Muere un joven de 21 años en una protesta ecologista en Occitania

Rémi, un joven de 21 años fue encontrado muerto ayer en la zona del río Tarn, en Occitania, después de una noche de cargas policiales en la zona, en donde desde el pasado 25 de octubre, grupos de ecologistas habían organizado jornadas en defensa de la zona, en donde está planeada la construcción de una presa.

Madrugada en Testet después de las cargas. Foto: Isabelle Rimbert
Madrugada en Testet después de las cargas. Foto: Isabelle Rimbert
Madrugada en Testet después de las cargas. Foto: Isabelle Rimbert

DIAGONAL / LA DIRECTA | Oriol Fuster | Rémi, un joven de 21 años fue encontrado muerto ayer en la zona del río Tarn, en Occitania, después de una noche de cargas policiales en la zona, en donde desde el pasado 25 de octubre, grupos de ecologistas habían organizado jornadas en defensa de la zona, en donde está planeada la construcción de una presa. El del campo francés no es un entorno amable y la zona del río Tarn no es excepción. Sociedad de cazadores y de catolicismo de línea dura, la riqueza del paisaje y el patrimonio arquitectónico contrastan con una realidad marcada por el paro, el caciquismo y el éxodo juvenil que sirve –por fuerza– a alcanzar grandes resultados al Frente Nacional (FN).

La radiografía de los movimientos sociales en los últimos años, por otra parte, no es extensa ni optimista. En el activismo político y cultural occitanista hay que sumar tres grandes temas propios: la lucha contra los proyectos de extracción de gas mediante fracturación hidráulica, la lucha contra los transgénicos –común con otras regiones– y el conflicto del ZAD –zona a defender– del Testet en que se enmarca la tragedia actual.

Según publica la web Reporterre.net, los primeros enfrentamientos con la policía comenzaron el domingo por la tarde. La policía usó gas lacrimógeno y granadas aturdidoras contra los activistas, que formaron una cadena humana frente a la policía. Aunque las cargas policiales se suavizaron durante la tarde, a las 2.00 de la madrugada, los agentes de la Compañía Republicana de Seguridad, equivalentes a la Unidad de Intervención Policial española, comenzaron a cargar de nuevo contra los ecologistas, esta vez con "empleo masivo de gases y disparos incontrolados de proyectiles", señala Reporterre.net. Durante esta carga, un testigo afirma haber visto caer al suelo a uno de los activistas. Por su parte, los gendarmes afirman que el joven sufrió una crisis cardíaca y que encontraron el cuerpo del fallecido durante la madrugada. El fiscal general de Albi, Claude Dérens, afirma que las causas de la muerte aún son indeterminadas y que al mediodía de hoy se sabrán los resultados de la autopsia.

Autor/Autora

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies