Posicionamiento ante la farsa electoral en Nicaragua

Nosotras, feministas de diversos territorios, colectivos y redes que confluimos en la Articulación Feminista de Nicaragua, compartimos nuestra posición frente a la crisis socio-política que vive el país y la farsa electoral con que la Dictadura Ortega Murillo pretende perpetuarse en el poder. El colapso del Estado de derecho, la represión y la censura impide a la ciudadania nicaraguense protestar públicamente ante la sistemática violación de sus derechos humanos. El conjunto de las fuerzas de oposición ha defendido la vía electoral para resolver esta prolongada crisis que tanto daño está causando a la sociedad nicaragüense, sin embargo, el régimen Ortega …

Nosotras, feministas de diversos territorios, colectivos y redes que confluimos en la Articulación Feminista de Nicaragua, compartimos nuestra posición frente a la crisis socio-política que vive el país y la farsa electoral con que la Dictadura Ortega Murillo pretende perpetuarse en el poder.

El colapso del Estado de derecho, la represión y la censura impide a la ciudadania nicaraguense protestar públicamente ante la sistemática violación de sus derechos humanos.

El conjunto de las fuerzas de oposición ha defendido la vía electoral para resolver esta prolongada crisis que tanto daño está causando a la sociedad nicaragüense, sin embargo, el régimen Ortega Murillo ha creado todas las condiciones para llevar a cabo un nuevo fraude electoral, incluyendo el control total sobre el Consejo Supremo Electoral, la eliminación de toda competencia, la imposición de la censura y la criminalización de toda forma de protesta ciudadana.

A tres semanas de la realización de los comicios, denunciamos que más de 150 nicaragüenses guardan prisión por razones de conciencia, incluyendo a una mujer y 7 hombres aspirantes a la presidencia de la república, mientras dos más han tenido que salir al exilio para evitar la cárcel.

A pesar de los acuerdos suscritos con la Organización de Estados Americanos en el año 2016 y los firmados con los grupos de la oposición nicaragüense en el contexto del fallido diálogo en el 2019, el régimen Ortega-Murillo mantiene intacta la pretensión de perpetuarse en el poder por medio de la violencia, la manipulación de las leyes y la conculcación de derechos fundamentales de la ciudadanía.

Las feministas hacemos un llamado a la ciudadanía nicaragüense a rechazar este simulacro de elecciones y continuar organizándonos para defender el derecho a elecciones libres, transparentes y competitivas en un nuevo contexto de respeto a los derechos y libertades como dimensiones imprescindibles de la democracia.

Llamamos a las feministas del mundo a solidarizarse con el pueblo de Nicaragua en su justo reclamo de justicia y de respeto a sus derechos humanos, incluyendo el derecho a elegir libremente a sus gobernantes.

Esperamos de la comunidad internacional una respuesta congruente con los instrumentos internacionales suscritos por los Estado, incluyendo la Carta Interamericana que en su Artículo 3 establece como elementos esenciales de la democracia representativa, el respeto a los derechos humanos y las libertades fundamentales, el acceso y ejercicio del poder sujeto al estado de derecho y la realización de elecciones periódicas libres y transparentes.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies