UGT y la huelga de parques y jardines

Es triste y desalentador. Más de doscientos trabajadores entonando cánticos, en la puerta de la sede de un sindicato, en contra de los supuestamente defensores de dichos trabajadores. Es una sensación amarga y dolorosa, aunque no se pertenezca a dicha organización sindical. Sin los sindicatos el trabajador está muerto, laboralmente hablando. Es una realidad. Son los interlocutores válidos cuando hay cualquier negociación; nada, absolutamente nada, pasa sin la aprobación de los sindicatos. Prejubilaciones, ERES, convenios, pactos…, es la única comunicación con la patronal. Y si no es así, pónganse a temblar los carentes de representación sindical. Claro que es mejorable …

Asamblea de las y los jardineros durante la huelga.

Es triste y desalentador. Más de doscientos trabajadores entonando cánticos, en la puerta de la sede de un sindicato, en contra de los supuestamente defensores de dichos trabajadores. Es una sensación amarga y dolorosa, aunque no se pertenezca a dicha organización sindical. Sin los sindicatos el trabajador está muerto, laboralmente hablando. Es una realidad. Son los interlocutores válidos cuando hay cualquier negociación; nada, absolutamente nada, pasa sin la aprobación de los sindicatos. Prejubilaciones, ERES, convenios, pactos…, es la única comunicación con la patronal. Y si no es así, pónganse a temblar los carentes de representación sindical. Claro que es mejorable y criticable cualquier labor, pero los sindicatos mayoritarios son el reflejo de la sociedad y sin ellos el panorama no sería mejor. Y esto lo deberían saber hasta los representantes de los sindicatos minoritarios. Porque una cosa es querer cambiar las cosas y otra destruir las existentes. Dejando un hueco vacío mientras tanto.

Entonces, ¿por qué en el conflicto de Parques y Jardines, UGT está siendo criticada por los jardineros en lucha? Pues porque los delegados son encargados y mandos intermedios, o sea, puestos de confianza de la empresa. Y la empresa pone como condición en la negociación del convenio, que se refleje la consolidación de las contribuciones cobradas durante años ajenas al pacto laboral ¿Ahora se entiende un poco mejor? Y, ¿es legítima la petición de dichos mandos intermedios de consolidar la parte extra pactada entre ellos y la empresa, reflejándolo en el próximo convenio? Pues probablemente sí, pero si para conseguirlo, la empresa, lo emplea como intercambio en una negociación, siendo condición para avanzar en la misma, estarán de acuerdo conmigo en lo anómalo de la situación. No ponen no, los representantes empresariales, tanto empeño en que las jardineras recuperen el poder adquisitivo.

¿Este dinero, que hasta ahora pagaba la empresa a los encargados y demás puestos técnicos, de dónde saldría si se introduce en el nuevo convenio? Pues efectivamente, al estar integrado dicho convenio en los nuevos pliegos de condiciones, saldría de las arcas públicas. Es decir, además de beneficiarse del aumento salarial propiciado tras el conflicto, se incrementaría esa subida a la parte consolidada. Y todo esto lo consiguen beneficiándose de una huelga que no hacen ellos.

Así pues, la connivencia entre empresa y UGT no es sospechosa, es evidente. De ahí el enfado de la plantilla huelguista. ¡Ay! Más de un mes de huelga y lo que te rondaré morena…, o rubio; y un sindicato, supuesto defensor de los trabajadores, al ladico de la patronal contribuyendo a alargar un conflicto ya, de por sí, largo ¿A que es como para estar triste y desalentado?

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies