Mas se inventa una consulta alternativa para cumplir con la legalidad del Estado

DIAGONAL | El nuevo proceso sacará las urnas a las calle el 9 de noviembre. El president de la Generalitat, Artur Mas, ha anunciado esta mañana que el Govern seguirá adelante con sus planes para para conocer la opinión del pueblo catalán respecto al país en el que quieren vivir en el futuro. Pero no será con la consulta que se había pactado con el resto de partidos favorables a este proceso, sino mediante una alternativa que sí cumpliría con la legalidad que ha impuesto el Estado al recurrir –y suspender de facto– el decreto de convocatoria aprobado el pasado …

Artur Mas. Foto: Assemblea.cat
Foto: Assemblea.cat
Foto: Assemblea.cat

DIAGONAL | El nuevo proceso sacará las urnas a las calle el 9 de noviembre.

El president de la Generalitat, Artur Mas, ha anunciado esta mañana que el Govern seguirá adelante con sus planes para para conocer la opinión del pueblo catalán respecto al país en el que quieren vivir en el futuro. Pero no será con la consulta que se había pactado con el resto de partidos favorables a este proceso, sino mediante una alternativa que sí cumpliría con la legalidad que ha impuesto el Estado al recurrir –y suspender de facto– el decreto de convocatoria aprobado el pasado 30 de septiembre en la Cámara catalana y una parte de la Ley de Consultas aprobada por el Parlament. “Como no se puede hacer la consulta, la Generalitat se acogerá a los marcos legales existentes”, se ha justificado. El Govern se acoge así a las competencias de participación ciudadana que sí mantiene la Generalitat y que no han sido impugnadas por el Gobierno español.

El anuncio se produce apenas 12 horas después del fin de una reunión del bloque proconsulta en el Palacio de Pedralbes, que finalizó sin acuerdo sobre cómo responder a la paralización de la consulta por parte del Estado. Mientras que formaciones como ERC o las CUP apuestan por seguir adelante con los planes iniciales, con una "ruptura democrática", tal como apunta el diputado por las CUP Quim Arrufat, el Govern propone este nuevo proceso participativo que, en opinión de Mas, es “en esencia lo mismo, si por esencial entendemos que habrá locales abiertos que cubrirán todo el territorio catalán, habrá urnas y todo el mundo podrá votar la pregunta que se había acordado”. Sin embargo, Mas ha reconocido con esta decisión finaliza el consenso político existente entre las formaciones catalanas proconsulta, un acuerdo que dice haber defendido “por tierra, mar y aire”. “El consenso político es el eslabón más débil de la cadena, depende de los partidos que no se rompa, y eso no es responsabilidad del Govern, sino de los partidos (…) estos pueden ser parte de la solución o del problema, ellos son los que tienen que decidir”, ha afirmado el president.

Mas ha asegurado que tanto la consulta que estaba prevista el 9N como el proceso que ha anunciado hoy “no se puede considerar la consulta definitiva”, algo que, asegura “ya sabíamos todos”. El Govern apostaría así por unas elecciones “que los partidos y no el Govern transformen en un referéndum de facto” como camino a la independencia.

Si los planes de la Generalitat siguen adelante, el Ejecutivo catalán movilizará a 20.000 voluntarios para que toda la población mayor de 16 años pueda votar el 9 de noviembre. Además, se creará un “consejo general de participación para supervisar la transparencia de todo el proceso”, ha anunciado Mas, y se pedirá la colaboración de los ayuntamientos. Asimismo, el president ha pedido a la población que participen masivamente en la nueva consulta.

...

[Artículo original de Diagonal]

Autor/Autora

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies