Mundo

Megaeventos deportivos: radiografía de los JJOO Río 2016

Mutirao Rio2016 disecciona los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, desde una perspectiva económica y social, como parte de esos megaeventos deportivos que se convierten en procesos de mercantilización y actuación especulativa en las ciudades
| 22 agosto, 2016 07.08
Megaeventos deportivos: radiografía de los JJOO Río 2016
Foto: Mutirao Rio2016

Los Mundiales de Fútbol, los Juegos Panamericanos, la Champion League y los Juegos Olímpicos tienen una característica en común: ser megaeventos deportivos. Estos acontecimientos son de escala internacional, multitudinarios y sofisticados. En la mayoría de las veces irrumpen en la vida de los países sede porque suceden en momentos separados de la rutina de la población y por lo tanto marcan hitos en la vida de las comunidades.

Los megaeventos deportivos se caracterizan por ser gestionados y planificados durante años y ejecutados, paradójicamente,  en períodos cortos. Entre sus objetivos buscan entretener, suscitar el fervor colectivo y fomentar el consumo de distintos sectores de la población.  Son acontecimiento festivos e hiper mediatizados.

También estos megaeventos deportivos generan la promesa de que la ciudad o país sede mejorará su infraestructura urbana, obtendrá altas ganancias económicas, conseguirá visibilidad mediática, atraerá grandes masas de turistas y logrará proyectar internacionalmente su “marca país”. Es decir, podrán demostrar al mundo su capacidad organizativa.

Desde hace tres décadas distintos países del mundo comenzaron a disputar ser sedes de estos megaeventos deportivos. El periodista brasilero Juca Kfouri se pregunta ¿Qué tienen en común Sudáfrica, Brasil, Rusia y Qatar como sedes del mundial de fútbol? Y al responder advierte: lo que comparten es poca fiscalización, mucha corrupción y poca movilización social.

El economista Martín Kalos analiza los impactos económicos que sufren los países por ser sede de los megaeventos deportivos.

Obligaciones jurídicas

Los megaeventos deportivos, por tratarse de una marca, suponen necesariamente una protección jurídica y derechos de propiedad. El Comité Olímpico Internacional impone obligaciones a las ciudades para conseguir ser sede de los Juegos Olímpicos.

Ya en el Mundial de 2014, Brasil tuvo que dejar de lado una Ley de 2003, que prohibía la venta de bebidas alcohólicas en los estadios. La FIFA solicitó al país que permita la venta de cervezas Budweiser en las canchas de fútbol.

Ahora para los Juegos Olímpicos el gobierno de Río de Janeiro, por pedido del Comité Olímpico Internacional, decretó la excepción impositiva a todos los patrocinadores de los JJOO (por ejemplo a Coca Cola, Dow, Bridgestone, Panasonic, Mc Donals, PyG, Visa, Samsung, etc).

Otras de las imposiciones jurídicas que aceptó Brasil fue sancionar una Ley Antiterrorista. Fue el Congreso quien la aprobó antes del apartamiento de Dilma Rousseff de la Presidencia de la Nación.

Nacho Lemus, periodista de Telesur, analiza las consecuencias directas de la Ley Antiterrorista en las calles y estadios de Río de Janeiro.

Los megaeventos deportivos,  tienen multipropósito y por tanto distintos efectos: positivos y negativos, tangibles e intangibles. Impactos con efectos temporales que se observan en el corto plazo y legados con efectos que perduran, que se quedan en el territorio sede como herencia o como consecuencia del acontecimiento.

Impactos de los megaeventos deportivos

Dentro de los impactos, los económicos son los que más resaltan. En el caso de Brasil, el Estado de Río de Janeiro atraviesa una gravísima crisis económica. El gobernador de Río de Janeiro, Francisco Dornelles, junto al presidente de la nación, Michel Temer, meses antes a la inauguración de los JJOO declararon el “Estado de Calamidad” pública en la ciudad de Río de Janeiro.

Esta medida en la práctica implica que el gobierno de Río de Janeiro puede adoptar medidas extraordinarias como cortar gastos y servicios públicos ó definir qué deudas paga y cuáles no.

Nacho Lemus analiza la situación social y económica que atraviesa Río de Janeiro.

Se estima que el costo total de organizar los JJOO en Río de Janeiro significó más de 9 mil millones de dólares.  El Comité Popular para la Copa del Mundo y las Olimpíadas señala que el sector privado paga menos del 38% de los costos de los Juegos y no el 57%, como sostiene el alcalde de Río de Janeiro, Eduardo Paes. Además advierte sobre la poca transparencia con que presenta la contabilidad el gobierno local.

Martín Kalos explica quienes son los verdaderos ganadores de los Juegos Olímpicos.

Legados de los megaeventos deportivos

Los megaeventos deportivos involucran siempre enormes proyectos arquitectónicos, por ejemplo la edificación de estadios, canchas, piletas, pistas de atletismo, etc. Por tanto uno de los legados más problemáticos es el espacio urbano modificado.

Brasil tuvo que realizar distintas edificaciones por ser anfitrión de los Juegos Olímpicos Militares (2011), de la Copa de las Confederaciones (2013), del Mundial de Fútbol (2014) y ahora de los Juegos Olímpicos (2016).  El Comité Popular para la Copa del Mundo y las Olimpíadas denuncia que estas construcciones tuvieron sus consecuencias.  Asegura que cerca de 22.059 familias han perdido sus hogares (un total de 77.206 personas) entre 2009 y 2015, a partir de proyectos de infraestructura relacionados con los megaeventos deportivos.

Nacho Lemus explica cómo la construcción de estadios para los Juegos Olímpicos desplazó a familias de sus barrios.

Militarización en los barrios

La militarización y el aumento de presupuesto para las fuerzas policiales es otra clave para entender los megaeventos deportivos.  Si bien en Río de Janeiro el presupuesto de la Seguridad Pública del Estado es mayor que el de Salud y Educación, el gobierno de Paes tuvo que solicitar al Estado Nación un fondo adicional de 850 mil millones de dólares. Que se destino a incrementar efectivos policiales en las calles de la ciudad.

El Comité Popular para la Copa del Mundo y las Olimpíadas denuncia que a raíz de una mayor presencia policial en los barrios, aumentó la cantidad de brasileros asesinados. Según sus estudios, entre mayo de 2016 y mayo de 2015, el crecimiento de asesinatos policiales se incrementó un 135%.

Nacho Lemus explica las consecuencias de la militarización en las favelas de Río de Janeiro.

22 agosto, 2016

Autor/Autora

Medios libres de Latinoamérica unidos para dar otra visión y cubrir los impactos sociales de los Juegos Olímpicos de Río 2016. @MutiraoRio2016


Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR