Altavoz

Nuestro futuro en Sipán (Loporzano)

Hace 23 años compramos con una ilusión infinita una casa en el diminuto pueblo de Sipán (Loporzano) para pasar allí buena parte de nuestro tiempo libre. Siempre tuvimos la idea de que, al jubilarnos, equilibraríamos nuestra vida entre Huesca y Sipán. ¡Menudo susto con la noticia de los proyectos de granjas intensivas que querían instalar...
| 17 julio, 2019 12.07
Nuestro futuro en Sipán (Loporzano)
Foto: Loporzano SIN Ganadería Intensiva

Hace 23 años compramos con una ilusión infinita una casa en el diminuto pueblo de Sipán (Loporzano) para pasar allí buena parte de nuestro tiempo libre. Siempre tuvimos la idea de que, al jubilarnos, equilibraríamos nuestra vida entre Huesca y Sipán.

¡Menudo susto con la noticia de los proyectos de granjas intensivas que querían instalar a menos de 2 kilómetros de nuestro pueblo! Conocemos bien las inaceptables molestias de olores a purines y las amenazas para la salud de las emisiones contaminantes de este tipo de granjas. Aunque vivimos en Huesca, seguimos la prensa holandesa que va publicando los nuevos y cada vez mas preocupantes resultados de estudios que avisan de los peligros del amoniaco, endotoxinas y partículas finas que las personas, aunque vivan a varios kilómetros de distancia de este tipo de instalaciones, respiran. Hemos considerado seriamente vender nuestra casa si llegan estas granjas intensivas. La venta tendría que ser antes de la llegada de las granjas, porque estamos convencidos de una bajada de precio de todas las casas situadas en una zona tan contaminada.

Hoy mismo me he presentado en las oficinas de la Seguridad Social de Huesca para pedir la jubilación. El proyecto de vida que tengo ahora, de vivir a caballo entre Sipán y Huesca, sigue en pie gracias a otras personas. Más de la mitad de la gente del municipio está en una situación parecida. Muchos viven todo el año o una parte, mientras otros pasan varios meses de su tiempo libre en su casa en algún pueblo del municipio de Loporzano.

Estos pueblos están situados en una zona privilegiada por la naturaleza, la tranquilidad y el aire limpio, a pie del Pirineo y a solo un paso de la capital de Huesca que ofrece todos los servicios necesarios. La única amenaza para el futuro de de los pueblos es la contaminación industrial producida por las granjas industriales que quieren instalar allí.

Además, el turismo de calidad que recibe la zona, que aporta ingresos económicos, dejará de venir cuando conozca la presencia de estas granjas. Espero con todo mi corazón que el Ayuntamiento de Loporzano tome las decisiones adecuadas para parar esta amenaza y mantener la felicidad de los dueños de las 25 casas de Sipán.

17 julio, 2019

Autor/Autora


Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR