoza para que sea partícipe de esta gran decisión".

Por su parte el otro partido en la oposición del consistorio de Zangoza, AISS, aseguraba que querían "garantías, mejoras y que los vecinos conozcan el proyecto. Un proyecto que de seguir adelante cambiará totalmente Sangüesa y su Comarca, su forma de vida, su economía, su paisaje".

Para el desarrollo de todo este trabajo la plataforma ha contado con el apoyo técnico de varios geólogos del Departamento de Ciencias de la Tierra en la Universidad de Zaragoza, que han contribuido a la disección de un intricado proyecto, en la búsqueda de errores en el planteamiento del mismo, y de posibles fallos sobre el EIA. Un trabajo que unido al de diversos vecinos y asociaciones ecologistas generaron a tiempo un pliego de alegaciones, de más de cuarenta folios, que ya fue presentado por Ecologistas en Acción, ANSAR, CGT Nafarroa, Sustrai Erakuntza, CGT Euskadi y Chunta Aragonesista.

Desde la plataforma continúan con su trabajo constante, tratando de dar su visión de un proyecto que consideran desmesurado y desmontando los argumentos económicos de la empresa Geoalcali, que en el fondo son los únicos que sustentan un EIA que de no contemplar estos beneficios sería claramente rechazado.

Además han planteado un pliego de alegaciones reducido con el fin de que sean presentadas el máximo número posible antes del 24 de agosto, fecha en la que finaliza el plazo de alegaciones para particulares, animando a cualquier persona a oponerse a un proyecto que cambiará sustancialmente el entorno de la Val d'Onsella, con numerosas afecciones medioambientales.

Autor/Autora

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies