Altavoz

Más negocio para la sanidad privada, otra hazaña de Pilar Ventura

Con la llegada de las vacaciones de navidad conocimos otro penoso capítulo de privatización de la sanidad por parte del gobierno de Aragón. De nuevo, como ocurriera con el anuncio de la privatización de la lavandería del H. Clínico, llega otra privatización encubierta: la firma de un convenio, el 27 de diciembre de 2018, entre...
| 10 enero, 2019 09.01
Más negocio para la sanidad privada, otra hazaña de Pilar Ventura
Foto de Archivo.

Con la llegada de las vacaciones de navidad conocimos otro penoso capítulo de privatización de la sanidad por parte del gobierno de Aragón. De nuevo, como ocurriera con el anuncio de la privatización de la lavandería del H. Clínico, llega otra privatización encubierta: la firma de un convenio, el 27 de diciembre de 2018, entre el SALUD y el Hospital San Juan de Dios. El convenio ha entrado en vigor el 1 de enero del presente año.

Si no era bastante grave que la sanidad pública aragonesa ya tuviera concertados servicios con este hospital (propiedad de la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios) por valor de 13 millones de euros anuales, ahora éste pasa a integrarse en la red pública sanitaria ampliando los contratos anteriores con la creación de una Unidad de Crónicos Complejos y asignándole directamente población de los centros de salud de Canal Imperial-Venecia, San José Sur y Torrero-La Paz (un total de 65.000 habitantes).

Este nuevo convenio suma 1,9 millones para un total de 59,6 millones de euros que todos pagaremos a la iglesia católica durante los cuatro años de vigencia del contrato. Ese dinero debería ir destinado a la dotación de más personal y recursos públicos para hacer frente a la posible epidemia de gripe, evitar el reciente fiasco del Hospital militar (ya ha tenido que cerrar su UCI por falta de personal) o atender a las demandas de los vecinos de San José para un nuevo centro de salud.

La creación de dicha Unidad se justifica “ante la necesidad del SALUD de medios personales y materiales para la correcta atención a pacientes crónicos dependientes”. Teniendo en cuenta que para la unidad de crónicos complejos se han habilitado 12 camas, ¿quieren decir que el SALUD no dispone de los recursos necesarios para asumir estos servicios? Pues claro que sí.

Lo que ocurre es que en el el hospital San Juan de Dios, como buena empresa privada, ahorra en costes para obtener beneficios y así cada cama puede salir más barata (cada cama tiene sus costes asociados en personal, etc.). Tengamos en cuenta la posibilidad de ahorrar en material y en sueldos de profesionales, incluso de disponer de su cuerpo de 150 voluntarios (los cuales recibían el premio Ebrópolis 4 días ante de la firma del convenio, por cierto).

Por otro lado, el Hospital de San Juan de Dios tiene acuerdos de colaboración con multitud de aseguradoras de salud (ADESLAS, DKV, MAPFRE, SANITAS, etc.), por lo que también nos preguntamos si se establece algún tipo de diferencia en la atención entre pacientes llegados de la pública o de la privada. Nosotros y nosotras venimos de la pública y es en la pública donde exigimos ser atendidos. Con recursos públicos, tanto materiales como personales.

Esta integración es una privatización encubierta, y se realiza “inyectando” a dicha Orden parte del dinero público de nuestra sanidad (escaso pero necesario) y que debería ir destinado a fortalecer nuestro sistema sanitario público en Aragón, estando demostrado además, que la provisión pública de servicios sanitarios tiene menores costes para obtener los mismos resultados en salud y que el empleo público se realiza en mejores condiciones laborales y salariales que el privado.

La gestión pública de los servicios y su contabilidad son más transparentes (recordamos al Gobierno de Aragón el fracaso del Consorcio con la MAZ–CASAR-, que su reversión al SALUD costó al erario público unos 20 millones de euros y que sus cuentas están siendo investigadas todavía por el Tribunal de Cuentas del Estado por haberse observado numerosas irregularidades que pueden ser constitutivas de delito).

Una vez más, el Gobierno de Aragón se pliega a los dictados de las empresas sanitarias privadas que, pretendiendo ampliar sus negocios con financiación pública, siguen insistiendo (esta misma semana la Fundación IDIS que aglutina a los principales grupos de hospitales y clínicas privadas así como de compañías aseguradoras del Estado) en que se impulse de forma decidida estas y otras formas de “colaboración” (privatización encubierta) entre los sectores público y privado.

La Asociación de Vecinos Montes de Torrero-Venecia y la Plataforma Contra la Privatización de la Sanidad de Aragónreclamamos al Gobierno de Aragón, que destine el dinero público asignado a esta integración para dotar de personal, medios y recursos propios al SALUD mediante una gestión 100% pública y eficiente.

10 enero, 2019

Autor/Autora


Vimeo
Ocurrió un error. Comprueba que el id 1756922 corresponde a un 0 y que existe.
Flickr
Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR