Economía

Parte de la plantilla de Schindler protesta ante el Palacio de Congresos de Zaragoza

Pedían la readmisión de uno de los cuatro despedidos en los dos últimos meses, mientras en el interior, la empresa tenía una de sus citas anuales en las que entrega reconocimientos a parte de la plantilla en agradecimiento a su dedicación
| 18 enero, 2019 18.01
Parte de la plantilla de Schindler protesta ante el Palacio de Congresos de Zaragoza
Protesta ante el Palacio de Congresos. Foto: Pablo Ibáñez (AraInfo).

Schindler tenía hoy uno de esas citas que pretenden generar el ambiente familiar, de camaradería, de amistad incluso dentro de las empresas, aunque estas sean, como en el caso de esta multinacional de la elevación una empresa con cerca de 60.000 empleados y empleadas a lo largo y ancho del planeta. Una cita en la que la dirección de la planta de Zaragoza reconoce la valía de algunos de sus empleados.

Sin embargo, este viernes parecía que iba a ser distinto. Los últimos cuatro despidos han hecho mella en la plantilla y uno de ellos además, ha decidido rechazar la propuesta de la empresa en el Servicio de Arbitraje y Mediación de Aragón (SAMA), reclamando su reincorporación inmediata.

Hasta el pasado 5 de Enero las protestas por estos despidos se habían limitado a la puerta de la planta, en el poco visible Polígono Empresarium. En la víspera del día de Reyes la plantilla llevó estas protestas al centro de Zaragoza, concentrándose en la Glorieta Sasera, donde mostraron públicamente la ruptura de la paz social que se vivía en la empresa desde la última huelga del año 2007.

Día grande para la empresa. Un Palacio de Congresos engalanado. Unos ejecutivos elegantes con corbata institucional de color rojo. Los galardones preparados para premiar a los y las trabajadoras. Una muestra de la autodenominada “Responsabilidad Social Empresarial de Schindler”. Una jornada que nada debía enturbiar.

De hecho, Schindler al conocer la convocatoria de este viernes pidió una reunión con los delegados de USO, sindicato del que es afiliado Domingo Casaos, el único trabajador que no aceptó la propuesta de la empresa en el SAMA, para pedirles que, con el fin de no enturbiar tan magno acto, no llevaran a cabo la concentración ante el Palacio de Congresos, pues podía dar mala imagen, teniendo en cuenta que acudiría plantilla de fuera de Zaragoza, algunos de ellos acompañados de sus familias.

“Para ellos es un momento muy visual y no quieren que se les afee”, advertía  Domingo Casaos, que esta tarde ha podido protestar, arropado por familiares, amigos y compañeros, ante los mismos directivos de Recursos Humanos que le comunicaron su despido.

18 enero, 2019

Autor/Autora

Redactor. Integrante del Consello d’AraInfo. @maconejos


Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR