Si hay un camino el acceso es restringido. Capriles, como Rajoy, huye de la prensa

Esta pretendía ser una crónica al uso de un acto de campaña electoral de la oposición venezolana, en San Cristóbal, en el Estado Táchira, tal como pudimos hacer hace cuatro días en un acto similar del candidato socialista. Pretendíamos tener fotos del escenario, fotos del público, recoger lo dicho por el candidato y todo lo que se espera de un artículo informativo pero no pudo ser. No, no pudo ser, al más puro estilo del gobierno español del PP, no nos dejaron hacer nuestro trabajo. Llegamos dos horas antes del acto, como siempre, para solicitarle a la gente del acceso …

Foto: Cruz Tornay
Foto: Cruz Tornay
Foto: Cruz Tornay
Foto: Cruz Tornay

Esta pretendía ser una crónica al uso de un acto de campaña electoral de la oposición venezolana, en San Cristóbal, en el Estado Táchira, tal como pudimos hacer hace cuatro días en un acto similar del candidato socialista. Pretendíamos tener fotos del escenario, fotos del público, recoger lo dicho por el candidato y todo lo que se espera de un artículo informativo pero no pudo ser.

No, no pudo ser, al más puro estilo del gobierno español del PP, no nos dejaron hacer nuestro trabajo. Llegamos dos horas antes del acto, como siempre, para solicitarle a la gente del acceso de prensa la acreditación. Los chicos de la puerta nos dicen que ellos no pueden facilitárnosla y que además no saben quien podría hacerlo. Buscando por la misma zona encontramos una señora rubia de camiseta azul (en el lado donde no nos dejaban pasar) que decía ser la responsable de prensa del Comando de Campaña.

Desde el otro lado de la valla, le hacemos entender que venimos a cubrir la noticia para AraInfo [1], una agencia de noticias de Aragón, en el sur de Europa, y que nos gustaría acceder a donde la prensa para cubrir el evento y tomar declaraciones de los protagonistas. Nos responde que no le quedan acreditaciones y que por favor accedamos por donde el público normal a la zona en donde están las cámaras de televisión.

Le preguntamos si allí podremos tomar declaraciones de Capriles o alguno de los miembros del comando y nos responde que no lo cree, porque no va a atender a la prensa (excepto a la televisión local encargada de retransmitir el evento en vivo, como supimos más tarde) y que no es costumbre hacer ruedas de prensa durante la gira. Además, indica que en ese momento están en el aeropuerto todo el comando está esperando a Capriles y que llegarán directos para el acto sin tiempo para hablar con nadie.

Lo intentamos, caminamos entre la marabunta de gente, la mayoría provistos de su botellín de cerveza fría y rodeados de un olor que recordaba a las fiestas de San Lorenzo en Uesca en su segundo día. Al llegar al acceso del público hacia la zona indicada, nos encontramos con el bloqueo del acceso por el dispositivo médico y un enorme camión con el material restante del montaje del escenario. Conseguimos entrar pasando bajo al camión, y a los 15 minutos de seguir intentando acceder entre la marea de gente a la zona de prensa bajo un sol inmenso, decidimos desistir.

Nos dirigimos a una calle paralela para tomar declaraciones a los asistentes pero parecía otro imposible. La decimosexta persona invitada a hablar con nosotros es la primera que decide responder, es una señora mayor, y al verla a ella se unen sus tres acompañantes y un muchacho que se acerca con una cerveza en la mano y un plátano en la otra con claros síntomas de embriaguez. De las declaraciones sobresalía como preocupación la inseguridad y la necesidad de un cambio general tras 14 años del mismo gobierno, también se incidía en la promesa del candidato opositor de finalizar la división política existente en el país.

Nos quedamos con las ganas de escuchar en directo al candidato porque, aunque en segundo término decidimos escucharlo por radio, nos fue imposible debido a que su acto comenzó más de tres horas tarde y se nos solapó con otras tareas. De todos modos, nos cuentan que su discurso no llegó a una hora de duración.

Todo transcurrió exactamente a la inversa que en el acto de Maduro, donde estuvimos al lado de todos los medios y tuvimos oportunidad de entrevistar hasta a 4 personas del comando de campaña y fotografiar todo de cerca. Y dónde, de entre los asistentes, nadie nos negó unas declaraciones.

...

[David Jarne, es colaborador de AraInfo y corresponsal en América Latina]

[1] Debido a la advertencia que nos hicieron desde los medios locales sobre la imposibilidad de acreditarse como medio venezolano fuera del círculo cerrado de medios privados que suelen cubrirlo, decidimos utilizar la acreditación de Arainfo, medio para el que en otras ocasiones he colaborado. Tanto David Jarne como Cruz Tornay colaboran habitualmente en Corresponsales del Pueblo.

Autor/Autora

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies