Los premios Cruz de Sobrarbe y la Ferieta de L'Aínsa animan el primer fin de semana de febrero en la localidad sobrarbense

Este domingo concluyó un fin de semana intenso y emotivo en L'Aínsa. La clausura de la Ferieta en la explanada del Castillo puso el broche de oro a un programa de actividades que comenzaba el sábado con la entrega de premios de la Cruz de Sobrarbe y que continuaba, al día siguiente, en la Villa Medieval para celebrar el encuentro de agroproductores, una tradición que se remonta al siglo XI y que este año se ha disfrutado en versión reducida.

Puesto de pan en la Ferieta. Foto: Ayuntamiento L'Aínsa

En total, dieciocho marcas de artesanía local pudieron, bajo estrictas medidas de seguridad (recorrido único, gel hidro alcohólico a la entrada y en cada stand, aforo limitado...), vender miel, azafrán, carne, queso, patés o chocolates, entre otras delicias del territorio. Se ha prescindido, eso sí, de atractivos como las subastas de comida y plantas, el concurso de perros truferos o las animaciones infantiles con el fin de evitar aglomeraciones. Todas estas precauciones no han impedido que se acercasen hasta la feria más de 1.500 personas, siendo en su mayoría vecinos y vecinas de la comarca.

El viernes, además, el Ayuntamiento entregó a cada uno de las y los estudiantes del Colegio Asunción Pañart una carrasca, acto simbólico que se repite año tras año y que esta vez tiene un plus de significado, pues se enmarca dentro del concurso a árbol europeo en el que compite la milenaria Carrasca de Lecina.

Por otro lado, en la tarde del viernes se produjo una jornada informativa online a cargo de UAGA. Se trataba de explicar las novedades en torno a la PAC y las ayudas vigentes dirigidas tanto a espacios naturales protegidos como a la incorporación de jóvenes a la actividad agraria y de modernización de explotaciones.

El alcalde Enrique Pueyo pone de relieve en esta edición que la Ferieta "ha servido para el reencuentro entre vecinos y vecinas de todo el Sobrarbe y estamos muy satisfechos con la acogida, que ha obligado a ampliar el horario". Desde la organización califican el evento de exitoso y consideran que "la facturación también ha sido muy buena, ya que al haber pocos puestos los beneficios se han repartido equilibradamente entre todos los participantes".

Un año más, la Ferieta de L'Aínsa ha sido posible gracias a la colaboración de diversas entidades como el Gobierno de Aragón, la DPH, La Comarca de Sobrarbe, la Cooperativa SCLAS y asociaciones locales.

Premios Cruz de Sobrarbe, un homenaje a los mayores del territorio

A la Ferieta le precedió el sábado la entrega de premios de la Cruz de Sobrarbe, de la que fueron testigos alrededor de 90 personas en el Centro Cultural. Ni las limitaciones ni la lluvia impidieron que el espacio se convirtiera en el escenario perfecto para poner en valor el infatigable trabajo de la Residencia La Solana (en junio cumplirá treinta años en funcionamiento) y del paleontólogo Jesús Cardiel.

Susana Pérez, concejala de sanidad y bienestar social, destacó el enorme esfuerzo realizado para mantener a salvo de la infección a todos los residentes. "Lograr este objetivo no ha sido casualidad, sino consecuencia de la actitud de dirigentes, empleados, usuarios de este servicio, familiares, personal médico del centro de salud, servicios sociales y demás servicios que la rodean", recalcó Pérez, a lo que añadió un entrañable agradecimiento por "hacer de La Solana una gran casa y con ello una gran familia".

Especialmente emocionante fue la intervención de Pilar Abad, de 94 años, que habló en representación de los residentes lanzando un mensaje de esperanza e ilusión. Tanto los mayores como sus trabajadoras han recibido las dosis de la vacuna y Pilar ya cuenta las horas para abrazar a los suyos.

Jesús Cardiel, investigador y propietario del Museo Paleontológico de Lamata, fue también protagonista en una tarde pasada por agua. Recibió de manos del presidente de la Diputación Provincial de Huesca, Miguel Gracia, el galardón con el que se le reconoce la ingente labor de difusión del pasado sobrarbense, en la que lleva involucrado décadas, a través de sus más de 120 artículos, tal y como recordaba el concejal de cultura Agustín Muñoz.

Destacan entre sus innumerables éxitos cosechados los libros "Nobiliario de Sobrarbe" y "Guía de campo de los fósiles de Sobrarbe. Invertebrados y Plantas" y el descubrimiento de un nuevo género y especie de sirenio o vaca marina localizado en un yacimiento sobrarbense bautizado con el nombre de "Sobrarbesiren cardieli". Cardiel dedicó el premio a sus padres y agradeció el "reconocimiento a las miles y miles de horas de investigación y estudio".

El acto, amenizado con la maestría al piano del profesor Rafael Caballero, de la escuela municipal José María Campo, se pudo seguir online desde la web del ayuntamiento.

Autor/Autora

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies