Mundo

Un preso palestino muy grave debido a la huelga de hambre contra las detenciones administrativas

Khalid Jamal Farraj se encuentra en estado grave debido a la protesta que mantiene contra una política de detención que permite al Estado de Israel detener a palestinos en base a las informaciones reunidas por los servicios de inteligencia, sin que detenidos o abogados tengan derecho a conocer de qué se les acusa
| 21 abril, 2019 12.04
Un preso palestino muy grave debido a la huelga de hambre contra las detenciones administrativas
Prisión de Ketziot.

Khalid Jamal Farraj, profesor de educación física de 31 años, vive en el Campo de Refugiados de Dheisheh en Belén. En estos momentos está en régimen de detención administrativa desde enero de 2018. Khalid es uno de los presos  que se encuentra inmerso una huelga de hambre para denunciar la situación de injusticia que supone esta política de detención administrativa.

La detención administrativa permite encarcelar a sospechosos sin juicio, ni cargos, por periodos de seis meses prorrogables hasta los diez años. Se utilizó originariamente bajo mandato británico, pero tras la creación del Estado de Israel, las autoridades israelís adoptaron la norma como propia, convirtiéndose en uno de los elementos de represión política esencial en el conflicto palestino.

Khalid lleva preso de forma intermitente cinco años y medio de su vida. Desde hace más de un año en detención administrativa, motivo por el que inició una huelga de hambre junto a otros presos en la misma situación. La huelga se ha desarrollado en paralelo a la organizada en todo el Estado de Israel, secundada por más de 400 personas y que finalizaba el pasado 15 de abril.

Mientras Khalid continúa en huelga de hambre junto a otros cuatro presos siguiendo con la protesta en contra del sistema de prisión administrativa, su familia trata de visibilizar la situación en la que se encuentran y denuncian que hace meses que no se les permite visitarle.

Interno en la prisión de  Ketziot, en Al-Naqab, la familia no ha podido visitarle desde hace tres meses. La madre de Khalid, Mona, asegura “cuando se lo llevaron y lo interrogaron no hubo ninguna acusación” y que un capitán reclamó a Khalid para que se presentara en el checkpoint 300, donde finalmente fue detenido sin que la familia supiera que se trataba de una detención administrativa.

Mona Jamal Farraj, madre de Khalid.

Alrededor de 500 presos palestinos, de un total aproximado de 5.500 presos políticos, están bajo este régimen de detención administrativa, entre ellos tres miembros del Consejo Legislativo Palestino, el que de facto es el parlamento palestino.

Mona Jamal Farraj se encuentra muy preocupada por la salud de su hijo, del que le han informado se encuentra gravemente enfermo a causa de esta huelga de hambre, que se prolonga desde hace cuatro semanas. Mona, junto a otras familias y amigos participan en una vigilia que pide la liberación de estos presos en situación de detención administrativa, por la vulneración de los estándares de justicia más básicos, puesto que permite mantener en prisión a una persona sin acusación alguna.

La salud es lo que realmente preocupa a la familia. “Está en una situación muy mala”, nos cuenta Mona. “Hace días que no bebe agua con sal. La vomita. Ha perdido mucho peso. Sufre mucho dolor de cabeza y de articulaciones. Además, ahora está en aislamiento, con lo que no puede recibir la ayuda de sus compañeros”, afirma muy afectada la madre.

“En la prisión no les tratan correctamente, ni tienen los medicamentos necesarios. Cuando llegan al hospital están fatal”, asegura Mona, que se viene abajo al afirmar que “o lo llevan a un hospital  o lo perderé”.

El Ayuntamiento de Zaragoza traslada su preocupación por el estado de salud de Khalid

El Ayuntamiento de Zaragoza ha mostrado su preocupación por el delicado estado de salud de Khalid Jamal Farraj,  en huelga de hambre desde el 26 pasado de marzo.

La madre de Khalid Jamal Farraj ha pedido su liberación y que sea inmediatamente trasferido a un hospital porque está en una condición muy critica y podría morir en cualquier momento.

El Ayuntamiento de Zaragoza ha reclamado también el final de las detenciones administrativas del estado de Israel, y quiere mostrar su solidaridad con Khalid Jamal Farraj, sus familiares, así como con el conjunto de personas represaliadas por el régimen de apartheid que vive la población palestina.

La capital aragonesa está hermanada con la ciudad palestina de Belén, donde Israel ha encarcelado a 620 personas.

21 abril, 2019

Autor/Autora

Redactor. Integrante del Consello d’AraInfo. @maconejos


Vimeo
Ocurrió un error. Comprueba que el id 1756922 corresponde a un 0 y que existe.
Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR