Altavoz

Torre Village: por lo civil o por lo criminal

Habrá Torre Village, todo parece indicar que sí, y lo habrá gracias a unos sumisos políticos que atienden a la voz del amo como aquel Paco, el Bajo, que retrató Delibes, y más tarde Camus, pero algo más pijos y perfumados
| 20 marzo, 2019 18.03
Torre Village: por lo civil o por lo criminal
Recreación del futuro Outlet en los terrenos de Pikolín.

De nuevo, con alevosía, contra los intereses del pequeño comercio, PSOE, PP y Ciudadanos han vuelto a colaborar, por enésima vez en el Ayuntamiento de Zaragoza. Y lo hacen para beneficio de una de las familias más potentadas de la ciudad, en merced de la familia Solans.

En concreto, los tres partidos de la, llamémosle, derecha económica han vuelto a remar juntos para aprobar en la Comisión de Urbanismo que el consistorio recurra la sentencia que anula el Plan Especial Urbanístico que permitía la construcción de una nueva gran superficie comercial, Torre Village. Como si anduviéramos faltos en Zaragoza.

El PSOE se lanzaba rampa abajo y pedía directamente, con otras palabras, las emitidas por Lola Ranera, que se modificara el PGOU a la carta para que la familia Solans no vea muy retrasada la apertura de su centro comercial. Lo hacen en la primera Comisión de Urbanismo, apenas veinte días después de que se conociera, tras la sentencia del TSJA que declaraba el Plan Especial “nulo de pleno derecho”.

No es ilógico cuando fue el propio Pérez Anadón el que suscribió, como consejero de Urbanismo en 2008, un acuerdo con Pikolín que, en palabras del Consejero delegado de Iberebro, Luis Barcelona, al Heraldo de Aragón, se definía en algo tan simple como que “a cambio de que Pikolín se quedara en Zaragoza se iban a cambiar los usos de las antiguas instalaciones de la carretera de Logroño para transformarlas en cualquier cosa menos vivienda”.

Sería en la siguiente legislatura de la era Belloch cuando por fin se aprobara el cambio de usos y ya en la legislatura actual, con gobierno de Zaragoza en Común, cuando el tripartito de la derecha económica –PSOE, PP, Ciudadanos– aprobara definitivamente, de forma indebida, según la sentencia el TSJA, un plan especial que incluía el uso como zona comercial.

Pero eso qué más dará. La realidad les pinta la cara y no se avergüenzan. Lo que hoy han impulsado en la Comisión de Urbanismo de Zaragoza PSOE, PP y Ciudadanos no es tanto la tabla de salvación de Torre Village, como la demostración de que los poderes económicos están muy por encima del entretenimiento fatuo de su política, que sirve para poco más que rellenar hojas de prensa y minutos de radio y televisión.

Lo que pretenden estos tres partidos no es el progreso de la ciudad, ni si quiera la solución a un problema que han enquistado ellos mismos con su política de servidumbre, tampoco la protección del empleo ante la posible amenaza de marcha de Pikolín. Lo que de verdad estiman es adular al amo, que el amo esté contento, que no se les enfade el amo. Muy señoritos y señoritas, pero más sumisos que el cuñado del Azarías, porque claro, algo enfadado debe andar el amo con tanto varapalo.

20 marzo, 2019

Autor/Autora

Redactor. Integrante del Consello d’AraInfo. @maconejos


Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR