Sobre el rastro

Rastro de Zaragoza. Foto: Derechos Civiles 15M

A) La pobreza es inevitable.

B) Hay que disciplinar a los pobres.

(Zaragoza, entre The Wire y Crónicas de un pueblo).

Nueva campaña.

Ahora el problema es la gente que vende lo que puede sin licencia por la calles, el rastro nocturno especialmente. Ni miseria, ni paro de larga duración eterna, ni salida... Venden lo que encuentran por la calle, lo que otros tiramos o depositamos en la calle, lo que sacan de los contenedores, lo que compran para revender... Desde el que va vendiendo mecheros o calcetines por los bares a la gente que vende sin licencia en el espacio del Rastro o por las calles del centro. No hay ninguna novedad. Esto pasa desde los tiempos del Rastro en el Mercado Central, Plaza de Toros, etc. Y más atrás históricamente siempre ha habido venta ambulante con o sin licencia (en Historia del Rastro. Los orígenes del Mercado popular de Madrid, 1740-1905 de José A. Nieto Sánchez leemos como la clase obrera en paro vende por las calles, y la autoridad municipal los persigue). Se llama sobrevivir. Y no contentarse con acudir a la puerta de la iglesia o los servicios sociales a recibir una comida y tratar a la vez de tener algo de autonomía (y autoestima).

Hay dos realidades. Una la ofensiva Heraldo, PSOE, algunos técnicos del Ayuntamiento y Jefes de la Policía Local haciendo méritos para un futuro sin ZeC. Stop: ¿se imaginan a un jefe de la Local presionando a Belloch sobre "lo que hay que hacer en la ciudad"? Nuestro ex jefazo al momento lo fulmina (con la mirada). Segunda realidad, tal vez más importante. Una emergencia social de gente pasándolo mal, muy mal y sin perspectivas de mejora. Si la autoimaginada clase media va para abajo imagínense a los precarios de siempre.

Claman contra la venta callejera, por una solución policial. Bueno no siempre es posible ni deseable. También es ilegal sacar de los contenedores, dormir en los cajeros o debajo del puente y nadie –de momento- pide intervención policial: la foto sería brutal.

¿Alguien piensa que es competencia lo que vende esa gente? Y si es competencia vamos a ver para quien. ¿El Corte Inglés, Puerto Venecia, Nike, Inditex? Sinceramente a estas alturas de la jugada que les zurzan (sólo Inditex defraudó 600 millones con ingeniería contable entre 2011 y 2014). ¿Al pequeño comercio? Ya despertó la gente sobre las Grandes Superficies. Vayamos al Rastro. Lo que necesita son mejoras para que todos –Mercado Ambulante y Rastro-Rastro- vendan más. Si hay una poca gente sobreviviendo en los márgenes no creo que sea el problema principal. Desde la Plataforma de Apoyo al Rastro de Zaragoza llevamos año y medio proponiendo unas mejoras como poner papeleras (no hay prácticamente), más ratio de autobuses, publicidad para dar a conocer entre los zaragozanos y visitantes este sitio comercial y social, organizar nuevas plazas de ventas para los actuales sin licencia... Como hay empleados del Ayuntamiento que hacen su trabajo y otros que no hacen más que poner trabas a todo cada iniciativa es una tarea titánica por parte de nuestros concejales (ellos no lo dirán, ya lo digo yo).

Sinceramente si se le impide a la gente desesperada vender cosas los llevaremos a la tesitura de tener que robar o robar con violencia. Claro que esa alternativa es un escenario que favorece a los de arriba. Así la gente dejaría de fijarse en Urdangarín, la Infanta, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, Caja Madrid, CAI, el rescate bancario y los miles de desahucios.

Mientras tratamos de montar una sociedad más justa déjenlos vender. Por lo menos déjenlos sobrevivir. No pasa nada, es una emergencia social. Es importante que el actual Ayuntamiento reciba otras voces, otras opiniones públicas. Presión por arriba ya recibe. Ahora falta saber que opina la gente.

Autor/Autora

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies